Activistas llaman a rechazar propuesta de construir ciudad comunal en El Ávila

LA HUMANIDAD · 20 OCTUBRE, 2021 20:42

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

34
QUÉ CHÉVERE
11
QUÉ INDIGNANTE
19
QUÉ CHIMBO

Luego de que el mandatario Nicolás Maduro anunciara este miércoles su propuesta de construir ciudades comunales en el parque nacional El Ávila, conocido también como Waraira Repano, organizaciones civiles y algunas individualidades llamaron a rechazar esta iniciativa y proteger el pulmón vegetal de Caracas, que desde el año 1958 está protegido por la legislación venezolana.

«Una vez esté aprobada la Ley (de ciudades comunales), se fundará la primera Ciudad Comunal en el Waraira Repano, llamado a ser ejemplo de producción agrícola, turismo internacional y nacional, ejemplo de democracia interna” aseveró Maduro durante una alocución transmitida por VTV.

Desde la ONG Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos se calificó de “ecocidio” el planteamiento de Maduro e instaron a los caraqueños a no permitir que esto se cumpla.

“El Ávila es un parque nacional. El Ávila es un pulmón para Caracas. El Ávila es un patrimonio natural de Venezuela. Anunciar una “ciudad comunal” para El Ávila solo traerá más destrucción. La ley de parques nacionales lo protege desde 1958. No permitamos un ecocidio en El Ávila“, manifestaron.

Asimismo, la activista Lexys Rendón, directora de la organización Laboratorio de Paz, instó a las autoridades del Gobierno chavista a instalar ciudades de ese tipo en otros lugares más adecuados.

«La ley de ciudades comunales requiere de un proceso amplio de consulta según la CRBV. El Ávila es un parque y reservorio que necesita cuidarse y salvaguardarse. Mantenerlo sano, protegido y equilibrado es fundamental. Una ciudad comunal pueden construirla en cualquier otro lado», dijo.

Otra persona que se pronunció fue la bióloga Catalina Ramos, coordinadora de la fundación AsoCiudadanas, quien además del rechazo a la propuesta referida al Ávila se preguntó: «¿Esas ciudades comunales estarán incluidas en el reparto acordado del 21 de noviembre o es una cuenta que llevan aparte?».

De mismo modo, la ONG Observatorio de Ecología Política de Venezuela (Ecopolítica), indicó en un comunicado que precisamente es en Galipán, pueblo ancestral ubicado en el Ávila, «donde hace varios años se viene atropellando la población para impulsar proyectos de desarrollo turístico de gran envergadura, destinados a turistas de alto perfil, el sitio escogido por Maduro para establecer la “ciudad comunal piloto».

Indicaron que con esa propuesta de Maduro se quiere crear una figura jurídica que se pretende superponer a la del Parque Nacional, a su PORU y todas las medidas protectoras, que no pueden retrotraerse, por principio constitucional y del derecho, a un estado de menor protección y de mayor daño para el ecosistema allí existente.

«Pues más allá de la jerigonza jurídico-política, las contradicciones existentes, o lo nada comunal que tendrán las llamadas ciudades comunales, que no podemos discutir en este momento, el problema fundamental es la violación a la protección del principal pulmón de la región capital y un atentado a la vida del principal bosque nublado tropical#. añaden.

Denunciaron que el parque nacional, tan importante y emblemático para los habitantes de Caracas, ya ha venido sufriendo un proceso de degradación al permitir «ante la mirada cómplice de Inparques actividades que violentan la normativa del reglamento de uso de este parque nacional, como el uso de bicicletas y la promoción de carreras y deforestaciones; la realización de fiestas en el Hotel Humboldt y la deposición de las aguas servidas directamente en la montaña; así como la violación a los terrenos de los cultivadores de Galipán de forma arbitraria para construir carreteras, teleféricos, mansiones y otras edificaciones de gran tamaño. El peor de los casos, el permitir el uso de glifosato y otros agro-tóxicos sobre los terrenos».