“No podemos dar por garantizada la democracia”, afirma Luz Mely Reyes en Paraguay

LA HUMANIDAD · 27 ABRIL, 2019 14:42

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Reportera en la Venezuela anterior a Hugo Chávez y directora general del medio independiente Efecto Cocuyo bajo el gobierno de Nicolás Maduro, la periodista Luz Mely Reyes recordó la historia reciente de su país e insistió en una entrevista con Efe en que “no podemos por garantizada la democracia“.

“La democracia es un sistema que tenemos que trabajar y proteger, y, justamente, por no darlo por descontado, no podemos dar por descontado que vamos a tener libertad para hacer periodismo”, manifestó Reyes, que esta semana participó en los actos de celebración del 40 Aniversario del Sindicato de Periodistas de Paraguay.

La periodista venezolana “nunca, nunca” imaginó, cuando se inició en el periodismo deportivo, que su país sobreviviría entre apagones, escasez de alimentos, migraciones masivas y represión de las libertades.

Tampoco que se desmantelaría “el sistema de medios libres en Venezuela” o que el poder cargaría contra periodistas y medios “por el hecho mismo de ser periodistas y medios que puedan tener información contraria a los intereses de ese poder”.

“Ahí hay un signo de alerta que revisar”, advierte ante una tendencia creciente por parte de algunos sectores de “considerar a los medios como enemigos”.

Los periodistas somos muy frágiles. Aunque creamos que desde el periodismo se tiene mucho poder, somos frágiles frente a los poderes establecidos y a los poderes incluso fácticos, ya sea de la delincuencia, el narcotráfico o de intereses que son poco transparentes”, agregó la cofundadora de Efecto Cocuyo.

Su respuesta a la presión y a los ataques es “hacer más periodismo“, una ilusión que nunca ha perdido y una pasión por la que ahora, a pesar de las adversidades de su país, siente “más ganas”.

Optimista “con una base de realismo” sobre el futuro de Venezuela, ve que “cada día es más complicado la salida de Maduro”, aunque eso no le impide pensar en el desarrollo de su medio cuando se instaure “un ecosistema democrático”.

“El tema ahorita en Venezuela, si cayese o no cayese Maduro, es cómo garantizas la gobernabilidad, cómo garantizas la pluralidad, la inclusión… y que no se repitan estos 20 años más de separación”, señaló.

A la espera del desenlace en Venezuela, Luz Mely Reyes y su Efecto Cocuyo se mantienen alerta a lo que venga para observar si el péndulo político hace que “los que ahora son excluidos se conviertan en los excluyentes”, algo que “habrá que denunciar también”.

Su visión sobre cómo deberá ser el periodismo que emerja en una Venezuela de libertades se resume en comprometido, valiente y responsable, para afrontar los retos que traigan los nuevos tiempos políticos.

“Tiene que ser incluso diferente al periodismo que hacíamos en la época anterior, en la democracia. Tiene que ser un periodismo más comprometido con la gente, pero también tiene que ser un periodismo valiente para decir las cosas que haya que decir, aún cuando haya gente que no quiera escuchar las cosas que hay que decir. Ahorita se exige que el periodismo sea valiente, pero cuando venga una transición, se va a requerir que sea también muy responsable”, zanjó la periodista.

Reyes confía en inaugurar esa etapa de la historia de Venezuela con un Efecto Cocuyo fortalecido y sostenible económicamente, con una redacción y una cantera que “puedan hacer un periodismo totalmente libre” y “con proyección regional”.

Este medio independiente nació en 2014, con su empeño y el respaldo de sus dos socias, Laura Weffer y Josefina Ruggiero, unido al entusiasmo de tres jóvenes redactores que “no se habían graduado todavía de periodistas”.

A punto de celebrar su quinto aniversario, este medio venezolano cuenta ya con 20 periodistas en plantilla, que “crecieron como generación en un país sin libertad, pero defienden extraordinariamente las libertades y, sobre todo, la libertad de hacer periodismo”.

EFE/ Foto: @Rominacaceres