Ciclistas celebran aniversario 453 de Caracas y piden ciclovías para la ciudad

LA HUMANIDAD · 25 JULIO, 2020 09:58

Ver más de

Mairet Chourio | @mairetchourio

Foto por Mairet Chourio | @mairetchourio

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Caracas está de cumpleaños, arriba a sus 453 años de fundación, y hoy mostramos a esos personajes que por alguna u otra razón recorren la ciudad en bicicleta.

En medio de la pandemia del coronavirus, con el aumento sostenido de los casos de transmisión comunitaria en el Distrito Capital, no impidió a varios caraqueños, que usan bicicletas como medio de vida, ofrecer sus testimonios a Efecto Cocuyo de cómo ven la ciudad y que le regalarían en su aniversario.

Daniel Pantoja, vendedor de café

Tiene 61 años. De lunes a sábado con sus cuatro termos de café bordea los alrededores del casco histórico de la capital venezolana para sobrevivir. Hace más de veinte años que se dedica a este oficio, cuando dejó a un lado su labor de carpintero de construcción. «Cuando yo empecé a salir en bicicleta, mucha gente se burlaba, me ignoraban».

Gritando: «¡café caliente!» y tocando una bocina es la forma como Daniel promociona su venta. Se pasea por la Catedral, la plaza El Venezolano, la iglesia Santa Capilla y la plaza Bolívar.

Ciclistas celebran aniversario 453 de Caracas y piden ciclovías para la ciudad

Pantoja, que es nacionalista hasta la médula, le regalaría a Caracas en sus 453 años «más calidad de vida y un mejor comportamiento ciudadano«. Se alegra de ver cada vez más personas usando bicicletas en la ciudad.

Carlos Mora, el odontólogo que cambió el carro por la bici

Del sur-oeste de la ciudad específicamente de Coche, salen en bicicleta a hacer diligencias: Un odontólogo, un funcionario público y un DJ. Desde hace cuatro meses cuando empezó la cuarentena se vieron en la necesidad de desempolvar sus bicis para poder desplazarse por la ciudad. Las restricciones de movilidad, la falta de gasolina los primeros dos meses y medio de la cuarentena, los obligó a usar este medio de transporte.

«Siempre andamos en grupo porque no somos muy diestros, teníamos mucho tiempo sin montar bicicleta», contó Mora.

Debido a la pandemia ha hecho un alto a su trabajo, y ahora andar en bicicleta le ha servido para disfrutar de Caracas. «Los fines de semana armamos una ruta, hacemos un grupo más grande y salimos a pedalear», sostiene.

Pero si en algo coinciden los tres, es que a Caracas le hace falta más ciclovías. «Uno a veces tiene que subirse en las aceras y eso no debería ser, hacen falta ciclovías».

A Meyer Martínez lo animó un sobrino

Empezó a hacer ejercicios por salud y fue inducido por su sobrino a montar bicicleta, y hace más de ocho años que se enamoró de esta actividad. «Me gusta tanto que hasta busqué para trabajar de delivery pero no me aceptaron por mi edad», dijo.

Martínez, de 58 años de edad, cruza el municipio Baruta para atender un kiosco en El Rosal, en el municipio El Rosal.

«Nosotros hacemos largas rutas, vamos al Junquito, El Hatillo y San Antonio», comenta.  Si bien, andar en Caracas en su bicicleta no es nada fácil para Meyer se le hace más sana pedaleando.

Y es así como Caracas, de oeste a este, sus avenidas, bulevares y zonas populares son cada días más transitada por ciclistas.