«¿Si nos salimos para dónde nos vamos?»: baruteños tras muerte de embarazada por colapso de vivienda

LA HUMANIDAD · 9 OCTUBRE, 2022 19:13

Ver más de

Deisy Martínez

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Aún llovía y Verónica estaba con su mamá en la casa. La señora salió un momento y a los pocos minutos el cerro se vino abajo. El estruendoso ruido acompañó el derrumbe de una pared que aplastó boca abajo a la joven mujer.

«Eran como las 3:00 de la tarde. Protección Civil la sacó y ella decía que estaba bien, pero entró en paro y no llegó al hospital. Tenía 32 semanas de embarazo», relató Naybé Sánchez, miembro del consejo comunal de La Planada, del Barrio La Unión, municipio Baruta.

Verónica Rodríguez, de 25 años, fue la mujer en estado de gravidez, cuya muerte fue informada por el alcalde de Baruta, Darwin Rodríguez.

El mandatario dio a conocer la noticia la noche de este sábado 8 de octubre, como consecuencia de un derrumbe ocasionado por las incesantes lluvias en esta localidad del área metropolitana de Caracas. La joven madre era la esposa de un funcionario de la policía municipal. El hecho ocurrió en la calle El Milagro de Hoyo de La Puerta.

Al momento de la llegada del equipo de Efecto Cocuyo este domingo 9 de octubre a la zona, cerca del mediodía, un grupo de vecinos trataba de que terminaran de caer las partes de la vivienda tapiada, que todavía estaban suspendidas. Algunos comentaron que la joven sería velada en la funeraria El Rosal, de Chacaíto.

Baruta- Derrumbes- Hoyo de la Puerta
La vivienda donde falleció Verónica Rodríguez con 32 semanas de embarazo

¿Para dónde nos vamos?

Edward Figueroa, de 51 años, tomaba fotos y videos de las labores. Su casa, ubicada a escasa distancia más abajo, fue afectada por la caída de escombros de la vivienda tapiada y dañó láminas de zinc, paredes, vidrios, además de que provocó una entrada de agua «como una catarata» que no encontraba otro cauce debido al derrumbe.

«Yo no estaba en la casa, pero me dicen que todo pasó muy rápido. Mi esposa que está recién operada por cáncer de seno, tuvo que salir», contó.

Figueroa al igual que otras 22 familias, que residen 17 viviendas de La Planada y parte baja de la Esperanza en el Barrio Unión, saben que sus hogares y sus vidas están en riesgo, pero se negaban a salir de la casas.

«¿Para dónde nos vamos?», se preguntaban algunos, mientras miembros del consejo comunal los invitaban a resguardarse en casas de vecinos o dirigirse a la escuela rural Manuelita Sáenz, donde se activó un refugio.

El patio de la vivienda de madera de Erika Espinoza, de 34 años, ubicada en La Planada, desapareció en gran parte y fue a parar al fondo. Vive con su madre de 80 años y cuatro hijos pequeños. Su casa también se ha llenado de agua. Dijo estar consciente del peligro, pero tomará la decisión de irse cuando Protección Civil le diga qué hacer.

Baruta- Derrumbes- Hoyo de la Puerta
22 familias están en riesgo de perder sus viviendas en Hoyo de La Puerta por las lluvias

El mismo daño sufrió el patio de Nelly Caro, de 65 años, quien vive sola en la parte baja de La Esperanza. Le preocupa que el terreno siga cediendo y aplaste a dos personas de la tercera edad que también viven solos en la casa que queda abajo.

Por «encimita»

Pese a la humedad del ambiente y un derrumbe, otro grupo de vecinos echaba cemento a la entrada de la casa de Soraida Peña, que vive con su esposo y un adolescente de 13 años. El trabajo corría el riesgo de perderse si volvía a llover.

Baruta- Derrumbes- Hoyo de la Puerta
Vecinos de Baruta hacían reparaciones por daños ocasionados por las lluvias

Un barranco se deslizó y trajo consigo un árbol que fue a parar a un costado de la vivienda de Peña, pero el deslizamiento afectó más a otra casa en la parte abajo, donde sus habitantes sacaban el barro con palas.

El acceso a la casa de Consuelo Alcalá, donde viven tres adultos y dos adolescentes, quedó completamente obstruido la noche del 8 de octubre, según relató.

La causa: otro deslizamiento a un lado de la vivienda. Entre todos, con palas y carretillas, limpiaron hasta despejar el lugar de piedras, matas y pantano. Se quejaban de que Protección Civil y las autoridades municipales solo inspeccionaron este domingo por «encimita» el barrio y que a su casa no llegaron.

Alcalá junto a su esposo e hijos limpiaban el patio de su vivienda

«Hace días sí vinieron los de Protección Civil, pero no hacen nada. Lo único que hacen es decirnos que nos salgamos a casa de familiares, como si eso fuera tan fácil», reprochó.

Solo dos familias aceptaron refugio

Una pareja con tres niños pequeños y una madre soltera con cuatro de sus seis hijos, más una nieta, fueron los únicos que este domingo, pasado el mediodía, aceptaron refugiarse en la escuela.

La casa de Arleni Betancourt, quien tiene 33 años, tiene un muro que amenaza con aplastarla desde el techo si sigue lloviendo como lo ha hecho en más de una semana. Comentó a Efecto Cocuyo que miembros del consejo comunal la convencieron de salir junto a su esposo y tres hijos, uno de meses, desde la noche del sábado.

Confesó que estaba pensando en volver si ve que las autoridades no le dan respuesta rápida de reubicación.

Quien no tiene opción es Irlanda Flores, de 32 años, cuatro hijos y una nieta. Con lágrimas en los ojos, relató que con lluvia y sin luz logró salirse de su vivienda antes de que se derrumbara por completo, cerca de las 8:00 p.m. del sábado.

Baruta- Derrumbes- Hoyo de la Puerta
Solo dos familias habían aceptado refugio en la escuela rural Manuelita Sáenz de Hoyo de la Puerta

«Hace tres meses los de Protección Civil nos advirtieron que teníamos que desalojar la casa, pero para dónde nos íbamos. Yo trabajo en el mercado de Coche y desde hace días no voy pendiente de la casa y los hijos, porque ha llovido mucho», comentó.

El presidente del Concejo Municipal de Baruta, Luis Aguilar, se acercó a la escuela de solo tres salones, donde prometió que les haría llegar comida, leche, juguetes y medicamentos para el asma de dos pequeños de Flores. Acto seguido llegó la exconcejal del Psuv, Georgette Topalian, con alimentos, junto a otros miembros de la Cámara Municipal, que también llevaron bolsas del Clap.

La directora de la escuela, Yusmary Echegaray, indicó que al menos este lunes 10 de octubre no habrá clases. Los niños en condiciones de refugio también estudian allí.

 

 

 

Si quieres saber más sobre este tema, lee también:

LA HUMANIDAD · 29 NOVIEMBRE, 2022

«¿Si nos salimos para dónde nos vamos?»: baruteños tras muerte de embarazada por colapso de vivienda

Texto por Deisy Martínez
Foto por Mairet Chourio

Aún llovía y Verónica estaba con su mamá en la casa. La señora salió un momento y a los pocos minutos el cerro se vino abajo. El estruendoso ruido acompañó el derrumbe de una pared que aplastó boca abajo a la joven mujer.

«Eran como las 3:00 de la tarde. Protección Civil la sacó y ella decía que estaba bien, pero entró en paro y no llegó al hospital. Tenía 32 semanas de embarazo», relató Naybé Sánchez, miembro del consejo comunal de La Planada, del Barrio La Unión, municipio Baruta.

Verónica Rodríguez, de 25 años, fue la mujer en estado de gravidez, cuya muerte fue informada por el alcalde de Baruta, Darwin Rodríguez.

El mandatario dio a conocer la noticia la noche de este sábado 8 de octubre, como consecuencia de un derrumbe ocasionado por las incesantes lluvias en esta localidad del área metropolitana de Caracas. La joven madre era la esposa de un funcionario de la policía municipal. El hecho ocurrió en la calle El Milagro de Hoyo de La Puerta.

Al momento de la llegada del equipo de Efecto Cocuyo este domingo 9 de octubre a la zona, cerca del mediodía, un grupo de vecinos trataba de que terminaran de caer las partes de la vivienda tapiada, que todavía estaban suspendidas. Algunos comentaron que la joven sería velada en la funeraria El Rosal, de Chacaíto.

Baruta- Derrumbes- Hoyo de la Puerta
La vivienda donde falleció Verónica Rodríguez con 32 semanas de embarazo

¿Para dónde nos vamos?

Edward Figueroa, de 51 años, tomaba fotos y videos de las labores. Su casa, ubicada a escasa distancia más abajo, fue afectada por la caída de escombros de la vivienda tapiada y dañó láminas de zinc, paredes, vidrios, además de que provocó una entrada de agua «como una catarata» que no encontraba otro cauce debido al derrumbe.

«Yo no estaba en la casa, pero me dicen que todo pasó muy rápido. Mi esposa que está recién operada por cáncer de seno, tuvo que salir», contó.

Figueroa al igual que otras 22 familias, que residen 17 viviendas de La Planada y parte baja de la Esperanza en el Barrio Unión, saben que sus hogares y sus vidas están en riesgo, pero se negaban a salir de la casas.

«¿Para dónde nos vamos?», se preguntaban algunos, mientras miembros del consejo comunal los invitaban a resguardarse en casas de vecinos o dirigirse a la escuela rural Manuelita Sáenz, donde se activó un refugio.

El patio de la vivienda de madera de Erika Espinoza, de 34 años, ubicada en La Planada, desapareció en gran parte y fue a parar al fondo. Vive con su madre de 80 años y cuatro hijos pequeños. Su casa también se ha llenado de agua. Dijo estar consciente del peligro, pero tomará la decisión de irse cuando Protección Civil le diga qué hacer.

Baruta- Derrumbes- Hoyo de la Puerta
22 familias están en riesgo de perder sus viviendas en Hoyo de La Puerta por las lluvias

El mismo daño sufrió el patio de Nelly Caro, de 65 años, quien vive sola en la parte baja de La Esperanza. Le preocupa que el terreno siga cediendo y aplaste a dos personas de la tercera edad que también viven solos en la casa que queda abajo.

Por «encimita»

Pese a la humedad del ambiente y un derrumbe, otro grupo de vecinos echaba cemento a la entrada de la casa de Soraida Peña, que vive con su esposo y un adolescente de 13 años. El trabajo corría el riesgo de perderse si volvía a llover.

Baruta- Derrumbes- Hoyo de la Puerta
Vecinos de Baruta hacían reparaciones por daños ocasionados por las lluvias

Un barranco se deslizó y trajo consigo un árbol que fue a parar a un costado de la vivienda de Peña, pero el deslizamiento afectó más a otra casa en la parte abajo, donde sus habitantes sacaban el barro con palas.

El acceso a la casa de Consuelo Alcalá, donde viven tres adultos y dos adolescentes, quedó completamente obstruido la noche del 8 de octubre, según relató.

La causa: otro deslizamiento a un lado de la vivienda. Entre todos, con palas y carretillas, limpiaron hasta despejar el lugar de piedras, matas y pantano. Se quejaban de que Protección Civil y las autoridades municipales solo inspeccionaron este domingo por «encimita» el barrio y que a su casa no llegaron.

Alcalá junto a su esposo e hijos limpiaban el patio de su vivienda

«Hace días sí vinieron los de Protección Civil, pero no hacen nada. Lo único que hacen es decirnos que nos salgamos a casa de familiares, como si eso fuera tan fácil», reprochó.

Solo dos familias aceptaron refugio

Una pareja con tres niños pequeños y una madre soltera con cuatro de sus seis hijos, más una nieta, fueron los únicos que este domingo, pasado el mediodía, aceptaron refugiarse en la escuela.

La casa de Arleni Betancourt, quien tiene 33 años, tiene un muro que amenaza con aplastarla desde el techo si sigue lloviendo como lo ha hecho en más de una semana. Comentó a Efecto Cocuyo que miembros del consejo comunal la convencieron de salir junto a su esposo y tres hijos, uno de meses, desde la noche del sábado.

Confesó que estaba pensando en volver si ve que las autoridades no le dan respuesta rápida de reubicación.

Quien no tiene opción es Irlanda Flores, de 32 años, cuatro hijos y una nieta. Con lágrimas en los ojos, relató que con lluvia y sin luz logró salirse de su vivienda antes de que se derrumbara por completo, cerca de las 8:00 p.m. del sábado.

Baruta- Derrumbes- Hoyo de la Puerta
Solo dos familias habían aceptado refugio en la escuela rural Manuelita Sáenz de Hoyo de la Puerta

«Hace tres meses los de Protección Civil nos advirtieron que teníamos que desalojar la casa, pero para dónde nos íbamos. Yo trabajo en el mercado de Coche y desde hace días no voy pendiente de la casa y los hijos, porque ha llovido mucho», comentó.

El presidente del Concejo Municipal de Baruta, Luis Aguilar, se acercó a la escuela de solo tres salones, donde prometió que les haría llegar comida, leche, juguetes y medicamentos para el asma de dos pequeños de Flores. Acto seguido llegó la exconcejal del Psuv, Georgette Topalian, con alimentos, junto a otros miembros de la Cámara Municipal, que también llevaron bolsas del Clap.

La directora de la escuela, Yusmary Echegaray, indicó que al menos este lunes 10 de octubre no habrá clases. Los niños en condiciones de refugio también estudian allí.

 

 

 

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

1

QUÉ CHIMBO