Enfermedades y diáspora ponen en peligro subsistencia del pueblo warao, denuncia Kapé Kapé - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 19 JUNIO, 2019 17:43

Enfermedades y diáspora ponen en peligro subsistencia del pueblo warao, denuncia Kapé Kapé

Texto por Shari Avendaño | @shariavendano

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Son cada vez menos. El director general de la asociación de protección de los derechos humanos de los pueblos indígenas Kapé Kapé, Armando Obdola, denunció que la falta de aplicación de políticas públicas en materia de salud, defensa de la frontera y seguridad, han puesto en peligro la subsistencia de la etnia warao.

“Estamos casi en un proceso de extinción del pueblo warao”, manifestó Obdola en una reunión con la Comisión Indígena de la Asamblea Nacional (AN). Entregó un informe sobre el estatus de los derechos humanos de estas comunidades, que se agrega al documento que entregará el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet.

El director de Kapé Kapé explicó que, dadas la situación de aislamiento en el que se encuentra la comunidad warao y otras etnias, no se cuenta con una estadística del número de fallecidos.

Una de las zonas más afectadas es el municipio Antonio Díaz, en el estado Delta Amacuro. “Nosotros hacemos algo que en warao se llama tema-tika, nos vemos entre todos, a veces bajan los enfermeros y ellos llevan la información. Se les diseñó unas encuestas para llevar más o menos la estadística”, comentó Obdola.

En otras comunidades aumentaron los casos de VIH, enfermedades gastrointestinales (producto de la contaminación de los ríos cercanos a las zonas mineras), tuberculosis y conjuntivitis.

Desplazamiento forzado

A la crisis de salud se suma la presencia de grupos irregulares en las zonas indígenas, sobre todo en los sectores en los que se desarrolla actividad minera. Estas agrupaciones conviven con los cuerpos de seguridad del Estado venezolano. A juicio de Obdola, la presencia de estas personas también produce un proceso de transculturización.

Las comunidades desplazadas por grupos irregulares en el municipio Antonio Díaz son Botokonoko (25 familias), parte de las comunidades de Murako, Jobure Pacuala y Navara. En el municipio Tucupita (Delta Amacuro) se movilizaron las comunidades de Mariusa, una fracción de Boca Latal, Punta Pescador y Makareo.

Todo el municipio Pedernales está bajo el control de este tipo de agrupaciones. Se ha denunciado la situación, pero las autoridades del Estado, a la fecha, no han dado respuesta.

Caso Kumarakapay

“Es una comunidad destruida moralmente, hay un éxodo demasiado fuerte, se han ido muchos hacia Brasil, migración de los niños, ausencia en las escuelas. Hubo un quebrajamiento moral y sentimental en Kumarakapay”, dijo Obdola sobre las secuelas de lo sucedido el 22 de febrero, cuando una caravana de nueve convoyes del Ejército disparó contra el punto de control pemón del municipio Gran Sabana.

Obdola explicó que hay una averiguación abierta pero las autoridades venezolanas no han llegado a una resolución.

Lea también: 

Siete organizaciones exigen investigar ejecución de dos waraos en Delta Amacuro