Mariano de Alba: Aplicar los protocolos de Estambul y Minnesota depende de la voluntad del Estado - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 2 JULIO, 2019 16:03

Mariano de Alba: Aplicar los protocolos de Estambul y Minnesota depende de la voluntad del Estado

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Tras conocerse la muerte del capitán de coberta Rafael Acosta Arévalo, mientras estaba en custodia de funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim), miembros de la Asamblea Nacional solicitaron la activación de los protocolos de Estambul y de Minnesota para investigar el caso.

Los protocolos implican un conjunto de lineamientos internacionales, preparados bajo la supervisión de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, “con el objetivo de ofrecer a los Estados unos estándares mínimos a tener en cuenta para cumplir con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos”, explicó el abogado Mariano de Alba.

El especialista en Derecho Internacional precisó que la principal diferencia entre ambos es su ámbito de aplicación: “El Protocolo de Minnesota prevé estándares aplicables a la investigación de muertes potencialmente ilícitas y desapariciones forzadas, mientras que el Protocolo de Estambul establece lineamientos para la investigación y documentación de casos de tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

Aplicación de los principios

De Alba explicó que el uso efectivo de estos lineamientos “está sujeto a que los distintos órganos de investigación penal en el sistema de justicia venezolano los conozcan, los tengan en cuenta y los pongan en práctica al realizar sus actividades”. Sin embargo, advirtió que la aplicación de los protocolos “depende de la voluntad del Estado”.

El abogado indicó que, “en los casos donde exista la sospecha de que el asesinato o la tortura contó con la participación activa de funcionarios públicos, incluyendo la ejecución de órdenes por ministros u otros altos funcionarios civiles o militares, los Protocolos recomiendan que se establezca una comisión especial de investigación“.

Sin embargo, la decisión de conformar esta comisión y de que esta pueda solicitar asistencia de otros organismos internacionales para realizar las averiguaciones correspondientes, también depende de la disposición del Gobierno.

“La Asamblea Nacional puede solicitarlo como mecanismo de presión y en teoría los organismos del Estado venezolano deberían estar siguiendo los lineamientos de los protocolos, aunque sabemos que muy probablemente no lo hacen dado la inexistencia de Estado de Derecho en el país”, consideró De Alba.

Sin embargo, reiteró que, ni la comunidad internacional ni la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos tiene forma concreta de “obligar” a que se cumplan los lineamientos de estas normativas.

“La mejor alternativa que tienen es solicitar al Estado que los tenga en cuenta (los lineamientos), recomendar el establecimiento de una comisión especial de investigación y buscar que se concrete la voluntad de todos los organismos relevantes de llevar a cabo una investigación pronta, exhaustiva, imparcial y transparente, con la posterior sanción a todos los responsables y la reparación a las víctimas”, agregó.

Foto: Swissinfo