Delivery en la tormenta: los riesgos de la lluvia para los repartidores en Caracas 

LA HUMANIDAD · 29 OCTUBRE, 2022 19:57

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La mujer lo recibió en el portón del edificio, en el municipio Chacao al este de Caracas, con el ceño fruncido y una mueca de disgusto. Empapado de pies a cabeza, Julian Rivera* se bajó de su moto y le entregó una bolsa de plástico con dos lasañas dentro. Era viernes 21 de octubre y un aguacero acababa de caer sobre la ciudad: el mal clima retardó la entrega de cientos de pedidos a domicilio en la capital. 

«Voy a reportar tu tardanza, porque llevo una eternidad esperando la comida, que seguro ya está fría», le dijo ella a Rivera, antes de ingresar de vuelta a la residencia.

El joven delivery no tuvo tiempo de explicar que se vio obligado a esperar bajo un puente hasta que la lluvia amainó, debido a lo peligroso que resulta manejar un vehículo en las resbaladizas calles caraqueñas, algunas inundadas y con el asfalto lleno de agujeros.

Desde septiembre, usuarios en redes sociales han reportado cómo el agua arrastra motos y hasta bolsos para trasladar productos, propios de las empresas de reparto que operan en el país. 

«La lluvia lo que vino fue a complicarnos las cosas a los deliveries. En Caracas hay muchos huecos y si no te conoces las calles te puedes hasta matar, porque se llenan de agua y parecen charquitos. Además, hay gente que no tiene consideración: te ponen una mala calificación si te tardas, aún cuando está cayendo un palo de agua. No sé ni como explicarles que no es que no nos gusta mojarnos, es que es demasiado peligroso», explicó Rivera a Efecto Cocuyo

En junio de 2022, la coordinadora del Observatorio de Seguridad Vial, Dayana Betancourt, alertó en entrevista con Unión Radio que la mayoría de las vías de Caracas no resultan aptas para el paso vehicular en época de lluvia. En el caso de los repartidores, son de los trabajadores más expuestos a accidentes en carretera durante las tormentas. 

Cómo es manejar en Caracas

Actualmente, el Ministerio de Transporte no ofrece cifras sobre la cantidad real de accidente viales por lluvias en el país. No obstante, Wilbani León, director de la escuela de manejo Motoprevención, rescatista y miembro de Ángeles de la Autopista, asegura que los deliveries representan una parte importante de las estadísticas. 

«Porque quieren ir rápido, para estar pendientes del próximo reparto, porque están apurados y si la pizza llega fría el cliente no la va a querer. Entonces son diferentes factores que aumentan su riesgo. A diario hay un delivery involucrado en un accidente vial», comentó León.

«Siempre hay un piquito por las lluvias, porque obviamente el pavimento está húmedo», agregó. 

Expresó que es importante que las empresas enseñen sobre concientización en la vía. Recordó que más del 50 % de los motorizados del país aprenden a manejar de forma empírica y que eso también representa un problema a la hora de ir en la autopista con mal clima. 

«Por ejemplo, colocarse debajo de los puentes es un riesgo, hay personas que lo hacen y no se dan cuenta que la autopista está libre y si una persona viene y se cambia de canal se van a encontrar de manera brusca. Otra cosa es que los ves debajo del puente cuando a 50 metros hay un refugio para motos», dijo León. 

En contraposición, deliveries aseguraron que hay refugios que no están aptos para esperar en ellos a que pase un temporal.

«Esto es un trabajo de parte y parte, los gobernantes y los ciudadanos. Hay que hacer refugios de motorizado más cerca de los puentes y campañas para que la gente entienda», expresó el director de Motoprevención. 

¿Hay seguros médicos para deliveries?

Luis Rojas* estudiante universitario y repartidor de la aplicación de Pedidos Ya en Venezuela explicó a Efecto Cocuyo que la empresa le ofrece un seguro médico que él debe pagar semanal. 

«Es un seguro que cubre muy poquito. Nos cubre 2 mil dólares y una fractura u operación por accidente suele sobrepasar los 5 mil en este país. Es un seguro que pagamos nosotros, porque somos prestadores de servicio: prácticamente trabajadores independientes», expresó. 

Comentó que la compañía no les permite a sus deliveries contratar un seguro por fuera. Así mismo, agregó que cancelan alrededor de dos dólares semanales por la cobertura médica. 

«Es de Mercantil Seguros. En caso de muerte, lo que te dan son 10 mil dólares que le entregan a un familiar que uno pone en la planilla», apuntó Rojas. A pesar de los riesgos de rodar en Caracas en época de lluvia —que incluyen lesiones severas por caer al pavimento— afirma que prefiere trabajar con su moto debido a que necesita costear sus estudios. En el presente vive en Petare, al este caraqueño. 

«Ahorita los trabajos de oficina te quieren pagan 150 o 170 dólares. Me resulta más rentable trabajar de delivery cinco horas. Trabajo en la mañana y en la noche me da tiempo de estudiar», puntualizó. Le preocupa que los clientes lo califiquen con bajos puntos por la tardanza durante las jornadas lluviosas.

«Es porque nos clasifican por grupo y nos evalúan. Si te va mal, eso influye en tu horario. El grupo 1 es el mejor y puedes elegir las horas», explicó. 

Otros casos 

Ricardo Figueroa* asegura que durante el año y medio que ha trabajado como delivery en la capital no ha tenido accidentes o reproches de clientes por tardar en un día lluvioso.

«He tenido suerte de que los clientes tienen conciencia. Si empieza a llover mucho yo espero que escampe. Cuando tú manejas con un palo de agua la visibilidad no es la misma, toda el agua te empieza a pegar en la cara», explicó. 

Labora para Yummy, otra compañía de pedidos a domicilio que opera en Venezuela. Figueroa comenta que la empresa les ofrece un seguro médico básico y una compensación económica en caso de fallecimiento. 

«Son unos 2 mil dólares. Aunque no lo he utilizado porque no he tenido ningún accidente. He tenido bastante cuidado», acotó. 

Juan Carlos Villalobos, funcionario de la Policía Municipal de Caracas y miembro de Motoprevención, puntualizó que las condiciones actuales de las precipitaciones son atípicas y es necesario conducir con extremo cuidado. 

«No hay que actuar violentamente sobre el vehículo. Cuando el pavimento está mojado, sabemos que se pone resbaloso y tenemos que efectuar maniobras lo más suave posible. En el caso de los deliveries, ellos mientras más diligencias hagan con la moto más ganancia económica obtendrán. Sin embargo, deben saber que es preferible llegar a la casa, con menos dinero, pero llegar», señaló Villalobos. 

Hay más de 40 mil repartidores en Venezuela, de acuerdo con las cifras suministradas por diferentes empresas de delivery. A la fecha, organizaciones y gremios indican que es preocupante que estas nueva figuras, en su mayoría jóvenes, trabajen con términos o marcos legales poco claros, debido a que varios pertenecen a sectores vulnerables.

*Los nombres de los entrevistados fueron cambiados para resguardar su  identidad.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también:

LA HUMANIDAD · 6 DICIEMBRE, 2022

Delivery en la tormenta: los riesgos de la lluvia para los repartidores en Caracas 

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

La mujer lo recibió en el portón del edificio, en el municipio Chacao al este de Caracas, con el ceño fruncido y una mueca de disgusto. Empapado de pies a cabeza, Julian Rivera* se bajó de su moto y le entregó una bolsa de plástico con dos lasañas dentro. Era viernes 21 de octubre y un aguacero acababa de caer sobre la ciudad: el mal clima retardó la entrega de cientos de pedidos a domicilio en la capital. 

«Voy a reportar tu tardanza, porque llevo una eternidad esperando la comida, que seguro ya está fría», le dijo ella a Rivera, antes de ingresar de vuelta a la residencia.

El joven delivery no tuvo tiempo de explicar que se vio obligado a esperar bajo un puente hasta que la lluvia amainó, debido a lo peligroso que resulta manejar un vehículo en las resbaladizas calles caraqueñas, algunas inundadas y con el asfalto lleno de agujeros.

Desde septiembre, usuarios en redes sociales han reportado cómo el agua arrastra motos y hasta bolsos para trasladar productos, propios de las empresas de reparto que operan en el país. 

«La lluvia lo que vino fue a complicarnos las cosas a los deliveries. En Caracas hay muchos huecos y si no te conoces las calles te puedes hasta matar, porque se llenan de agua y parecen charquitos. Además, hay gente que no tiene consideración: te ponen una mala calificación si te tardas, aún cuando está cayendo un palo de agua. No sé ni como explicarles que no es que no nos gusta mojarnos, es que es demasiado peligroso», explicó Rivera a Efecto Cocuyo

En junio de 2022, la coordinadora del Observatorio de Seguridad Vial, Dayana Betancourt, alertó en entrevista con Unión Radio que la mayoría de las vías de Caracas no resultan aptas para el paso vehicular en época de lluvia. En el caso de los repartidores, son de los trabajadores más expuestos a accidentes en carretera durante las tormentas. 

Cómo es manejar en Caracas

Actualmente, el Ministerio de Transporte no ofrece cifras sobre la cantidad real de accidente viales por lluvias en el país. No obstante, Wilbani León, director de la escuela de manejo Motoprevención, rescatista y miembro de Ángeles de la Autopista, asegura que los deliveries representan una parte importante de las estadísticas. 

«Porque quieren ir rápido, para estar pendientes del próximo reparto, porque están apurados y si la pizza llega fría el cliente no la va a querer. Entonces son diferentes factores que aumentan su riesgo. A diario hay un delivery involucrado en un accidente vial», comentó León.

«Siempre hay un piquito por las lluvias, porque obviamente el pavimento está húmedo», agregó. 

Expresó que es importante que las empresas enseñen sobre concientización en la vía. Recordó que más del 50 % de los motorizados del país aprenden a manejar de forma empírica y que eso también representa un problema a la hora de ir en la autopista con mal clima. 

«Por ejemplo, colocarse debajo de los puentes es un riesgo, hay personas que lo hacen y no se dan cuenta que la autopista está libre y si una persona viene y se cambia de canal se van a encontrar de manera brusca. Otra cosa es que los ves debajo del puente cuando a 50 metros hay un refugio para motos», dijo León. 

En contraposición, deliveries aseguraron que hay refugios que no están aptos para esperar en ellos a que pase un temporal.

«Esto es un trabajo de parte y parte, los gobernantes y los ciudadanos. Hay que hacer refugios de motorizado más cerca de los puentes y campañas para que la gente entienda», expresó el director de Motoprevención. 

¿Hay seguros médicos para deliveries?

Luis Rojas* estudiante universitario y repartidor de la aplicación de Pedidos Ya en Venezuela explicó a Efecto Cocuyo que la empresa le ofrece un seguro médico que él debe pagar semanal. 

«Es un seguro que cubre muy poquito. Nos cubre 2 mil dólares y una fractura u operación por accidente suele sobrepasar los 5 mil en este país. Es un seguro que pagamos nosotros, porque somos prestadores de servicio: prácticamente trabajadores independientes», expresó. 

Comentó que la compañía no les permite a sus deliveries contratar un seguro por fuera. Así mismo, agregó que cancelan alrededor de dos dólares semanales por la cobertura médica. 

«Es de Mercantil Seguros. En caso de muerte, lo que te dan son 10 mil dólares que le entregan a un familiar que uno pone en la planilla», apuntó Rojas. A pesar de los riesgos de rodar en Caracas en época de lluvia —que incluyen lesiones severas por caer al pavimento— afirma que prefiere trabajar con su moto debido a que necesita costear sus estudios. En el presente vive en Petare, al este caraqueño. 

«Ahorita los trabajos de oficina te quieren pagan 150 o 170 dólares. Me resulta más rentable trabajar de delivery cinco horas. Trabajo en la mañana y en la noche me da tiempo de estudiar», puntualizó. Le preocupa que los clientes lo califiquen con bajos puntos por la tardanza durante las jornadas lluviosas.

«Es porque nos clasifican por grupo y nos evalúan. Si te va mal, eso influye en tu horario. El grupo 1 es el mejor y puedes elegir las horas», explicó. 

Otros casos 

Ricardo Figueroa* asegura que durante el año y medio que ha trabajado como delivery en la capital no ha tenido accidentes o reproches de clientes por tardar en un día lluvioso.

«He tenido suerte de que los clientes tienen conciencia. Si empieza a llover mucho yo espero que escampe. Cuando tú manejas con un palo de agua la visibilidad no es la misma, toda el agua te empieza a pegar en la cara», explicó. 

Labora para Yummy, otra compañía de pedidos a domicilio que opera en Venezuela. Figueroa comenta que la empresa les ofrece un seguro médico básico y una compensación económica en caso de fallecimiento. 

«Son unos 2 mil dólares. Aunque no lo he utilizado porque no he tenido ningún accidente. He tenido bastante cuidado», acotó. 

Juan Carlos Villalobos, funcionario de la Policía Municipal de Caracas y miembro de Motoprevención, puntualizó que las condiciones actuales de las precipitaciones son atípicas y es necesario conducir con extremo cuidado. 

«No hay que actuar violentamente sobre el vehículo. Cuando el pavimento está mojado, sabemos que se pone resbaloso y tenemos que efectuar maniobras lo más suave posible. En el caso de los deliveries, ellos mientras más diligencias hagan con la moto más ganancia económica obtendrán. Sin embargo, deben saber que es preferible llegar a la casa, con menos dinero, pero llegar», señaló Villalobos. 

Hay más de 40 mil repartidores en Venezuela, de acuerdo con las cifras suministradas por diferentes empresas de delivery. A la fecha, organizaciones y gremios indican que es preocupante que estas nueva figuras, en su mayoría jóvenes, trabajen con términos o marcos legales poco claros, debido a que varios pertenecen a sectores vulnerables.

*Los nombres de los entrevistados fueron cambiados para resguardar su  identidad.

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

1

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO