María Auxiliadora Delgado Tabosky, una española presa política en Venezuela

LA HUMANIDAD · 1 NOVIEMBRE, 2022 22:03

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo


¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Desde hace más de tres años está detenida María Auxiliadora Delgado Tabosky, una venezolana de nacionalidad española presa por ser familiar de un perseguido político.

La vida le cambió el 19 de marzo de 2019, cuando un grupo comando con armas largas entró a su casa, sin orden de aprehensión, y se la llevó detenida junto a su esposo, Juan Carlos Marrufo Capozzi.

La operación se llevó a cabo tras la desaparición de un familiar de Delgado Tabosky, un militar retirado que había sido señalado de supuestamente atentar contra el gobernante Nicolás Maduro.

Desde ese día el matrimonio ha sufrido las consecuencias de estar detenidos por razones políticas en una cárcel venezolana.

Delgado Tabosky se encuentra presa en la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Boleíta, al este de la ciudad de Caracas, uno de los lugares que, según el más reciente informe de la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos sobre Venezuela, forma parte de una maquinaria diseñada y ejecutada para cumplir con el plan del Gobierno para reprimir la disidencia.

En una rueda de prensa que se realizó en la ciudad de Madrid el pasado 20 de octubre, Osman Delgado, padre la presa política, denunció que su hija y su yerno se encuentran detenidos en condiciones inhumanas.

Quién es Delgado Tabosky

La mujer, de 48 años, es licenciada en gerencia y administradora de un laboratorio clínico del cual también es accionista. Delgado Tabosky vivía junto a su esposo en la ciudad de Valencia, estado Carabobo.

El día de su detención, la hija menor de María Auxiliadora y Juan Carlos fue testigo de la aprehensión de sus padres. Vecinos de la urbanización preguntaron a los funcionarios a dónde se los llevarían, pero estos solo respondieron que se trataba de un interrogatorio que se le realizaría a la pareja.

Lee más en: La desaparición forzosa de Marifrancys Marcano duró un mes #PresasPolíticas

Una fuente contó al diario español ABC que dentro de prisión María Auxiliadora dio positivo por coronavirus y pidió a sus custodios que la trasladaran a una clínica, porque estaba esputando flema con sangre, pero los funcionarios no la movieron del sitio. “Insistió tanto que la llevaron a una clínica dos días después y en la consulta le diagnosticaron Covid”, dijo la fuente.

Delgado Tabosky sufre de hipertensión arterial. La fuente señaló a ABC que la mujer y su esposo han sido sometidos a torturas psicológicas y que han tenido pensamientos suicidas.

Durante el tiempo de reclusión su salud se ha deteriorado. Aunque en múltiples ocasiones informaron a sus defensores sobre sus problemas de salud, casi dos años después de su detención se logró que fueran evaluados por médicos especialistas.

Lee más en: “Le aplicaron torturas de la edad media”: Ángela Expósito de defender animales a los barrotes del Sebin #PresasPolíticas

“Fueron examinados por médicos del Hospital Militar de Caracas, los cuales, por carecer de los instrumentos y medios apropiados al cuadro clínico presentado por ambos, recomendaron su traslado. Es así como se obtuvo la autorización del Tribunal Primero en Funciones de Control para que funcionarios adscritos a la DGCIM condujeran a los dos individuos hacia la Clínica El Ávila. De las evaluaciones médicas, se puede evidenciar el deterioro de la salud de ambos detenidos”, documentó el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la Organización de Naciones Unidas.

Proceso judicial

Tras su detención, la administradora fue presentada ante los tribunales y fue imputada por los delitos de financiamiento al terrorismo; por esta razón fue llevada a prisión.

A pesar de las múltiples investigaciones realizadas por el Ministerio Público, la Fiscalía no pudo demostrar que la imputada hubiera financiado algún acto terrorista. Por esta razón se solicitó al tribunal una medida sustitutiva de libertad.

El 6 de mayo de 2019 el Tribunal acordó las medidas cautelares a favor de María Auxiliadora y Juan Carlos y libró las boletas de excarcelación para ambos, pero a pesar de esto siguen tras las rejas.

Cuatro meses después que fue emitida la orden de excarcelación para la pareja, fiscales del Ministerio Público solicitaron una nueva orden de captura y esta vez les imputaron los delitos de traición a la patria y homicidio calificado en grado de frustración.

Una falsa liberación

El Observatorio Venezolano de Derechos Humanos señaló en un informe que el 2 de octubre de 2019 funcionarios de la Dgcim, con consentimiento de fiscales del Ministerio Público, idearon “un procedimiento” con el cual simularon la liberación del matrimonio, para así acabar con el desacato en el que estaba incurriendo Gustavo González López, como director de ese ente militar, al impedir que la orden de excarcelación que había sido emitida en mayo de ese año fuera cumplida.

“Es así como los llevan hasta Palo Negro, en el estado Aragua, donde los suben a un taxi y en el túnel de La Cabrera los intercepta una comisión de la Policía Nacional Bolivariana, les manifiestan que se encuentran solicitados por una orden de captura, emanada del mismo tribunal que había ordenado su libertad”, señala el Observatorio Nacional de Derechos Humanos.

Así fue como nuevamente los esposos fueron detenidos y presentados ante el mismo tribunal que los había “excarcelado”.

Tres años después de la detención a Delgado Tabosky no se le ha iniciado un juicio. La abogada y defensora de derechos humanos, Tamara Suju, pidió al gobierno de España hacer públicas sus interacciones con la administración de Maduro para liberar al matrimonio

España lo ha intentado de manera consular y si el régimen venezolano no te da respuesta, por qué no lo dices; busca de manera pública liberar a una española, que no es la única; si no hay respuesta di algo, haz algo, presiona para defender a tus nacionales”, dijo la abogada, quien acompañó al padre de Delgado Tabosky en la rueda de prensa realizada en Madrid.

LA HUMANIDAD · 3 DICIEMBRE, 2022

María Auxiliadora Delgado Tabosky, una española presa política en Venezuela

Texto por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

Desde hace más de tres años está detenida María Auxiliadora Delgado Tabosky, una venezolana de nacionalidad española presa por ser familiar de un perseguido político.

La vida le cambió el 19 de marzo de 2019, cuando un grupo comando con armas largas entró a su casa, sin orden de aprehensión, y se la llevó detenida junto a su esposo, Juan Carlos Marrufo Capozzi.

La operación se llevó a cabo tras la desaparición de un familiar de Delgado Tabosky, un militar retirado que había sido señalado de supuestamente atentar contra el gobernante Nicolás Maduro.

Desde ese día el matrimonio ha sufrido las consecuencias de estar detenidos por razones políticas en una cárcel venezolana.

Delgado Tabosky se encuentra presa en la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Boleíta, al este de la ciudad de Caracas, uno de los lugares que, según el más reciente informe de la Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos sobre Venezuela, forma parte de una maquinaria diseñada y ejecutada para cumplir con el plan del Gobierno para reprimir la disidencia.

En una rueda de prensa que se realizó en la ciudad de Madrid el pasado 20 de octubre, Osman Delgado, padre la presa política, denunció que su hija y su yerno se encuentran detenidos en condiciones inhumanas.

Quién es Delgado Tabosky

La mujer, de 48 años, es licenciada en gerencia y administradora de un laboratorio clínico del cual también es accionista. Delgado Tabosky vivía junto a su esposo en la ciudad de Valencia, estado Carabobo.

El día de su detención, la hija menor de María Auxiliadora y Juan Carlos fue testigo de la aprehensión de sus padres. Vecinos de la urbanización preguntaron a los funcionarios a dónde se los llevarían, pero estos solo respondieron que se trataba de un interrogatorio que se le realizaría a la pareja.

Lee más en: La desaparición forzosa de Marifrancys Marcano duró un mes #PresasPolíticas

Una fuente contó al diario español ABC que dentro de prisión María Auxiliadora dio positivo por coronavirus y pidió a sus custodios que la trasladaran a una clínica, porque estaba esputando flema con sangre, pero los funcionarios no la movieron del sitio. “Insistió tanto que la llevaron a una clínica dos días después y en la consulta le diagnosticaron Covid”, dijo la fuente.

Delgado Tabosky sufre de hipertensión arterial. La fuente señaló a ABC que la mujer y su esposo han sido sometidos a torturas psicológicas y que han tenido pensamientos suicidas.

Durante el tiempo de reclusión su salud se ha deteriorado. Aunque en múltiples ocasiones informaron a sus defensores sobre sus problemas de salud, casi dos años después de su detención se logró que fueran evaluados por médicos especialistas.

Lee más en: “Le aplicaron torturas de la edad media”: Ángela Expósito de defender animales a los barrotes del Sebin #PresasPolíticas

“Fueron examinados por médicos del Hospital Militar de Caracas, los cuales, por carecer de los instrumentos y medios apropiados al cuadro clínico presentado por ambos, recomendaron su traslado. Es así como se obtuvo la autorización del Tribunal Primero en Funciones de Control para que funcionarios adscritos a la DGCIM condujeran a los dos individuos hacia la Clínica El Ávila. De las evaluaciones médicas, se puede evidenciar el deterioro de la salud de ambos detenidos”, documentó el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la Organización de Naciones Unidas.

Proceso judicial

Tras su detención, la administradora fue presentada ante los tribunales y fue imputada por los delitos de financiamiento al terrorismo; por esta razón fue llevada a prisión.

A pesar de las múltiples investigaciones realizadas por el Ministerio Público, la Fiscalía no pudo demostrar que la imputada hubiera financiado algún acto terrorista. Por esta razón se solicitó al tribunal una medida sustitutiva de libertad.

El 6 de mayo de 2019 el Tribunal acordó las medidas cautelares a favor de María Auxiliadora y Juan Carlos y libró las boletas de excarcelación para ambos, pero a pesar de esto siguen tras las rejas.

Cuatro meses después que fue emitida la orden de excarcelación para la pareja, fiscales del Ministerio Público solicitaron una nueva orden de captura y esta vez les imputaron los delitos de traición a la patria y homicidio calificado en grado de frustración.

Una falsa liberación

El Observatorio Venezolano de Derechos Humanos señaló en un informe que el 2 de octubre de 2019 funcionarios de la Dgcim, con consentimiento de fiscales del Ministerio Público, idearon “un procedimiento” con el cual simularon la liberación del matrimonio, para así acabar con el desacato en el que estaba incurriendo Gustavo González López, como director de ese ente militar, al impedir que la orden de excarcelación que había sido emitida en mayo de ese año fuera cumplida.

“Es así como los llevan hasta Palo Negro, en el estado Aragua, donde los suben a un taxi y en el túnel de La Cabrera los intercepta una comisión de la Policía Nacional Bolivariana, les manifiestan que se encuentran solicitados por una orden de captura, emanada del mismo tribunal que había ordenado su libertad”, señala el Observatorio Nacional de Derechos Humanos.

Así fue como nuevamente los esposos fueron detenidos y presentados ante el mismo tribunal que los había “excarcelado”.

Tres años después de la detención a Delgado Tabosky no se le ha iniciado un juicio. La abogada y defensora de derechos humanos, Tamara Suju, pidió al gobierno de España hacer públicas sus interacciones con la administración de Maduro para liberar al matrimonio

España lo ha intentado de manera consular y si el régimen venezolano no te da respuesta, por qué no lo dices; busca de manera pública liberar a una española, que no es la única; si no hay respuesta di algo, haz algo, presiona para defender a tus nacionales”, dijo la abogada, quien acompañó al padre de Delgado Tabosky en la rueda de prensa realizada en Madrid.

¿Cómo valoras esta información?

3

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO