Quién era Salvador Ramos, el tirador de la masacre escolar de Texas

INTERNACIONALES · 25 MAYO, 2022 08:29

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Foto por Efe

¿Cómo valoras esta información?

8
QUÉ CHÉVERE
12
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Salvador Ramos tenía 18 años. Lo primero que hizo al llegar a la mayoría de edad fue comprar dos armas de asalto. A medida que continúa la identificación de las víctimas de la masacre escolar en una escuela de Uvalde, Texas, también se conocen detalles sobre el joven.

Esta localidad del estado del sur de Estados Unidos es de mayoría latina y la escuela Robb Elementary, es de niños menos favorecidos. Esta ciudad es pequeña según los datos oficiales. El último censo de 2021 resalta que en el lugar viven 15 mil 751 habitantes.

Ramos, también de origen latino, había exhibido armas en su cuenta de Instagram, según las investigaciones preliminares de la policía. Una de ellas era un Daniel Defense AR-15 con un cargador de alta capacidad.

La cadena de noticias CNN contactó a un excompañero del tirador. Le había enviado imágenes con el arma y cientos de municiones.

«Me enviaba mensajes aquí y allá, y hace cuatro días me envió una foto del AR que estaba usando… y una mochila llena de 5.56 cartuchos, probablemente como siete cartuchos», aseguró la persona a CNN.

El 16 de mayo Salvador Ramos cumplió la mayoría de edad y compró dos rifles de asalto

Masacre escolar más mortífera en 10 años

La masacre es la de mayor número de víctimas en una escuela en Estados Unidos, desde la que ocurrió en Sandy Hook en el año 2012. En ese entonces 20 niños y seis adultos resultaron muertos. El 14 de diciembre de ese año, Adam Lanza mató a su madre y después se dirigió a la escuela, donde masacró a 20 niños y seis miembros del personal de la institución.

Casi una década después, Salvador Ramos emuló a Lanza. Le disparó a su abuela, a quien dejó gravemente herida; en principio se dijo que la había asesinado. Después condujo a la Robb Elementary, bajó de su vehículo y logró esquivar a la policía. Entró a la institución, que celebraba el fin de año escolar, y disparó hasta matar a 19 niños y una maestra de 44 años. La policía lo mató.

Jugaba Call of Duty y sufrió de acoso

Medios estadounidenses señalaron que el tirador sufrió acoso (bullying) durante su etapa escolar. Un excompañero de clases aseguró que era fanático del videojuego Call of Duty, que se basa en disparos y combates.

Esta persona también aseguró que en la secundaria Ramos sufrió ataques e insultos homosexuales, se burlaban de él por su ropa y su ceceseo.

En el trabajo era una persona tranquila. Laboraba en la franquicia de comida rápida Wendy’s. El gerente de la tienda donde Ramos se desempeñó dijo que era un trabajador promedio.

«Se sentía como el tipo tranquilo, el que no dice mucho. Realmente no socializaba con los otros empleados», declaró el gerente nocturno de Wendy’s, Adrian Mendes.

Sin embargo, una excompañera de trabajo lo describió como algo agresivo con mujeres y cocineros. Dijo que no socializaba con el resto de sus compañeros, aunque sí tenía un grupo de amigos que definió como «emos».

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, ofreció los primeros detalles oficiales del tiroteo.

«Disparó y mató de una manera que no se puede comprender», aseguró horas después de la masacre escolar.

Aunque las miradas están puestas en Texas, un estado dominado por los republicanos y que han relajado las restricciones para comprar armas, el resto del país pone el debate sobre endurecer su comercialización. Entre ellos se incluye el presidente Joe Biden, el demócrata que como vicepresidente de Obama trató de marcar una diferencia tras Sandy Hook y que antes como senador, en 1994, logró poner un coto a las armas de asalto.

Con información de CNN, News Sky y AP