Rufo Chacón: Pido ayuda para ver al menos un poco, esto es una oscuridad continua - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 19 JULIO, 2019 14:57

Rufo Chacón: Pido ayuda para ver al menos un poco, esto es una oscuridad continua

Texto por Cristofer García | @cristofueg

Ver más de

Cristofer García | @cristofueg

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Rufo Chacón quiere ver de nuevo. Vive en oscuridad total desde que disparos de perdigones lo dejaron sin ojos. Su única esperanza es un trasplante de globos oculares fuera del país.

“Espero una ayuda para poder recuperar la vista. Por lo menos ver un poco. Porque es una oscuridad continua, uno no ve nada. Es tener los ojos cerrados”, comentó Chacón este viernes 19 de julio.

Habla pausado, con pocas palabras y casi tímido. Lleva la cara untada de crema, donde aún resaltan las heridas de los 52 perdigones que lo impactaron en el rostro. En su ojo izquierdo también recibió seis proyectiles y en el derecho ocho. Unos lentes de sol ocultan las heridas de donde sustrajeron sus ojos, ya perdidos.

Distintos países han manifestado interés en ayudar al joven tachirense de 16 años, según aseguró su madre, Adriana Parada. Sin embargo, requiere aún de un informe médico para conocer las probabilidades de que recupere la vista.

Se encuentran en Caracas por exámenes médicos, previo al proceso quirúrgico al que debe someterse Rufo en un lapso de 40 días para colocarse prótesis y evitar que se cierren sus cavidades oculares. Él, junto a su mamá, pide ayuda para que se atienda su caso.

“El único apoyo que les pido es que no se olviden de mi”, afirmó.

Sin embargo, en medio del sufrimiento que atraviesa, Rufo aún sonríe. Es fanático apasionado del fútbol y de la estrella argentina Lionel Messi. Solía ver los partidos del Barcelona, cuando no ayudaba en casa a reparar equipos electrónicos, por sus dos cursos técnicos. Además, disfruta de comer chocolate y helado.

Esta es la primera vez que visita la capital y se entristece al no poder ver los altos edificios que ahora solo puede imaginar. Su hermano le relata la ciudad sin muchos detalles, para no afectarlo.

“Esperanza, fe y fuerza”, dice con ánimo Chacón.

El joven tachirense perdió la vista el pasado 1 de julio, cuando protestaba junto a un grupo de personas en Táriba, Táchira, en exigencia del servicio de gas doméstico. La policía de la entidad andina arremetió contra los manifestantes.

No obstante, el joven Rufo agradece el apoyo que ha recibido de distintas organizaciones y de los venezolanos en su caso. También pidió a los organismos internacionales, como la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que haya justicia contra quienes lo cegaron.

“Gracias por todo el apoyo que me ha dado mi mamá y toda mi familia (…) y que se haga justicia”.

Días de tristeza

“Estos días han sido triste verlo sin ojos (…) el cuenta los días, lleva los minutos. El quiere ver”, comentó su madre en rueda de prensa este viernes. Parada hizo un llamado a la comunidad internacional para que la ayude en el caso de Rufo.

“Después de que lo operen, quiero pedirle el apoyo a todos los médicos de otros países que me ayuden con mi niño. Yo les pido que me ayuden a hacer el enlace para llevar al niño hasta allá”, dijo.

Aseguró que, a pesar de las dificultades que traviesa, funcionarios de la administración de Nicolás Maduro no se han comunicado con ella. Indicó que requiere el trámite de sus pasaportes, pero en Táchira le comunicaron que no había material.

“Yo exijo el pasaporte de mi hijo, para poderlo sacar del país porque aquí no voy a encontrar lo que necesito para que se recupere”.

Rufo lo único que le pide a su madre es recuperar la vista. Parada confía en que, al conocer los informes, habrá procedimiento médico para que el joven pueda ver nuevamente.

“Hoy se despertó diciendo que había soñado que volvía a ver, que veía la luz. El niño lo que me pide es ver. Le pido que siga estudiando, pero él dice: ‘¿Cómo estudio si no veo?'”.

También, durante la rueda de prensa, Alfredo Romero, director de Foro Penal, organización que lleva el caso de Chacón, denunció que hasta este viernes 19 de julio no habían sido trasladados a su sitio de reclusión, los policías que dispararon contra Rufo, detenidos por el delito de homicidio frustrado.

“Se ordenó que fueran trasladados al centro penitenciario en Santa Ana (Táchira). La sorpresa es que estos individuos se encuentran en la misma policía que se hizo cómplice de la violación a los derechos humanos”, dijo Romero.

Reiteró el llamado a las autoridades a que se cumplan las órdenes judiciales. “Aquí no se trata de que el Estado ayude a Rufo, aquí hay una responsabilidad muy grave del Estado por violaciones a los derechos humanos”.

Lea también:

Siete claves de la agresión de funcionarios de Politáchira que cegaron al adolescente Rufo Chacón

Fotos: Iván Reyes