Puerto Rico oficializa en matrimonio a más de 60 parejas homosexuales

LA HUMANIDAD · 16 AGOSTO, 2015 20:15

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 

Después de 41 años de noviazgo, finalmente, Eliseo Natal y Charlie Martínez pudieron casarse. Se conocieron en la Nueva York de los 70, una época en la que la homosexualidad era señalada y discriminada, según Natal.

“Hoy es un día maravilloso e increíble para nosotros”, dijo el recién casado en el paseo La Princesa, área turística de Puerto Rico, en donde contrajeron matrimonio junto a más de 60 parejas homosexuales por primera vez en la historia de ese país luego de que el Tribunal Supremo de EEUU declarara constitucional esas uniones, el 26 de junio de 2015.

«El mensaje es que las personas pueden hacerse su propia vida, ser feliz y amarse al nivel que quieran, amarse no importa lo que hagan», añadió Natal, militar retirado, antes de arrancar la marcha nupcial y caminar frente a cientos de visitantes que acudieron a la ceremonia.

Las más de sesenta parejas fueron casadas por 23 líderes de distintas congregaciones religiosas frente a la sede de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, agencia que promueve la isla caribeña como destino internacional de bodas para personas del mismo sexo.

Este hecho histórico garantiza que los nuevos matrimonios se beneficien de los mismos derechos con que cuentan las parejas heterosexuales como realizar conjuntamente las declaraciones sobre ingresos, los derechos de pensiones y el de herencia, tal y como estipula el Código Civil de Puerto Rico.

«Esto es lo mejor que nos ha tocado porque si él se enferma, pues yo puedo estar con él y nadie se puede meter en eso«, expresó Natal.

Pedro Cátala y José Otero también pudieron unirse en matrimonio. «Ahora tendremos los mismos derechos de cualquier matrimonio heterosexual y su próximo plan será adoptar», resaltó Cátala, quien es maestro y su pareja es supervisor en el Departamento de Educación.

Por su parte, el activista Pedro Julio Serrano describió el acto a EFE como «un gran triunfo” por el que han luchado dos décadas.

«Por muchos años nuestra dignidad fue pisoteada, nuestra humanidad fue cuestionada, nuestros derechos fueron ignorados y hoy se restituye todo eso», sostuvo Serrano, máximo representante de la comunidad homosexual en Puerto Rico.

Tras la marcha nupcial, cada líder religioso ofreció desde una tarima un mensaje a los nuevos matrimonios y luego descendieron para casar legalmente a las parejas.

El cantante puertorriqueño Glenn Monroig interpretó una canción que finalizó con un brindis para sellar el momento.

Con información de EFE