Sentencia ratifica que Correo del Caroní tiene prohibido informar sobre corrupción en CVG

LA HUMANIDAD · 20 JULIO, 2016 09:41

Ver más de

Jesús Noel Hermoso Fernández | @Jesus_Hermoso


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

«Sin lugar» declaró la Sala Única de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal de Bolívar, la apelación emitida por el Correo del Caroní contra la sentencia que condena con cárcel al director del diario, David Natera Febres, por difamación e injuria continua luego de publicar varios trabajos de investigación en el que denuncian corrupción en la Ferrominera Orinoco (FMO).

La sentencia contra el diario fue emitida en marzo por el Tribunal Penal Sexto de Juicio de Puerto Ordaz y condena a Natera con sentencia de cuatro años de prisión y una multa de 1.137 unidades tributarias por haber realizado una cobertura informativa sobre el caso de corrupción en la Corporación Venezolana de Guayana.

Además, la sentencia impone la prohibición de publicar noticias relacionadas con un empresario de la región, en cuanto al caso de corrupción en FMO, y la prohibición de salida del país y presentación cada 30 días, con la aclaratoria -según explica el abogado defensor Morris Sierralta al diario- que se aplica esas medidas porque la pena no llega a cinco años, de lo contrario el juez hubiese privado de libertad de forma inmediata.

La demanda contra Correo del Caroní fue realizada por el empresario Yamal Mustafá, quien demandó al director del diario, David Natera Febres, por los delitos de difamación e injuria. Luego de que el tribunal admitiera la demanda, emitió una medida para prohibir a Correo del Caroní divulgar información sobre este caso de corrupción, lo que para el diario constituye una vulneración del «derecho a la información del pueblo de Guayana y de Venezuela de conocer las incidencias de un caso de interés público».

Para la Corte Interamericana de Derechos Humanos esta sentencia constituye la criminalización del periodismo de investigación en el país. Por su parte, el Instituto Prensa y Sociedad (Ipys) Venezuela también declaró que la demanda contra Correo del Caroní, interpuesta en 2013, «viola los estándares internacionales de la libertad de expresión«. Ipys, entre 2013 y 2015, registró 29 demandas por difamación. Además, en 2015 el Comité de Derechos Humanos de la ONU ordenó a Venezuela eliminar las penas por difamación e injuria en casos de investigación periodística.