Comienza proceso para la Causa de los Santos de los primeros bienhechores de Fe y Alegría

LA HUMANIDAD · 12 MAYO, 2022 13:55

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Una pareja emprende la carrera por la santidad. El administrador apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, el cardenal Baltazar Porras, anunció un nuevo proceso de la Causa de los Santos en Venezuela, correspondiente a los primeros bienhechores del movimiento educativo Fe y Alegría: Abraham Reyes y Patricia García de Reyes.

“Vino a ser su casa la piedra fundamental de Fe y Alegría. Por eso creo que es necesario que los demos a conocer. A través de la intercesión de la gente sencilla crece nuestra fe. (…) Por eso hoy es un día muy especial para todos nosotros en Venezuela, demos a conocer esta causa”, dijo desde la Iglesia Nuestra Señora de La Candelaria este jueves, 12 de mayo.

Abraham Reyes nació en Churuguara (estado Falcón) y Patricia García nació en Barlovento (Miranda). Ambos se conocieron en Caracas e hicieron vida en Catia (entre las parroquias Sucre y 23 de Enero). En el año 1948, la pareja, en ese entonces con seis hijos y uno más en camino, decidió construir una casa para su familia en el barrio 18 de Octubre del 23 de Enero.

Según explicó el cardenal Porras, tras 7 años de trabajo de construcción, la pareja decidió  entregar su casa al sacerdote jesuita José María Vélaz para que allí naciera la primera sede de Fe y Alegría.

En adelante, la pareja comprometió su vida al servicio de los más necesitados. Tuvieron 13 hijos en total, algunos de los cuales estuvieron presentes en el anuncio junto a sus respectivos hijos y nietos. Abraham falleció en 1988 y Patricia murió en el año 2006.

Laicos comprometidos

“Esas palabras que decía Abraham al padre al que le entregó la casa: ‘yo le doy nuestra casa, si nos quedamos con ella será la casa de mi familia. Pero si se la entrego a usted, será la casa de todos los niños del barrio’. Desde el cielo Abraham y Patricia seguirán velando por Fe y Alegría. Que mantenga en nosotros la semilla de generosidad”, dijo el director nacional de Fe y Alegría, Manuel Arosemena.

Lo que comenzó en una casa en el 23 de Enero a la fecha se extiende por cuatro continentes. El promotor diocesano de la causa, Joseba Lascaba, comentó que hace seis meses se creó una sede de Fe y Alegría en Katmandú (Nepal). “Es el mejor producto de exportación venezolano. (…) Esto es de Dios y lo de Dios es desde la sencillez”, agregó.

“Tanto Abraham como Patricia son modelos de la verdadera venezolanidad. Son personas humildes que dan todo de sí para seguir adelante. Le dan esperanza a todos los venezolanos. (…) Nos da ánimo a todos los venezolanos para seguir su ejemplo, así como el de José Gregorio Hernández. Dios actúa en Venezuela, no nos abandona, camina con nosotros”, comentó el obispo auxiliar de Caracas, monseñor Carlos Márquez.

Para cualquier candidato o candidata, el proceso de la causa de los santos empieza luego de haber transcurrido cinco años de su fallecimiento. La postulación consiste en dar a conocer la intención de elevar a la santidad a la persona y recabar datos biográficos y testimonios.

Si cumple con los criterios, se le declara siervo de Dios. Más adelante y con más investigaciones, la persona puede ser declarada Venerable, Beato o Beata (si se prueba la existencia de un milagro por su intervención) y, por último Santo o Santa (si se le atribuye un segundo milagro).