Explotación de recursos y nula gestión ambiental destruyen la biodiversidad venezolana, según ONG

LA HUMANIDAD · 22 MAYO, 2021 11:27

Explotación de recursos y nula gestión ambiental destruyen la biodiversidad venezolana, según ONG

Texto por Albany Andara Meza

Ver más de

Albany Andara Meza

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Venezuela ocupa un espacio en la lista de los 17 países megadiversos existentes, siendo uno de los más ricos del mundo en diversidad biológica. Sin embargo, los diferentes ecosistemas venezolanos están en riesgo de ser destruidos por la huella humana, según varias ONG.

La sobreexplotación indiscriminada de recursos, la falta de gestión ambiental y el uso cotidiano del plástico son tres de las problemáticas más grandes que enfrenta el país en términos ecológicos, de acuerdo con los expertos. 

En el marco del Día Internacional de la Diversidad Biológica (este 22 de mayo), la Asociación Civil de Conservación de la Biodiversidad Venezolana (ConBiVe) aseguró que Venezuela se ve afectada por el impacto de empresas sin responsabilidad ecológica, la deforestación, la falta de políticas y la contaminación por microplásticos.

Por otro lado, Chelo Nogueira, presidente de la Fundación La Tortuga, recordó la crisis medioambiental producida por la construcción hotelera en el Parque Nacional Los Roques y las actividades de explotación realizadas en el Arco Minero del Orinoco. “Estamos bien desconectados con lo importante que es cuidar el medio ambiente. Se priorizan otra variables, como la económica”, expresó.

ONU advierte que no se cumplirán los objetivos de la Agenda 2030 en materia ambiental

En el informe presentado por VITALIS sobre el balance ambiental de Venezuela en 2019-2020, el principal problema retratado fue el Proyecto del Arco Minero. Actualmente, la Dra. Cecilia Gómez Miliani, directora del campus virtual de la ONG, destacó la importancia de esta situación. 

“Entre los principales retos que tenemos está la conservación, manejo y gestión adecuada del sistema de áreas protegidas que incluyen los monumentos naturales, refugios de fauna silvestre y reservas forestales que son los garantes de la conservación de la biodiversidad venezolana. Lamentablemente en estos momentos sabemos que no es prioridad para el Estado y estamos teniendo esos grandes problemas de intervención de esas áreas protegidas”, explicó. 

Para Drai Cabello, presidente de ConBiVe, la cuarentena por la pandemia del COVID-19 también ha jugado un papel importante en el proceso de protección de los ecosistemas.

“Las complicaciones de la propia pandemia vuelve un poco complicado que las organizaciones ambientales se desplacen a los lugares donde está la biodiversidad y eso hace que no haya suficiente vigilancia y control sobre los espacios protegidos”, indicó. 

Las sobreexplotación ilegal 

El Arco Minero del Orinoco al sur de Venezuela es una zona rica en reservas minerales, explotada por el régimen de Nicolás Maduro desde 2016. Resulta objeto de grandes polémicas debido a su negativo impacto social y ambiental, debido al uso de químicos y la destrucción de bosques enteros.

El proyecto también ha sido acusado en distintas oportunidades de violar los derechos humanos de las comunidades indígenas que habitan el área. 

“Hay una falta de coherencia en lo que dice el gobierno sobre lo que debe hacerse y lo que se está haciendo. Por un lado se habla de mantener la biodiversidad, por otro lado se destruye a la Amazonía (nuestro pulmón) con la minería. Se está acabando con los ecosistemas y contaminando el agua”, detalló Lya Neuberger, bióloga y directora ejecutiva de la Fundación Desarrollo Sustentable de Venezuela

En el presente hay fundaciones y organizaciones que trabajan para denunciar y documentar lo que pasa en la zona, como el grupo de investigación SOS Orinoco.

“Como política más que proyecto, el Arco Minero no tiene estructura formal ni límites geográficos. No obedece ni respeta leyes mineras, ni leyes ambientales. No ha generado ni un sólo estudio técnico que lo fundamente en lo geológico ni en lo ambiental y menos aún en lo social. Ni un solo estudio de impacto socioambiental, exigido por la Constitución, ha sido producido”, manifiesta SOS Orinoco en su informe de posición sobre la zona. 

Respecto a ello, Chelo Nogueira resaltó que una de las causantes de la destrucción acelerada de la biodiversidad es la extracción de recursos que se hace de forma inconsciente. 

“Es necesario tener una gestión ambiental adecuada. Hay que saber que cada acción genera un impacto. Este se tiene que minimizar o hay que tomar medidas compensatorias: si destruyes un sector, debes generar otro para que eso compense. Si tú cortas un árbol debes sembrar por lo menos ocho más y eso no se está haciendo”, explicó Noriega a Efecto Cocuyo. 

Los derrames petroleros

Lya Neuberger, de la Fundación Desarrollo Sustentable de Venezuela, también se refirió al riesgo que corre la vida marina venezolana debido a los derrames petroleros ocurridos en el país, como el detectado en octubre de 2020 en el Parque Nacional Morrocoy en el estado Falcón.

“Es sabido que todos nuestros hidrocarburos van entrando a las playas, a los corales y los manglares y van matando poco a poco todos los organismos. Eso es un peligro: los manglares son los criaderos más grandes de peces y otros organismos marinos. Esto lo vamos a sentir a la larga, porque también nos afecta”, afirmó. 

Igualmente, señaló que los derrames perjudican profundamente al área turística al dañar playas y parques nacionales. Sin embargo, la Fundación Desarrollo Sustentable de Venezuela no cuenta con informes o estudios sobre el alcance real del daño. 

“El hecho de que a nosotros no nos permitan tomar un muestreo como debe ser para ver el alcance del daño limita muchísimo. Se ve claro que ha habido un derrame. Se sabe. No puede esconderse. Las leyes no se están cumpliendo”, aseguró Neuberger. 

El plástico: otro gran enemigo 

“El plástico está cada vez más presente en las playas y otros espacios naturales”, dijo Drai Cabello de ConBiVe.

Contó que la asociación ha encontrado grandes cantidades de botellas, vasos, cubiertos y elementos de aseo personal en el territorio insular de Miranda, Los Roques y La Tortuga

“Mayo es el pico de anidación de tortugas marinas en nuestro país y el plástico es un elemento que disuade a las tortugas marinas de anidar. Hay cinco especies que anidan en Venezuela y dependen de una playa limpia para hacerlo. El plástico es un elemento que evita que ellas salgan a la arena a poner sus huevos”, aseguró Cabello. 

Hay que recordar que el plástico no es biodegradable: se desintegra en fragmentos más pequeños llamados microplásticos. ConBiVe explicó que estos son tragados por los peces y se acumulan en sus tejidos. 

“Tenemos un problema muy grande con el microplástico. Se está encontrando en los alimentos que se están consumiendo. Eso daña gravemente la salud humana. A nosotros nos encanta utilizar y botar, pero la verdad es que hay que minimizar el uso del plástico”, comentó Chelo Nogueira, en referencia al tema. 

Especies que se pierden

“Estamos en riesgos de perder especies de fauna y flora que ni siquiera sabemos que existen”, indicó la Dra. Cecilia Gómez Miliani de VITALIS. Esto constituye otro gran riesgo para la biodiversidad.

Destacó que en el país no hay un inventario o revisión de especies oficial y completo, lo que hace que el estatus de conservación sea desconocido.

“Nosotros no sabemos a ciencia cierta, si tenemos especies amenazadas o en peligro de extinción o en algún riesgo en particular. Es tan alta la biodiversidad en Venezuela y tan poco el trabajo de investigación que se ha hecho que el riesgo mayor es perder a las especies sin saber siquiera su valor ecológico”, apuntó. 

A pesar de ello, recalcó el esfuerzo que se ha realizado hasta ahora con iniciativas como los libros rojo de la fauna venezolana. 

La importancia de la corresponsabilidad

“El Día Internacional de la Diversidad Biológica es una ventana que nos permite mostrar todas las riquezas naturales que tiene Venezuela, pero que solo pueden considerarse riquezas si son administradas de forma responsable y sostenible. Cuando los ciudadanos entendemos el valor ambiental y todo lo que eso aporta a nuestra calidad de vida nos convertimos en ciudadanos eco-responsables”, culminó Drai Cabello. 

Finalmente, Chelo Nogueira recomendó tomar conciencia de la responsabilidad ambiental para eliminar los riesgos de destrucción de la biodiversidad venezolana.

“Todo lo tomamos de la naturaleza para sobrevivir y hay que procesarlo de manera armónica. La base de toda relación es el respeto: tenemos que respetar a la naturaleza. Pero esto no es tarea de uno solo. Es una cuestión de corresponsabilidad entre los ciudadanos y el Estado”, declaró.