Habitantes de Galipán denuncian «actos ilegales» en construcción de teleférico

LA HUMANIDAD · 29 MAYO, 2019 18:31

Ver más de

Cristofer García | @cristofueg


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La comunidad de Galipán denunció este 29 de mayo, la construcción de un sistema de teleférico entre este sector del Ávila y Macuto en Vargas, que calificaron como ilegal y aseguraron que afecta a esta población.

«Varios de los pobladores están siendo hostigados, intimidados y coaccionados debido a su negativa de permitir el desarrollo de la obra civil en sus propiedades, sin garantías legales de mitigación de riesgos, el respeto a la integridad de sus propiedades y una indemnización negociada», denunciaron a través de un comunicado.

Aseguraron que esta construcción corresponde a «actos ilegales e ilegítimos de afectación de tierras, presión psicológica indebida», por lo cual reclaman el cese del proyecto.

El llamado «Sistema Teleférico Warairarepano-Macuto«, está a cargo de Venezolana de Teleféricos (Ventel), organismo que pertenece al ministerio de Turismo y como denuncia el documento, la empresa contratista AlfaMaq, también estaría involucrada en la construcción.

Aseguraron que los trabajos han dejado una «afectación severa en una de las casas que se encuentra a unos escasos 10 metros de una de los pilares de las torres» de la construcción, por el desvío de las torres de la obra.

«La casa se agrietó en dos partes a causa de cálculos errados en la ingeniería y de mal manejo de la maquinaria pesada y las empresas que desarrollan el proyecto no han asumido su responsabilidad e indemnización de manera diligente», dice el escrito.

Las obras también, como denuncian, han dejado importante deterioro en las vías de la zona, por el traslado de la maquinaria pesada, porque estas rutas no estarían adecuadas para soportar este peso.

También denunciaron el daño ambiental que se genera. Las obras han dejado «corte de cultivos en plena producción y devastación de huertos agrícolas, sin la correspondiente indemnización o reparo de los mismos, por la construcción de carreteras para la edificación de los pilares de las torres». Además, reclamaron robos a viviendas en el sector.

Reclamaron igualmente, que existe una repercusión en los habitantes de Galipán en «el ámbito de la salud psicológica, denunciamos el ambiente de acoso e intimidación que han generado los representantes de Ventel y AlfaMaq para forzar el consentimiento verbal de algunos de los ahora afectados para que se desarrolle la obra civil».

El sindicato de Trabajadores del Instituto Nacional de Parques (Inparques) y ambientalistas han asegurado que la construcción significa un crimen contra el ecosistema de Galipán.

Lea más:

En peligro de desaparecer más de 200 años de investigación en el Jardín Botánico

Foto referencial: El Estimulo.