100 años de Sergio Antillano

LA HUMANIDAD · 7 OCTUBRE, 2022 21:40

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El nombre de Sergio Antillano quedó grabado en la lista de los grandes humanistas venezolanos del siglo XX. Fue un aclamado periodista, abogado, riguroso crítico de arte y respetado docente universitario. Hoy, 7 de octubre, se cumple el centenario de su nacimiento y el país lo recuerda como un gran promotor del desarrollo cultural. 

En 1999, Héctor Mujica aseguró que Antillano era «un hombre al que Venezuela debe querer». Este nació en Caracas en 1922. No obstante, parte de su vida y obra están en Maracaibo, estado Zulia, al occidente del país, una tierra que amaba profundamente y a la que llegó con su esposa, la pintora e ilustradora Lourdes Armas Alfonzo, e hijos en 1961. 

Desempeñó un papel fundamental para el periodismo venezolano: fue parte de la primera directiva del Círculo de Periodistas Deportivos y fue uno de los fundadores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP). Fue profesor de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela (UCV); también profesor y director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Zulia (LUZ).

Así mismo, laboró como jefe de Información en El Nacional, donde ingresó en 1944, y fue director de los diarios El Mundo y La Esfera. 

Los textos firmados por él fueron publicados en Taller, El Farol, Revista Shell, suplemento Jueves, El Papel Literario, Revista Nacional de Cultura y Revista de la Universidad del Zulia. Antillano es el autor de los libros Hechos y personajes (1965) y Los salones de arte (1976); igualmente coautor de Los pintores del Zulia (1977).

El corazón en Zulia

Sergio Antillano sostuvo una larga amistad con la artista plástica Carmen Rosalía González Agreda, con quien compartía un profundo cariño por Maracaibo. De hecho, fue promotor del Centro de Arte de Maracaibo «Lía Bermudez» a finales de siglo XX, así como fundador del Museo de la Gráfica en Maracaibo y del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maczul). 

En la Universidad del Zulia trabajó como director de Cultura a la par que creaba el proyecto original de la emisora de la institución. Abrió también el primer Cine Club Universitario y creó el Festival del Cortometraje «Manuel Trujillo Durán».

Sergio Antillano condujo por varios años un programa de televisión en la desaparecida emisora Ondas del Lago Televisión. El Centro Gráfico nació bajo su atenta mirada y la de Francisco Bellorin. Relanzó el Teatro Universitario con Rodolfo Santana y renovó la revista de LUZ, con una política editorial bien estructurada. 

«…humanista a carta cabal, que dejó un legado que hoy a 100 años de su natalicio, es digno de evocar», fueron las palabras que la casa de estudios en Zulia le dedicó este 7 de octubre en sus cuentas oficiales. 

Periodismo con Sergio Antillano

En 1978 se le concede el Premio Nacional de Periodismo a Sergio Antillano. Para entonces ya su nombre era bien conocido en los círculos culturales del país.

«…docente universitario, formador de varias generaciones de periodistas venezolanos. Un ciudadano ejemplar y animoso», así lo recuerdan comunicadores sociales que dejan sus apreciaciones en Twitter e Instagram este viernes. 

Se desempeñó también como directivo de la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP), seccional Zulia. Jamás dejó de lado su trabajo en la promoción del arte: colaboró en la recuperación del Teatro Baralt de Maracaibo, cuya sala baja lleva su nombre. También fueron bautizados en honor de Antillano la sala de Redacción de la Escuela de Comunicación Social de LUZ y el Premio Regional de Periodismo en el área de la cultura.

Falleció finalmente en Caracas el 27 de abril de 1999. Su legado cultural permanece vivo: este 7 de octubre, distintas instituciones zulianas lo han rememorado. «¡Honor a quien honor merece!», publicó temprano el Maczul.

«Su siglo merece ser esculpido en mármol a memoria de los hombres en el futuro», dijo Alexis Blanco, periodista, en entrevista radial. 

LA HUMANIDAD · 6 DICIEMBRE, 2022

100 años de Sergio Antillano

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

El nombre de Sergio Antillano quedó grabado en la lista de los grandes humanistas venezolanos del siglo XX. Fue un aclamado periodista, abogado, riguroso crítico de arte y respetado docente universitario. Hoy, 7 de octubre, se cumple el centenario de su nacimiento y el país lo recuerda como un gran promotor del desarrollo cultural. 

En 1999, Héctor Mujica aseguró que Antillano era «un hombre al que Venezuela debe querer». Este nació en Caracas en 1922. No obstante, parte de su vida y obra están en Maracaibo, estado Zulia, al occidente del país, una tierra que amaba profundamente y a la que llegó con su esposa, la pintora e ilustradora Lourdes Armas Alfonzo, e hijos en 1961. 

Desempeñó un papel fundamental para el periodismo venezolano: fue parte de la primera directiva del Círculo de Periodistas Deportivos y fue uno de los fundadores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP). Fue profesor de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela (UCV); también profesor y director de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Zulia (LUZ).

Así mismo, laboró como jefe de Información en El Nacional, donde ingresó en 1944, y fue director de los diarios El Mundo y La Esfera. 

Los textos firmados por él fueron publicados en Taller, El Farol, Revista Shell, suplemento Jueves, El Papel Literario, Revista Nacional de Cultura y Revista de la Universidad del Zulia. Antillano es el autor de los libros Hechos y personajes (1965) y Los salones de arte (1976); igualmente coautor de Los pintores del Zulia (1977).

El corazón en Zulia

Sergio Antillano sostuvo una larga amistad con la artista plástica Carmen Rosalía González Agreda, con quien compartía un profundo cariño por Maracaibo. De hecho, fue promotor del Centro de Arte de Maracaibo «Lía Bermudez» a finales de siglo XX, así como fundador del Museo de la Gráfica en Maracaibo y del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maczul). 

En la Universidad del Zulia trabajó como director de Cultura a la par que creaba el proyecto original de la emisora de la institución. Abrió también el primer Cine Club Universitario y creó el Festival del Cortometraje «Manuel Trujillo Durán».

Sergio Antillano condujo por varios años un programa de televisión en la desaparecida emisora Ondas del Lago Televisión. El Centro Gráfico nació bajo su atenta mirada y la de Francisco Bellorin. Relanzó el Teatro Universitario con Rodolfo Santana y renovó la revista de LUZ, con una política editorial bien estructurada. 

«…humanista a carta cabal, que dejó un legado que hoy a 100 años de su natalicio, es digno de evocar», fueron las palabras que la casa de estudios en Zulia le dedicó este 7 de octubre en sus cuentas oficiales. 

Periodismo con Sergio Antillano

En 1978 se le concede el Premio Nacional de Periodismo a Sergio Antillano. Para entonces ya su nombre era bien conocido en los círculos culturales del país.

«…docente universitario, formador de varias generaciones de periodistas venezolanos. Un ciudadano ejemplar y animoso», así lo recuerdan comunicadores sociales que dejan sus apreciaciones en Twitter e Instagram este viernes. 

Se desempeñó también como directivo de la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP), seccional Zulia. Jamás dejó de lado su trabajo en la promoción del arte: colaboró en la recuperación del Teatro Baralt de Maracaibo, cuya sala baja lleva su nombre. También fueron bautizados en honor de Antillano la sala de Redacción de la Escuela de Comunicación Social de LUZ y el Premio Regional de Periodismo en el área de la cultura.

Falleció finalmente en Caracas el 27 de abril de 1999. Su legado cultural permanece vivo: este 7 de octubre, distintas instituciones zulianas lo han rememorado. «¡Honor a quien honor merece!», publicó temprano el Maczul.

«Su siglo merece ser esculpido en mármol a memoria de los hombres en el futuro», dijo Alexis Blanco, periodista, en entrevista radial. 

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO