Cargar pimpinas con combustible aumenta el riesgo de accidentes en las carreteras - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 12 JUNIO, 2019 19:20

Cargar pimpinas con combustible aumenta el riesgo de accidentes en las carreteras

Texto por Cristofer García | @cristofueg

Ver más de

Cristofer García | @cristofueg

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La vialidad está cada vez más en riesgo cuando los vehículos cargan combustible en pimpinas. Así lo alertó Dayana Betancourt, coordinadora del Observatorio de Seguridad Vial (OSV). Esta práctica ha incrementado por la escasez de gasolina y gasoil en el interior del país.

«Es un alto riesgo tanto para los conductores como para los usuarios que ahí se trasladan. Puede terminar en accidentes, incendios o explosiones. El chispazo está latente. Aumentan las probabilidades de accidentes», dijo Betancourt.

Desde hace más de un mes la gasolina no se consigue en las estaciones en general, solo algunas surten el líquido y las colas son de hasta una semana en los peores casos. Choferes de rutas largas en el Terminal La Bandera afirmaron que cargan hasta más de 100 litros de de gasoil como reserva.

En los viajes más largos, como de Caracas a Táchira, los vehículos grandes que disponen de un tanque de más de 500 litros aguantan solo la ida. Mientras que las rutas de menor distancia, Caracas-Maracay, les alcanza sus tanques (150 litros) para ir y venir.

Sin embargo, esta práctica que no es nueva, ha crecido por la necesidad de combustible para los traslados. Betancourt señaló que el OSV registra estos casos en crecida desde el año pasado.

«La crisis de combustible no es nueva. Desde 2018 Táchira, Mérida y Zulia sufren de esta precariedad para surtirse», expresó.

No obstante la legislación venezolana penaliza el traslado de combustible. Según la Ley Orgánica contra la delincuencia organizada, en su capítulo uno, señala que el tráfico ilícito de material estratégico, como el combustible, pueden ser penado de tres a seis años.

«Se entenderá por recursos o materiales estratégicos los insumos básicos que se utilizan en los procesos productivos del país», define la normativa.

Mientras que Protección Civil ha alertado que guardar combustible en recipientes de plástico es altamente peligroso porque con los cambios de temperatura estos recipientes se expanden, emiten gases y pueden generar una explosión.

Además, en estados como Mérida, donde la crisis para conseguir combustible ha sido aguda, el llamado Estado Mayor de Combustible, prohibió el llenado de envases con combustible.

Sin embargo, en Mérida, como otras entidades que han sufrido esta precariedad, con mayor énfasis (Táchira y Zulia), la reventa de la gasolina en el mercado negro se ha reportado en una pimpina de 25 litros por encima de 25 dólares, entre los costos más altos del mercado internacional.

Llenar en Caracas

Según fuentes que consultó Efecto Cocuyo, bomberos en algunas estaciones de servicio cobran un dólar por cargar las pimpinas con gasolina. Los conductores de vehículos particulares que frecuentan la capital surten a este costo para cargar reservas en el viaje.

«Las personas no tienen otra opción. Si deben viajar no pueden pasar tres o cuatro días en cola. Usan pimpinas. Las autoridades están al tanto, saben que es gasolina lo que llevan ahí», dijo Betancourt.

Un tanque de gasolina de un vehículo promedio está entre 40 y 60 litros. Insuficiente para los viajes de mayor distancia entre estados. Los viajeros encuentran en las pimpinas una solución de emergencia.

«Un tanque de un vehículo normal no llega de Caracas a Falcón. En algún punto del viaje debe pararse a llenar», señaló.

También alertó que en las entidades más perjudicadas la práctica de guardar combustible ha crecido más allá de los vehículos y en las propias viviendas se almacena este material inflamable.

«Personas en estos estados más afectados han comenzado a guardar combustible en almacenes sin ningún tipo de seguridad ni prevención con los materiales que se guarda», indicó.

Carreteras deterioradas

El riesgo al que se exponen los conductores al cargar pimpinas se le suma a los problemas que presentan las carreteras venezolanas por falta de mantenimiento. La vialidad de por sí es peligrosa, sin mantenimiento se es más propenso a sufrir accidentes.

«No hay condiciones de infraestructura para transportarse en las carreteras venezolanas. No hay mantenimiento ni alumbrado en las vías», dijo Betancourt.

Agregó que la falta de insumos y repuestos para los vehículos también incrementa los riesgos en el tránsito. Señaló que la principal causa de accidentes en las carreteras del país son el exceso de velocidad, pero en estas condiciones los conductores son más vulnerables.

Lea más:

Maturín se paraliza por segundo día de protestas ante escasez de gasolina

Fotos: Efe.