Padres y representantes hablan sobre volver a las escuelas #CocuyoWhatsApp

LA HUMANIDAD · 30 AGOSTO, 2020 08:04

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

Foto por Iván Ernesto Reyes

¿Cómo valoras esta información?

34
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

Una docena de padres y representantes compartió su opinión con Efecto Cocuyo sobre un eventual regreso a aulas de clase en el mes de octubre, propuesta que hizo el pasado 21 de agosto el mandatario Nicolás Maduro para luego llamar a un debate.

A través de la red de contactos del #CocuyoWhatsApp, madres, padres y representantes expresaron sus inquietudes. Coincidieron en no querer un modelo mixto de clases a distancia y presenciales, al menos en la situación actual de la pandemia del COVID-19 en el país.

Desde Camatagua, estado Aragua, Yoana Vásquez planteó: “Se suspendieron las clases cuando el nivel de contagio era mínimo. Ahora que se reportan más de 500 casos diarios por transmisión comunitaria, ¿qué padre se puede quedar tranquilo enviando su hijo a la escuela? Aparte de eso no tenemos gas y en la escuela casi nunca hay agua«.

En esa misma región, Victoria Silva comentó que «en mi familia nadie va a enviar a los chamos a clases presenciales, ni siquiera a los que están en edad universitaria… en esta casa somos parte del #TeamZoom».

Eleuterio Solórzano, que vive en Colombia pero tiene a su hija estudiando en Venezuela,opinó que de momento esta media es peligrosa para niños, niñas y adolescentes.

«No lo veo posible. El virus todavía está en la calle y la gran mayoría de los colegios no garantizan la seguridad higiénica de los alumnos», dijo Wilmer Piñate de Caracas.

A este viernes 28 de agosto Venezuela contabilizaba 42.898 casos de coronavirus.

Él está decidido a no enviar a su hijo, que acaba de pasar a sexto grado, al colegio. «Que lo haga vía virtual y que los profesores se esmeren en producir mejores contenidos para los niños», pidió y cuestionó que algunos docentes el curso pasado solo enviaron tareas por WhatsApp, daban una fecha de entrega y no había más interacción.

La salud primero

Zona Colmenares, habitante del estado Carabobo, dijo que de retomarse las clases presenciales tampoco llevaría a su sobrino, que está a su cuidado, y quien fue paciente oncológico.

«Ya sano con casi tres años sin químicos y no veo lógico exponerlo de esa manera. Igual lo dejaría sin estudiar, como cuando estuvo enfermo. Lo prefiero vivo sin estudiar que enfermo por cursar un año escolar”.

La mamá de un niño de primaria en Puerto La Cruz, estado Anzóategui, dijo que tampoco prevé llevarla al plantel.  no está de acuerdo con llevarla a la escuela. “Si él no asistir implica perder el año, pues lo perderá. Al final del día un año escolar se recupera la vida no”, expuso.

En Caracas, Juan Carlos Moreno contó que es representante de dos niños (uno que pasó a sexto grado y el otro a segundo año). Opinó que tampoco piensa enviarlos a la escuela «entre tanto no existan las garantías sanitarias adecuadas por parte del Estado y las instituciones”.

Mamás y docentes

La docente y madre Marianella Bartuccio, residente del estado Anzoátegui, consideró que volver a las aulas este año es un riesgo no solo para sus hijos (que cursan segundo y cuarto año de bachillerato) sino para todos los miembros de la comunidad educativa: maestros, obreros y personal administrativo.

La profesora y mamá de una adolescente que cursará segundo año, Yenny Rozo, consideró que la medida no se corresponde al aumento de casos del COVID-19. Le preocupa regresar a las aulas de clases cuando aún no existe una vacuna para proteger a la población.

Rozo, habitante del estado Táchira, indicó que » es difícil mantener a los estudiantes cumpliendo las medidas mínimas de seguridad y prevención» entre otras cosas por deterioro de la infraestructura escolar «donde servicios básicos como el agua, indispensable para mantener el lavado de manos, falla constantemente».

También dudó sobre la capacidad de las instituciones de poder controlar que los estudiantes mantengan el distanciamiento físico.

«Nuestros hijos estarán expuestos ante este virus y el sistema de salud del Estado tampoco garantiza una atención eficaz. No tiene sentido una medida de esta naturaleza en medio de esta pandemia. Debe privar el derecho superior de los niños y adolescentes para el resguardo de su salud e integridad”, expresó.

Servicios y cumplimiento de medidas

La falla de los servicios públicos fue un punto de coincidencia entre los padres.

«No estoy de acuerdo con el regreso presencial porque en el colegio donde estudia mi hija, como en muchos en Venezuela, casi nunca hay agua. Con la pandemia es imprescindible», dijo un padre desde Biruaca, estado Apure. 

A esta limitante sumó la problemática con el combustible para trasladarse a la escuela.

Numas Noriega, de Nueva Esparta, señaló «yo vivo demasiado lejos del planten y para llevar al niño al colegio tengo que montarme en dos autobuses los cuales no respetan el distanciamiento». En su opinión, implementar la medida sería forzado.

Encuesta Cocuyo

Una encuesta realizada por Efecto Cocuyo en su cuenta de Twitter, entre el 26 y 27 de agosto, en la que participaron 1.991 usuarios arrojó que el 72, 5 % prefiere que las clases continúen a distancia.

Está previsto que este fin de semana asociaciones de colegios privados se reúnan con el Ministerio de Educación para compartir algunas propuestas sobre el tema.

Una vocera de la

Foto: Referencial