Pocos electores, retrasos en constitución de mesas y restricciones marcaron jornada en Libertador

LA HUMANIDAD · 21 NOVIEMBRE, 2021 17:28

Ver más de

Reymar Reyes Moncayo | @MoncayoReymar


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La participación en las elecciones regionales de este 21 de noviembre fue baja durante las primeras horas de la jornada en el municipio Libertador, que estuvo marcada además por el retraso en la constitución de mesas electorales y prohibiciones de ingreso de niños para acompañar a sus padres a sufragar.

Durante un recorrido hecho por Efecto Cocuyo por centros de votación de Caracas coordinadores de los centros electorales informaron que:

  • De los 3.275 electores habilitados en el centro de votación Colegio Mariscal Sucre, cerca de las 11 de la mañana solo habían votado 273 personas.
  • De los 4.040 electores en el Colegio San Francisco de Sales, solo 269 personas habían votado hasta las 11 de la mañana.
  • De los 4.008 electores que podían votar en el Liceo Bolivariano Miguel Antonio Caro, a las 11 de mañana lo hicieron cerca de 289 personas.
  • Y de los 4.317 votantes del Colegio San Juan Bosco de Altamira, cerca del mediodía habían sufragado 510 personas.

Los coordinadores de los centros electorales del Liceo Fermín Toro, la U.E. Andrés Bello y el Colegio San Ignacio, del municipio Chacao, se negaron a dar información a la prensa.

Miembros de mesa no asistieron al proceso electoral

En varios de los centros que visitó Efecto Cocuyo, durante la mañana de este 21 de noviembre, informaron que las mesas de votación abrieron con retraso porque los miembros de mesa designados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) no se presentaron para el proceso electoral.

Los testigos electorales, quienes representan a los partidos políticos durante la jornada, asumieron estos cargos y procedieron a abrir las mesas de votación.

Este es el caso de la U.E. Josefina Daviot, el Liceo Fermín Toro, la U.E.N. Experimental Venezuela, Liceo Andrés Bello, el Colegio Mariscal Sucre y la U.E. Colegio San Francisco de Sales.

Quejas de adultos mayores

En las puertas de las escuelas se colgaron los listados de números de cédula de los electores inscritos. Los votantes se congregaban al frente para verificar si estaba en las listas y ubicar la mesa donde les tocaba sufragar.

Sin embargo, eran las personas de la tercera edad quienes se quejaban entre dientes que no lograban ubicar sus números de identidad en las listas y hasta afirmaban que los números fueron impresos «muy chiquitos».

Incluso, se registró que tanto los adultos mayores, como personas con discapacidad, tuvieron dificultades para votar debido a que la mesa de votación en la que le correspondía votar estaba ubicada en los pisos superiores del edificio.

Este fue el caso de María de Gonzáles, de 72 años, quien denunció que los funcionarios del Liceo Andrés Bello, del municipio Libertador, no le prestaron asistencia, a pesar de ser una persona con problemas en las rodillas y de que su mesa de votación se encuentra en el segundo piso dele edificio.

Los niños no pudieron entrar al centro electoral del Colegio San Ignacio

Un grupo de electores del Colegio San Ignacio, del municipio Chacao, protestaron a las puertas de esta institución debido a que funcionarios del Plan República prohibieron que los niños entraran al centro por «medidas de bioseguridad».

«No puede ser que yo esté llegando a votar con mi hija y me dicen que la tengo que dejar en la calle o que la va a cuidar un guardia», reclamaba Carolina Puertas con la intención de participar en el proceso electoral.