"No hay", "No hay", "No hay" es la respuesta que se repite en Farmapatria - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 2 MARZO, 2015 17:39

“No hay”, “No hay”, “No hay” es la respuesta que se repite en Farmapatria

Texto por Jorge Agobian @jorgeagobian

Ver más de

Jorge Agobian @jorgeagobian

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Jorge Agobian / @jorgeagobian

En los estantes de Farmapatria-Sabana Grande, una de las 12 tiendas pertenecientes a la red pública de farmacias del Estado en Caracas, hay sólo 15 tipos de medicamentos. Los anaqueles que se encuentran en el fondo de la pequeña sucursal están vacíos y en los delanteros el producto con más unidades es Malox. En la vitrina está pegado un anuncio que dice: “Oferta 2 Malox por Bs. 75”. Ese es, según las vendedoras de la tienda, el único artículo que ofrecen. Aseguraron que desde diciembre esperan por un pedido.

El pasado 5 de febrero se visitó esa misma tienda y otras tres en Caracas para conocer qué tan surtidas estaban. En el recorrido realizado hace 23 días por las Farmapatria ubicadas en Parque Central, Ipasme, Sabana Grande y Los Cortijos (Venezolana de Televisión, VTV), se constató que existía escasez de al menos 14 medicamentos y/o insumos médicos que fueron requeridos. El único producto disponible en ese momento fue alcohol absoluto.

Farmapatria fue impulsada por el presidente Hugo Chávez en 2012 con la promesa de instalar 172 de estos establecimientos en todo el país (actualmente hay solo 60) y ofrecer descuentos de 30% y 40%. En medio de la situación de escasez que alcanza 70% en el interior del país, según la Federación Farmacéutica de Venezuela, el pasado 15 de febrero fue inaugurada una nueva de estas tiendas en El Tigre, estado Anzoátegui.

En Caracas, al menos, en las cuatro Farmapatria visitadas este 27 de febrero la situación de escasez incluye más medicamentos: a la lista de los 14 productos se le sumaron ahora otros cinco: Omeprazol, Prospan, Aspirina, Tegretol y Clopid. Una vez más la respuesta fue una constante: “No hay”, tanto para los clientes como para el equipo de Efecto Cocuyo.

En la sede ubicada en el Ipasme, se le leyó la lista al vendedor y ni siquiera esperó escuchar hasta el final para decir: “Aquí no hay nada. Aquí solo hay lo que la gente no busca”. Luego de escuchar los productos requeridos alcanzó un frasco de alcohol absoluto, el único que ofertan en esa tienda de los 20 solicitados. Repitió que allí no tienen suficiente mercancía e instó a que se visitara las farmacias de la red privada Farmatodo y Locatel. Sin embargo, en los anaqueles se observó condones ultradelgados y una marca de jarabe para tos.

En Parque Central, mientras se pedían las medicinas, al menos 6 clientes entraron al local para solicitar medicamentos y volvió el ritornello: “No hay”. Un señor se retiró refunfuñando “para qué tienen esto abierto, mejor cierren si nunca tienen nada” cuando se le informó que su medicamento para la hipertensión está agotado desde hace 2 meses. Otras dos mujeres que solicitaron una marca de jarabe para tos, de la cual no hay existencia allí, dijeron a la vendedora: “Aquí lo único que venden es patria”.

La señora Raida Solsano le entregó un récipe médico a los vendedores y en seguida se lo devolvieron: “No, señora. No tenemos ninguno de estos”. Solano comentó que lleva dos días tras la pista de Cortynase y Otalex para su hijo. “Vine aquí aunque yo sé que no hay nada nunca, pero para descartar”, dijo cuando ya se retiraba de las afueras de la tienda.

Una empleada de una de estas farmacias aseguró que en la red privada “se consigue más” que en la del Estado. “Aquí nos pagan por cumplir horario, porque no vendemos casi nada”, dijo.

De los 20 productos solicitados, ninguno se consiguió en Farmapatria-Parque Central y tampoco en Chacaíto.

medicamentos efecto cocuyo