Provea demandará al BCV ante el TSJ si no publica los índices de precios y escasez

ECONOMÍA · 17 SEPTIEMBRE, 2015 18:09

Ver más de

Abraham Salazar | @ab3z


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 

Provea, junto a sindicatos del sector petrolero, de la construcción y profesores universitarios, se plantó este jueves, 17 de septiembre frente a las instalaciones del Banco Central de Venezuela para solicitar la publicación de los índices macroeconómicos nacionales; e introdujo un nuevo documento, antes de pasar a instancias judiciales.

Esperanza Hermida, coordinadora de la ONG, explicó que ya han agotado todas las instancias de exigencia a nivel administrativo y de no obtener respuesta se llevará la exigencia de la publicación de la data económica de Venezuela ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

“El 12 de agosto se introdujo un derecho de petición ante el BCV. Pasaron 20 días para considerar si había sido silencio administrativo. Ratificamos el derecho de petición el pasado 10 de septiembre y hoy acabamos de entregar una nueva comunicación, solicitando al director del Banco (Nelson Merentes) que se pronuncie. Técnicamente ya estarían dados los elementos para acudir al TSJ, pero hemos venido acompañados de distintas organizaciones sociales y sindicales, y distintos representantes de los gremios de trabajadores de Venezuela con el ánimo de que se comprenda la importancia que tiene para todos los sectores del país la publicación de las cifras”, dijo Hermida desde las afueras del BCV, ubicado en la Avenida Urdaneta.

Documento consignado ante el BCV

Documento consignado ante el BCV

El secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), José Boda, explicó la necesidad de la publicación de las cifras. “La inflación está destruyendo los salarios de todos los trabajadores. Los del sector petrolero no escapamos de esta realidad. En lo concreto, un trabajador petrolero tiene un salario de Bs. 272 diarios, eso hace un total de Bs. 8.400 mensual. Esto no cubre ninguna expectativa de los trabajadores, ni siquiera la canasta alimentaria básica. La realidad nos dice que nuestros salarios están destruidos, pero al no tener estos indicadores económicos no sabemos cómo actuar ante la discusión de la convención colectiva que vence el primero de octubre de este año. Simplemente no hay referentes económicos con los que comparar”, dijo Boda.

A la fecha no ha habido información oficial sobre los índices inflacionarios.

Octavio Campos, secretario general de la Federación de Trabajadores de la Industria de la Construcción, Madera, Conexos y Similares de Venezuela (Fetraconstrucción), aseguró que “hay 1 millón 400 mil trabajadores directos y 500 mil trabajadores que indirectamente laboran en el sector de la construcción. Estamos hablando de casi 2 millones de trabajadores, cuya economía familiar está deteriorada porque no hay una base cierta de cálculo para determinar el salario”.

“Sincerar el salario en la convención colectiva, que está discutiendo con entes ministeriales, se nos hace imposible. Necesitamos los índices macroeconómicos para poder saber cuál es el aumento que vamos a exigir. Estamos aquí apoyando los derechos económicos y sociales no solo de los trabajadores del gremio de la construcción, sino de todos los venezolanos”, dijo Campos, quien también es representante del Sindicato de Integración Socialista Unido de Trajadores de la Industria de la Construcción del Distrito Capital (Misutic).

El gremio de los profesionales universitarios también estuvo presente. El profesor León Arismendi, consultor jurídico de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (Apucv), dijo que la falta de data macroeconómica afecta la discusión con los entes ministeriales.

“La asociación de profesores, junto a diversas organizaciones sindicales, tenemos la misma preocupación por las cifras que son indispensables para la defensa de los derechos de los trabajadores. Es un deber constitucional que el BCV proporcione la data para poder tomar decisiones. Los profesores estamos muy interesados en conocer las cifras, porque conociendo los índices evaluamos las exigencias que haremos  ante los entes estatales. Varios economistas dicen que la inflación llegará a 200 %, pero no sabemos si eso es verdad y menos si el ente que debe verificar esa información no se pronuncia”, dijo Arismendi.

Hermida aseguró que de no obtener respuesta por parte del BCV en “máximo 15 días estaremos acudiendo ante el TSJ». Sin embargo,  espera no tener que tomar esas medidas y que el organismo estatal se sensibilice y dé respuesta.

“El que tengamos que venir hasta aquí y hacer diversas solicitudes ante un ente que está obligado por ley a dar las cifras, evidencia el caos gubernamental. Evidencia la incapacidad de gestión del Gobierno y la poca responsabilidad con la que se está llevando los procesos de la administración pública en el país. Es lamentable que tengamos que llegar a estos niveles”, dijo Hermida.

ECONOMÍA · 27 NOVIEMBRE, 2022

Provea demandará al BCV ante el TSJ si no publica los índices de precios y escasez

Texto por Abraham Salazar | @ab3z

 

Provea, junto a sindicatos del sector petrolero, de la construcción y profesores universitarios, se plantó este jueves, 17 de septiembre frente a las instalaciones del Banco Central de Venezuela para solicitar la publicación de los índices macroeconómicos nacionales; e introdujo un nuevo documento, antes de pasar a instancias judiciales.

Esperanza Hermida, coordinadora de la ONG, explicó que ya han agotado todas las instancias de exigencia a nivel administrativo y de no obtener respuesta se llevará la exigencia de la publicación de la data económica de Venezuela ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

“El 12 de agosto se introdujo un derecho de petición ante el BCV. Pasaron 20 días para considerar si había sido silencio administrativo. Ratificamos el derecho de petición el pasado 10 de septiembre y hoy acabamos de entregar una nueva comunicación, solicitando al director del Banco (Nelson Merentes) que se pronuncie. Técnicamente ya estarían dados los elementos para acudir al TSJ, pero hemos venido acompañados de distintas organizaciones sociales y sindicales, y distintos representantes de los gremios de trabajadores de Venezuela con el ánimo de que se comprenda la importancia que tiene para todos los sectores del país la publicación de las cifras”, dijo Hermida desde las afueras del BCV, ubicado en la Avenida Urdaneta.

Documento consignado ante el BCV

Documento consignado ante el BCV

El secretario general de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), José Boda, explicó la necesidad de la publicación de las cifras. “La inflación está destruyendo los salarios de todos los trabajadores. Los del sector petrolero no escapamos de esta realidad. En lo concreto, un trabajador petrolero tiene un salario de Bs. 272 diarios, eso hace un total de Bs. 8.400 mensual. Esto no cubre ninguna expectativa de los trabajadores, ni siquiera la canasta alimentaria básica. La realidad nos dice que nuestros salarios están destruidos, pero al no tener estos indicadores económicos no sabemos cómo actuar ante la discusión de la convención colectiva que vence el primero de octubre de este año. Simplemente no hay referentes económicos con los que comparar”, dijo Boda.

A la fecha no ha habido información oficial sobre los índices inflacionarios.

Octavio Campos, secretario general de la Federación de Trabajadores de la Industria de la Construcción, Madera, Conexos y Similares de Venezuela (Fetraconstrucción), aseguró que “hay 1 millón 400 mil trabajadores directos y 500 mil trabajadores que indirectamente laboran en el sector de la construcción. Estamos hablando de casi 2 millones de trabajadores, cuya economía familiar está deteriorada porque no hay una base cierta de cálculo para determinar el salario”.

“Sincerar el salario en la convención colectiva, que está discutiendo con entes ministeriales, se nos hace imposible. Necesitamos los índices macroeconómicos para poder saber cuál es el aumento que vamos a exigir. Estamos aquí apoyando los derechos económicos y sociales no solo de los trabajadores del gremio de la construcción, sino de todos los venezolanos”, dijo Campos, quien también es representante del Sindicato de Integración Socialista Unido de Trajadores de la Industria de la Construcción del Distrito Capital (Misutic).

El gremio de los profesionales universitarios también estuvo presente. El profesor León Arismendi, consultor jurídico de la Asociación de Profesores de la Universidad Central de Venezuela (Apucv), dijo que la falta de data macroeconómica afecta la discusión con los entes ministeriales.

“La asociación de profesores, junto a diversas organizaciones sindicales, tenemos la misma preocupación por las cifras que son indispensables para la defensa de los derechos de los trabajadores. Es un deber constitucional que el BCV proporcione la data para poder tomar decisiones. Los profesores estamos muy interesados en conocer las cifras, porque conociendo los índices evaluamos las exigencias que haremos  ante los entes estatales. Varios economistas dicen que la inflación llegará a 200 %, pero no sabemos si eso es verdad y menos si el ente que debe verificar esa información no se pronuncia”, dijo Arismendi.

Hermida aseguró que de no obtener respuesta por parte del BCV en “máximo 15 días estaremos acudiendo ante el TSJ». Sin embargo,  espera no tener que tomar esas medidas y que el organismo estatal se sensibilice y dé respuesta.

“El que tengamos que venir hasta aquí y hacer diversas solicitudes ante un ente que está obligado por ley a dar las cifras, evidencia el caos gubernamental. Evidencia la incapacidad de gestión del Gobierno y la poca responsabilidad con la que se está llevando los procesos de la administración pública en el país. Es lamentable que tengamos que llegar a estos niveles”, dijo Hermida.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO