Iglesia venezolana lamenta la muerte del arzobispo emérito de Barquisimeto Antonio López Castillo

LA HUMANIDAD · 18 JULIO, 2021 15:47

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Conferencia Episcopal Venezolana lamentó este domingo el fallecimiento del arzobispo emérito de Barquisimeto, monseñor Antonio López Castillo, ocurrido este sábado 17 de julio en el estado Zulia.

“La Conferencia Episcopal Venezolana comparte el más profundo sentimiento de comunión y esperanza ante el sensible fallecimiento de nuestro hermano en el Episcopado”, expresó la alta jerarquía eclesiástica en su cuenta de Twitter. 

“Nos unimos a la oración de familiares y amigos, al clero y fieles de la Arquidiócesis de Barquisimeto por el eterno descanso de su alma”, agregó la CEV.

López Castillo murió este sábado, víctima de un accidente cerebro vascular. La información fue dada a conocer por monseñor Víctor Hugo Basabe, obispo de San Felipe y administrador apostólico de la capital larense.

“Con honda tristeza y con la esperanza puesta en el Señor de la vida y vencedor de la muerte, cumplo con el deber de participar al pueblo fiel de Barquisimeto que hace algunos minutos falleció Mons. Antonio López Castillo, Arzobispo emérito de esta Iglesia”, manifestó el líder religioso.

 El arzobispo emérito se encontraba internado en el hospital Madre Rafolf de Maracaibo, luego de haber sufrido el ACV.

A través de redes sociales, líderes eclesiásticos estuvieron pidiendo a la colectividad unirse en oración por la recuperación del monseñor.

López Castillo se desempeñó como Arzobispo Metropolitano de Caracas desde el 22 de diciembre de 2007 hasta el 25 de marzo de 2020, fecha en la que anunció su renuncia.

Su vida religiosa se extendió por más de 50 años, en los que ocupó importantes cargos dentro de la Iglesia Venezolana y se dedicó siempre al servicio de los más necesitados.

Recibió la ordenación sacerdotal el 18 de julio de 1970, incardinándose en la Arquidiócesis de Maracaibo. Después de nueve años de ministerio sacerdotal, durante los cuales ejerció el cargo de Vicario Parroquial (1970-1972) y de Director del Centro para las Vocaciones (1972-1979), fue enviado a Roma donde, en 1981, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Pontificia Universidad Lateranense.

A su regreso a Venezuela fue nombrado párroco y, al poco tiempo, Pro-Vicario General y después, en 1985, Vicario General de la Arquidiócesis de Maracaibo. Al mismo tiempo, enseñaba Teología en el Seminario Arquidiocesano, ejercía como juez del Tribunal Eclesiástico y era director del diario católico La Columna. Estando en Maracaibo, obtuvo la Licenciatura en Filosofía, en la Universidad del Zulia (LUZ).

El 2 de marzo de 1988, el Papa Juan Pablo II nombró a Mons. López Castillo Obispo titular de Teuzi y auxiliar de Maracaibo. Recibió la ordenación episcopal el 28 de mayo de 1988. El 1° de agosto de 1992 fue nombrado Obispo de Barinas y el 27 de diciembre de 2001 fue nombrado Arzobispo Metropolitano de Calabozo.

El 22 de diciembre de 2007 el Papa Benedicto XVI lo nombra Arzobispo Metropolitano de la ciudad de Barquisimeto hasta el 25 de marzo de 2020