"Nos hemos convertido en santos para rendir el efectivo", usuario en una fila de banco - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 29 MARZO, 2019 14:33

“Nos hemos convertido en santos para rendir el efectivo”, usuario en una fila de banco

Texto por Isaac González Mendoza | @Sasamendoz

Ver más de

Isaac González Mendoza | @Sasamendoz

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Ya es costumbre: uno de los primeros lugares que los ciudadanos visitan cuando comienza a normalizarse el servicio eléctrico tras los apagones, son los bancos. El fin: obtener efectivo.

La gente en Venezuela lo busca especialmente para pagar el pasaje o para intentar conseguir los productos más económicos que si se adquieren por punto de venta.

Este viernes, 29 de marzo, se vieron en Caracas largas colas desde antes de las 8:00 am en las sedes bancarias. El Banco de Venezuela entrega 10.000 bolívares por taquilla y 3.000 por cajero, mientras que el del Tesoro otorga 6.000 por taquilla y 3.000 por cajero.

Banesco, por otra parte, da 5.000 por taquilla y 3.000 por cajero.

En su mayoría los usuarios buscan dinero en efectivo o consultan cuánto tienen en la cuenta. “En Venezuela todos nos hemos convertido en santos para rendir el efectivo o cualquier cosa que te imagines”, expresó Laura Durán, quien llevaba más de una hora de cola en un Banco del Tesoro de Chacaíto.

Explicó que durante los cuatro días que se prolongó el megaapagón tuvo que utilizar camionetas para movilizarse desde Catia hasta Chacaíto. Critica que los conductores cobraran 500 y hasta 700 bolívares para prestar el servicio. “Tenía que madrugar para agarrar autobús porque no funcionaba el Metro”, señaló.

“Yo creo que tendremos que aguantar hasta que Dios diga. Por lo que he visto, esto no mejorará en mucho tiempo“, lamentó.

Argenis Portillo también vive en Catia. Cuenta que tuvo que movilizarse a pie desde el este hasta su casa en los días del apagón. Hoy ha tenido que esperar de dos a tres horas para poder sacar efectivo, que suele utilizar para pagar el pasaje y, a veces, para comprar comida. “Por el problema de la luz se me dañó la computadora y un televisor. Muchas personas seguro están pasando por lo mismo. Ni siquiera hemos pensado en reparaciones porque quien arregla cobra en dólares”, afirmó.

Residente del sector Los Rosales, María Ibarra dijo por su parte que en su comunidad los mismos vecinos se ayudaron entre sí con préstamos de efectivo para poder continuar con sus actividades. Lo mismo hicieron para garantizarse el agua: “Por mi zona un vecino abrió un pozo y llamó a la gente para que buscara agua en su casa. Igual con la comida: el que la tiene, ayuda al que no tiene”.

“Si algo podemos destacar de esta situación es la solidaridad de la gente, y sin ningún tipo de tendencias políticas”, añadió.

El señor Tomás Suárez gasta diarios al menos 1.200 bolívares para trasladarse a su vivienda, ubicada en Turumo, así que mensual debe invertir por lo menos Bs. 6.000 en efectivo. “Con billetes los artículos se consiguen más económicos porque por punto suben un poco más”, recalcó el ciudadano, quien denunció que se le dañó su nevera y no tiene manera de repararla.

Esta semana, por orden de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), la red de agencias y sucursales bancarias trabajaron en un horario especial entre jueves 28 y viernes 29. Los bancos operaron desde las 9:00 am hasta las 2:00 pm en medio de la contingencia por la crisis eléctrica.

Lea también: 

Sudeban evalúa alternativas de pago tras nuevo apagón