Aun en cuarentena y con escasez de combustible hortalizas andinas llegan a La Vega

LA HUMANIDAD · 31 MAYO, 2020 11:35

Aún en cuarentena y con escasez de combustible hortalizas andinas llegan a La Vega

Texto por Mairet Chourio Fotos por Mairet Chourio

Ver más de

Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La cuarentena en el país no se ha vivido de la misma manera en todos los sectores. Hay quienes “día a día” hacen un esfuerzo extra para sobrevivir y mantener su actividad comercial  y con ello contribuir con la alimentación de los venezolanos. Es el caso de los hermanos Rodríguez, que con su carga de hortalizas y frutas desde La Grita, estado Táchira, no han dejado de viajar a Caracas, a pesar de la crisis del combustible.

Un gran y colorido mercado, convertido ya en feria popular, los espera para vender sus productos frescos cultivados en el occidente del país. Reconocen que para ellos “no ha existido la cuarentena” pero sí mucha dificultad para pagar el gasoil a un alto costo.

“No hemos dejado de viajar, de hecho lo hacemos dos veces a la semana pero pagamos por el tanque lleno 30 dólares”, reconocen al tiempo de calcular en voz alta que un viaje ida y vuelta La Grita-Caracas tiene un costo de 60 dólares, que multiplicado por dos viajes semanales se convierten en 120 dólares, solo en combustible.

La situación con el combustible en el país se ha complicado producto de la escasez prolongada que ha puesto en apuros a muchos, teniendo que ingeniárselas para poder cumplir con sus obligaciones, incluso para atender el área de la salud.

Los especialista han agrupado las causas que originan esta situación con el carburante en el país en cuatro grandes categorías: La caída en la producción de petróleo, la falta de inversión y mantenimiento y el subsidio al combustible.

Pero para los hermanos Rodríguez ese costo extra que deben pagar por el combustible trae consecuencias, pues “repercute en que tengamos que subir o ajustar el precio de las hortalizas y frutas” para los consumidores. “Pero aún así sigue siendo rentable para el consumidor”, aseguran.

Feria de la J en la Vega

La venta de hortalizas y frutas andinas se instala de jueves a sábados en el sector J de La Vega, una de las 22 parroquias del Municipio Libertador del Distrito Capital.

La venta de hortalizas y frutas andinas se instala de jueves a sábados en el sector J de La Vega, una de las 22 parroquias del Municipio Libertador del Distrito Capital.

La mercancía debe rodar entre 12 y 15 horas y pasar varios puestos de control que están en la vía hacia el occidente del país. También deben sortear las revisión de la temperatura del conductor y sus acompañantes y la verificación de las medidas de higiene y el uso del tapabocas.

Mariela viaja con alrededor de siete personas y con decenas de cestas y sacos de papas, cebollas, ají, tomate, lechozas, piñas, entre otros productos.

“Para venir para acá pagamos un flete de 200 dólares aproximadamente, y el señor del camión se encarga de conseguir el gasoil.  Me ha dicho que ha pagado por 20 litros 30 dólares”, ratifica.

A pesar de las dificultades manifiesta que es un viaje que siguen haciendo para ofrecer la variedad de su cosecha a los capitalinos.

“Nosotros guapeamos para mantener esto, tampoco se le puede subir mucho a los rubros porque somos la oferta más económica que tiene la gente”- asegura.

Con información y foto de Mairet Chourio