Descendientes de sefardíes en Venezuela reciben pasaporte español este #17Dic

LA HUMANIDAD · 17 DICIEMBRE, 2021 18:04

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

18
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

El gobierno español aprobó los pasaportes de 136 sefardíes en Caracas. Se trata de los ciudadanos venezolanos que recientemente fueron nacionalizados en España por descender de los judíos expulsados de la península Ibérica hace siglos.

Este 17 de diciembre de 2021, el documento fue entregado por miembros de la embajada española en Venezuela en las instalaciones de la Asociación Israelita de Venezuela (AIV), ubicada en el municipio Chacao del estado Miranda. 

«La historia que está detrás de este acto es una historia de emociones y separaciones. España se olvidó de sus judíos expulsados, pero ellos no se olvidaron de España. Este es un acto de reparación histórica y moral. Cualquiera que fuesen las razones por las que los reyes católicos expulsaron a los judíos en 1492, eso fue un acto inhumano y cruel. España lo reconoce de esta manera y quiere hallar un punto de encuentro entre los descendientes de los expulsados y los españoles de hoy», expresó el encargado de negocios de España en Venezuela, Ramón Santos Martínez. 

El evento comenzó a las 11:20 de la mañana en la sinagoga Tiferet de Los Palos Grandes, con los protocolos de bioseguridad. Se recibió un aproximado de 250 personas en una sala amplia. 

En el lugar se encontraban integrantes del consulado español, así como representantes del Consejo Interior y la Consejería General del país europeo. También estuvieron presentes la presidente del Consejo de Residentes Españoles de Venezuela, el presidente de la Hermandad Gallega de Venezuela, la directora ejecutiva del Museo Sefardí de Caracas, el coordinador internacional de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) y  los rabinos de la AIV además de los miembros de su junta directiva.

Venezolanos con doble nacionalidad

Luego de reproducir algunos cortos documentales sobre España y la historia de los sefardíes, se entregaron los pasaportes a más de un centenar de Venezolanos, entre adultos jóvenes y de la tercera edad, que solicitaron el documento en 2019, antes de la pandemia del COVID-19. Ninguno tuvo que renunciar a la nacionalidad venezolana para ello. 

«Me siento aliviada y emocionada. Un poco más protegida. Me voy el martes para España a visitar a mi hijo que vive allá», dijo María Eugenia Mendoza, una de las mujeres nacionalizadas.

Por otro lado, los hermanos Claudia y David Petit, expresaron que el proceso para obtener el pasaporte no fue sencillo, pero que están contentos por haberlo logrado juntos. 

«Realmente es una sensación de reencuentro, de que vuelves a tus orígenes. Creo que se ha hecho un acto de justo resarcimiento de lo que pasaron nuestros antepasados», apuntó Santiago Salas, de 50 años de edad. 

Los judíos sufrieron graves atropellos e injusticias en distintos países europeos durante la Edad Media y posterior a ella. En España, se les expulsó en 1492 mediante el Edicto de Granada. El gobierno de los reyes Fernando II de Aragón e Isabel de Castilla les dio solo cuatro meses para salir del territorio, por lo que la mayoría tuvo que hacerlo en pésimas condiciones, bajo amenaza de muerte si excedían la fecha límite. 

Las vejaciones que sufrieron familias enteras en sus viajes fuera del reino español aún son tema de polémica dentro del país europeo y dieron pie a que, en 2015, se aprobara la Ley de nacionalidad española para los sefardíes, donde se garantizaba la nacionalidad a los descendientes de los judíos que fueron desplazados de España a finales del siglo XV. La misma expiró en octubre de 2019. 

Los venezolanos nacionalizados debieron esperar dos años para recibir el pasaporte, pero ahora cuentan con una doble nacionalidad que les permite vivir, trabajar y estudiar en territorio español sin pasar por difíciles procesos migratorios.

Un proceso que se repetirá

En 2019, el Ministerio de Justicia y el Consejo General de Notariado recibieron 14.600 solicitudes de Venezuela, de personas que afirmaban ser sefardíes. Para que cualquiera de ellas fuese aceptada, se necesitaba presentar un riguroso estudio genealógico que demostrara que el aspirante tenía ancestros judíos en España hace seis siglos; además de otra larga documentación.

El encargado de negocios de España en Venezuela, Ramón Santos Martínez, explicó que todavía hay cientos de expedientes sin resolver de solicitantes venezolanos, por lo que espera que el evento de entrega de pasaportes se repita en el futuro. 

«En la medida que se vaya resolviendo positivamente, repetiremos lo que se ha llevado a cabo hoy. Hacer un acto un poco con la liturgia que hemos desarrollado, que ha hecho de él un evento solemne. Creo que la ocasión lo requiere: recibir una nueva nacionalidad, sin que ello implique una renuncia a la que ya se tiene, es algo importante en la vida de una persona», indicó a Efecto Cocuyo