Madrugar en vano para surtir gasolina en Caracas

CORONAVIRUS · 3 ABRIL, 2020 15:41

Ver más de

Miguel Rodriguez

Foto por Miguel Rodríguez Drescher

¿Cómo valoras esta información?

51
QUÉ CHÉVERE
5
QUÉ INDIGNANTE
6
QUÉ CHIMBO

Caracas amanece con largas colas de vehículos, con personas que tienen la esperanza de surtir un tanque de gasolina. La crisis del combustible que ha golpeado por meses al interior de país hace que el caraqueño tenga que madrugar en vano para surtir gasolina en la capital venezolana.

A pesar del llamado de las autoridades a la población para que solo cuerpos de seguridad, personal médico y de la salud, trabajadores de la prensa y transportistas sean quienes  se surtan  debido a la cuarentena decretada en el país, cientos de vehículos forman una fila kilométrica que parece interminable, para llegar a la Estación de Servicio Texaco en Las Mercedes, una de las estaciones con mas surtidores en el este de la ciudad.

Antes de salir el sol 

A las 5:30 de la mañana de este viernes 3 de abril, no se alcanzaba a ver la longitud de la cola desde la autopista Francisco Fajardo. Efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) ordenaban a los vehículos dirigirse a la principal arteria vial caraqueña para incorporarse a a la cola, que a tempranas horas de la mañana se encuentra a la altura del Daka de Bello Monte.

La Texaco es una de las pocas estaciones que prestan servicio en el este de Caracas, a diferencia del oeste de la ciudad donde hay una mayor cantidad de bombas de gasolina habilitadas.

Desde muy temprano en la madrugada los vehículos salen a hacer cola para intentar llenar su tanque

Los carros avanzan a paso lento a lo largo de la autopista, mientras del otro lado, en la avenida Río de Janeiro se podía observar otra larga fila que empalmaba con la que se formaba en la Francisco Fajardo.

En los autos se ven piloto y copiloto, muy pocos están solos. Todos llevan tapabocas.

Una hora después, a las 6:30 AM, todavía en la autopista a la altura del final de Las Mercedes, funcionarios de la PNB intentaban controlar y organizar la  hilera de vehículos. Un funcionario desviaba la cola y aseguraba que «no queremos que ser haga cola en la autopista», por lo que dirigían la cola hacia el CCCT para que retornaran y formar la cola de forma más organizada en la avenida Río de Janeiro a la altura del Hotel Eurobuilding.

Transcurrida otra hora, a las 7:30 AM la cola que parecía caminar, no se movió por más de 45 minutos y los usuarios salían de sus vehículos mientras transcurría el tiempo. Jaime Avendaño, taxista de 58 años aseguró que es la tercera vez esta semana que intentaba cargar su tanque.

Cientos de vehículos hacen cola en Las Mercedes para surtir gasolina en La Texaco

Cerca de las 8 de la mañana, poco menos de media hora después, una patrulla con un megáfono recorría la cola. «Le informamos que ya excedimos el límite del día de hoy. Les pedimos por favor que se retiren del lugar», es el mensaje que repetía un funcionario de la PNB mientras rueda por la Río de Janeiro.

Sin éxito, era hora de salir de la cola para regresar a casa sin gasolina. Recorriendo Las Mercedes a Bello Monte por los caminos verdes se podía ver la magnitud de una cola que recorría más de dos kilómetros hasta llegar a la estación de servicio.

La cola que en horas de la madrugada parecía comenzar en la autopista, pasadas las 8 de la mañana la hilera de carros tenía varias vertientes donde la PNB intentaba organizar el tráfico para poder controlar las múltiples colas que se forman alrededor de la fila principal.

Desesperación por falta de gasolina

La decepción de los usuarios era notoria. Varios usuarios aseguraban que no tienen gasolina para volver a hacer otra cola, otros se quedaban esperando «por si tienen suerte» mientras la mayoría de los vehículos se retiraban de la cola.

Muchas de las personas que se encontraban en la cola afirmaban que a pesar de no ser médicos o funcionarios, necesitan llenar sus tanques para poder realizar actividades como ir al supermercado a comprar alimentos, a las farmacias o visitar a familiares de edades avanzadas que necesitan ayuda.

La crisis de gasolina se continúa agravando en la capital mientras transcurre la tercera semana en cuarentena.