Anitza Freitez: Se necesitan políticas para incorporar más niños al sistema educativo en Venezuela

LA HUMANIDAD · 17 NOVIEMBRE, 2022 21:40

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Aunque Venezuela registra sus primeras mejoras económicas en los últimos años, el número de niños, niñas y adolescentes que permanecen fuera del sistema educativo sigue en aumento. En tres períodos escolares el país ha perdido casi 700.000 estudiantes, según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida del venezolano (Encovi) del 2022. 

En total, el estudio realizado por la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) calcula que la población desescolarizada —niños, niñas y adolescentes entre 3 y 17 años que no van al colegio— ya es de 1,5 millones, y cada año disminuye el número de inscritos. Solo entre 2021 y 2022 se reportaron 190.000 estudiantes menos

«Hay una situación de mejora económica, mejora de los ingresos, pero esa mejora está diferenciada por hogares. No todos los hogares se han beneficiado de la misma manera», dice Anitza Freitez, coordinadora del Proyecto Encovi, a Efecto Cocuyo.

Menos niños en etapa inicial

Uno de los grupos más afectados es el de 3 a 5 años, al que le corresponde la educación inicial. De acuerdo con la Encovi 2022, casi la mitad de los niños en esas edades en el país no están inscritos en el sistema educativo, pues la cobertura es de solo 56%. 

«La importancia de la educación inicial no está tan clara entre los hogares pobres, entonces a la hora de tener que recortar costos, porque aunque la educación sea pública, el hecho de mandar a un niño a la escuela tiene sus costos y si en esa escuela no hay el Programa de Alimentación Escolar (PAE), que podría ser un incentivo, o no funciona todos los días, los hogares sacan esas cuentas dentro de esa lógica: me cuesta mucho más mandarlo a la escuela que lo que voy a ganar con la inscripción y la asistencia regular de un niño de 4 años», expresa la investigadora.

Según Freitez, al tomar estas decisiones se priva a los niños y niñas de una oportunidad de aprendizaje que les va a servir para el desarrollo de un aprendizaje futuro. A su juicio, esta situación requiere de políticas del Estado para reducir los costos de la incorporación de los niños y niñas al sistema educativo. 

«Sin políticas claras desde el Estado venezolano que estén apuntando a reducir esos costos de los hogares más pobres para que puedan incorporar a sus niños al sistema educativo, va a ser difícil que esta situación de caída de la cobertura educativa vaya mejorando», añade. 

De acuerdo con la Encovi 2022, el funcionamiento del PAE sigue siendo deficiente en referencia a su focalización y frecuencia: entre los pobres extremos, más de la mitad de recibe alimentación solo algunos días o casi nunca. 

Te puede interesar: Diez claves sobre la Encovi 2022 que todo venezolano debe saber

Cómo cambiar la desigualdad

Uno de los principales hallazgos de la Encovi es el nivel de desigualdad en el país: el venezolano que más gana percibe 70 veces más que el venezolano que menos gana. Desde el punto de vista del ingreso, Venezuela es el país más desigual del mundo. 

Para el sociólogo Luis Pedro España, investigador de la Encovi, la desigualdad solo se puede disminuir a través de políticas de inclusión social.

«Dejados al mercado, seguiremos desiguales porque el mercado remunera según el que tiene más atributos. La única manera de cambiar eso es interviniendo el mercado con políticas sociales, que esa es la tarea difícil. Es tan difícil que el continente latinoamericano sigue siendo de los más pobres a pesar de que hay un conjunto de políticas que no tenemos en Venezuela de inclusión social, de mejoras en la seguridad social, de capacitación laboral, de diversificación de ofertas de empleo, de emprendimientos. Eso es lo que hay que trabajar y lo que nos falta», apunta el especialista.

Además de estas políticas, España llama a implementar políticas de juventud que generen oportunidades para los jóvenes, lo cual permitiría reducir la desigualdad al menos en el mediano plazo. 

«Es muy difícil sacar de la pobreza a una persona que tenga más de 40 años, es más fácil sacar de la pobreza a un joven», expresa. «Venezuela en algún momento tuvo un nivel de desigualdad de 0.42 y ahorita estamos montados en 0.60. Creo que se puede volver a lo que ha sido el nivel normal de desigualdad en Venezuela, pero para eso hay que hacer muchas cosas. La desigualdad no se va a reducir sola», destaca.

LA HUMANIDAD · 6 DICIEMBRE, 2022

Anitza Freitez: Se necesitan políticas para incorporar más niños al sistema educativo en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Aunque Venezuela registra sus primeras mejoras económicas en los últimos años, el número de niños, niñas y adolescentes que permanecen fuera del sistema educativo sigue en aumento. En tres períodos escolares el país ha perdido casi 700.000 estudiantes, según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida del venezolano (Encovi) del 2022. 

En total, el estudio realizado por la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) calcula que la población desescolarizada —niños, niñas y adolescentes entre 3 y 17 años que no van al colegio— ya es de 1,5 millones, y cada año disminuye el número de inscritos. Solo entre 2021 y 2022 se reportaron 190.000 estudiantes menos

«Hay una situación de mejora económica, mejora de los ingresos, pero esa mejora está diferenciada por hogares. No todos los hogares se han beneficiado de la misma manera», dice Anitza Freitez, coordinadora del Proyecto Encovi, a Efecto Cocuyo.

Menos niños en etapa inicial

Uno de los grupos más afectados es el de 3 a 5 años, al que le corresponde la educación inicial. De acuerdo con la Encovi 2022, casi la mitad de los niños en esas edades en el país no están inscritos en el sistema educativo, pues la cobertura es de solo 56%. 

«La importancia de la educación inicial no está tan clara entre los hogares pobres, entonces a la hora de tener que recortar costos, porque aunque la educación sea pública, el hecho de mandar a un niño a la escuela tiene sus costos y si en esa escuela no hay el Programa de Alimentación Escolar (PAE), que podría ser un incentivo, o no funciona todos los días, los hogares sacan esas cuentas dentro de esa lógica: me cuesta mucho más mandarlo a la escuela que lo que voy a ganar con la inscripción y la asistencia regular de un niño de 4 años», expresa la investigadora.

Según Freitez, al tomar estas decisiones se priva a los niños y niñas de una oportunidad de aprendizaje que les va a servir para el desarrollo de un aprendizaje futuro. A su juicio, esta situación requiere de políticas del Estado para reducir los costos de la incorporación de los niños y niñas al sistema educativo. 

«Sin políticas claras desde el Estado venezolano que estén apuntando a reducir esos costos de los hogares más pobres para que puedan incorporar a sus niños al sistema educativo, va a ser difícil que esta situación de caída de la cobertura educativa vaya mejorando», añade. 

De acuerdo con la Encovi 2022, el funcionamiento del PAE sigue siendo deficiente en referencia a su focalización y frecuencia: entre los pobres extremos, más de la mitad de recibe alimentación solo algunos días o casi nunca. 

Te puede interesar: Diez claves sobre la Encovi 2022 que todo venezolano debe saber

Cómo cambiar la desigualdad

Uno de los principales hallazgos de la Encovi es el nivel de desigualdad en el país: el venezolano que más gana percibe 70 veces más que el venezolano que menos gana. Desde el punto de vista del ingreso, Venezuela es el país más desigual del mundo. 

Para el sociólogo Luis Pedro España, investigador de la Encovi, la desigualdad solo se puede disminuir a través de políticas de inclusión social.

«Dejados al mercado, seguiremos desiguales porque el mercado remunera según el que tiene más atributos. La única manera de cambiar eso es interviniendo el mercado con políticas sociales, que esa es la tarea difícil. Es tan difícil que el continente latinoamericano sigue siendo de los más pobres a pesar de que hay un conjunto de políticas que no tenemos en Venezuela de inclusión social, de mejoras en la seguridad social, de capacitación laboral, de diversificación de ofertas de empleo, de emprendimientos. Eso es lo que hay que trabajar y lo que nos falta», apunta el especialista.

Además de estas políticas, España llama a implementar políticas de juventud que generen oportunidades para los jóvenes, lo cual permitiría reducir la desigualdad al menos en el mediano plazo. 

«Es muy difícil sacar de la pobreza a una persona que tenga más de 40 años, es más fácil sacar de la pobreza a un joven», expresa. «Venezuela en algún momento tuvo un nivel de desigualdad de 0.42 y ahorita estamos montados en 0.60. Creo que se puede volver a lo que ha sido el nivel normal de desigualdad en Venezuela, pero para eso hay que hacer muchas cosas. La desigualdad no se va a reducir sola», destaca.

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO