El Niño protagonizó las excusas de racionamiento, pero no las Memorias y Cuentas

LA HUMANIDAD · 5 MARZO, 2016 11:12

Ver más de

Julett Pineda Sleinan | @JulePineda


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Aunque en cadenas y actos de funcionarios se habla del fenómeno El Niño y de sus consecuencias para el país, en las Memorias y Cuentas de los últimos dos años se dice poco o nada. El pasado miércoles se habló de la crítica situación de los embalses cuando el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, visitó la represa del Guri y anunció que la cota del embalse se encuentra apenas a 11 metros del mínimo para generar energía. “Quiero hacer un exhorto al país para hacer un uso eficiente de la energía y que colaboren con el ahorro energético”, dijo durante el acto.

Los alertas ante lo que posiblemente sería El Niño más fuerte de la historia, equiparable según los expertos con el período de sequía que el fenómeno climático causó en los años 1997 y 1998, arrancaron hace dos años.

«Fijénse el fenómeno de El Niño que tenemos encima. Hay que difundir un poco más, estamos en medio del fenómeno de El Niño otra vez. Se está evaluando ya si es un ‘niño grande’ o un ‘niño medio’, esa es la evaluación», expresó el presidente Nicolás Maduro durante unas declaraciones que dio en mayo de 2014. «Las lluvias se han retardado y las que van a caer, dicen nuestros expertos, van a ser la mitad de las lluvias que anualmente caen», continuó.

Sin embargo, la advertencia del Presidente y su anuncio de que el país estaba preparándose para la sequía no salen materializados en la Memoria y Cuenta del Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica, cuya gestión estaba a manos de Jesse Chacón en aquel entonces. En todo el documento no se hace referencia a El Niño ni una sola vez.

Los alertas de expertos y los llamados de funcionarios a ahorrar agua y luz tampoco tuvieron una mayor planificación. La única vez que se menciona el fenómeno El Niño en la Memoria y Cuenta del año pasado es para informar sobre una jornada de trabajo realizada por el Viceministerio para el Desarrollo del Sector y la Industria Eléctrica.

Mencionado entre los logros del despacho perteneciente al MPPEE, la actividad consistió en una «evaluación de soluciones en la optimización de la generación hidroeléctrica en Venezuela» para «analizar el impacto de la variabilidad climática, específicamente la del fenómeno del Niño, en las cuencas de los ríos Caroní y La Paragua, así como evaluar las propuestas de desarrollo tecnológicos en el bajo y alto Caroní».

Aparte de ese párrafo, no se vuelve a hacer mención al fenómeno ni a las consecuencias que le atribuyen las autoridades.

«Este fenómeno de El Niño se puede prolongar hasta junio», advirtió el actual ministro del MPPEE y presidente de Corpoelec, Luis Motta Domínguez. Esta semana, el pasado miércoles, el funcionario informó que el Guri se encuentra a 11 metros de su cota mínima de generación de energía. En este embalse se encuentra la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, que posee una capacidad de generar más de 10 mil megavatios (Mw).

En ese mismo acto, Motta Domínguez rechazó los comentarios sobre la falta de inversión por parte del Gobierno en el sector eléctrico y anunció que en Lara se inauguraría una central hidroeléctrica con capacidad de 90 Mw.

Apagones por razones de mantenimiento marcaron el final de 2015, luego de que se reportaran quejas por fallas en el servicio eléctrico en los estados Lara, Cojedes, Aragua, Carabobo, Falcón y Maracaibo. Corpoelec informó la suspensión del suministro de electricidad en 9 estados del país a través de un operativo desde el sábado 26 de septiembre hasta el lunes 28. Cortes de luz también se reportaron en distintas localidades del país a lo largo de los últimos meses de 2015.

Como medida para responder a los efectos de El Niño y contribuir con el ahorro de energía, se llegó a un acuerdo con los centros comerciales del país para disminuir su consumo de energía eléctrica, por lo que se les impuso el cumplimiento de un horario específico, de 12:00 m a 7:00 pm.

Aquellas infraestructuras que contaran con la capacidad para autogenerar energía podrían obviar el horario mientras se suministrasen la energía suficiente para operar en los horarios de racionamiento. También se anunció la reducción del horario de trabajo en las oficinas públicas, de 7:30 am hasta la 1:00pm.

Aunque el ministro para la Comunicación e Información, Luis José Marcano, aseguró también el pasado miércoles que se darían «en las próximas horas» importantes anuncios con respecto a la crisis eléctrica, hasta la fecha, dos días después, no se ha informado sobre la implementación de nuevas medidas.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: