Oficialismo y oposición en Bolivia anuncian protestas a la espera de resultados - Efecto Cocuyo

INTERNACIONALES · 22 OCTUBRE, 2019 16:11

Oficialismo y oposición en Bolivia anuncian protestas a la espera de resultados

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El recuento de votos en Bolivia avanza este martes, 22 de octubre, en medio de anuncios de protestas de los sectores afines y contrarios al presidente boliviano, Evo Morales, para defender unos el supuesto triunfo del mandatario en primera vuelta y los otros en contra de un posible fraude para evitar una segunda.

El Comité Nacional de Defensa de la Democracia de Bolivia, contrario a la reelección de Morales, convocó a la “resistencia democrática frente a las acciones de fraude electoral en marcha“, dijo a los medios uno de sus voceros, el exdefensor del Pueblo Rolando Villena.

“Pero también frente a la prepotencia y la violencia innecesaria que el actual régimen está imponiendo para tratar de intimidarnos”, agregó Villena.

Esta entidad llamó a una huelga nacional desde este miércoles, que según Villena solo se suspendería “con la declaratoria oficial de la autoridad electoral de la segunda vuelta y si no es de esa manera, con la anulación de las elecciones“.

El Conade también reclama “que tengamos un nuevo tribunal electoral que verdaderamente signifique la garantía de retomar la democracia y conducirla como corresponde”, agregó Villena.

Por su parte, los sindicatos de obreros y campesinos afines al Gobierno de Morales agrupados en la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) se declararon en “estado de emergencia y movilización nacional” y anunciaron que marcharán el miércoles en La Paz, tras reunirse con el mandatario.

En un comunicado leído a los medios por uno de sus dirigentes, la Conalcam dio por ganador en primera vuelta a Morales y consideró que “frente a este triunfo la derecha está intentando realizar un golpe antidemocrático” mediante acciones violentas.

La entidad responsabilizó al candidato opositor Carlos Mesa por los incidentes ocurridos el lunes en varias ciudades bolivianas y llamó a sus afiliados a “realizar las acciones correspondientes para la defensa movilizada de la victoria de nuestro proceso de cambio” en las elecciones del pasado domingo.

La difusión repentina por parte del órgano electoral de un conteo provisional preliminar, no oficial, que daba a Morales la victoria en primera vuelta, pese a que el domingo se había detenido cuando apuntaba a una segunda con Mesa, desencadenó protestas que se volvieron violentas por gran parte del país.

Los incidentes de la pasada noche se produjeron en La Paz, frente al hotel donde se realiza el recuento, en Sucre, capital del país, Cochabamba, Tarija, Oruro, Potosí y otras ciudades de Bolivia.

La ley electoral da la victoria al candidato con al menos el 50 por ciento de los votos, o con el 40 y diez puntos de ventaja sobre el segundo, que se cumpliría con estos datos por solo esas décimas.

El cómputo oficial se encuentra al 84,64 por ciento del escrutinio, con un 44,27 por ciento de sufragios para Morales y un 39,5 para el expresidente Mesa.

Organismos como la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA), que enviaron misiones de observación para acompañar los comicios en Bolivia, han expresado dudas y preocupación por la interrupción del conteo preliminar y pidieron a las autoridades bolivianas garantizar la transparencia del recuento.

Morales aspira a un cuarto mandato consecutivo hasta 2025, cuando el país celebrará el bicentenario de su independencia, en una candidatura considerada ilegal por sus detractores, por incumplir el límite constitucional de dos mandatos consecutivos y el resultado de un referéndum que en 2016 rechazó la reelección.

El gobernante pudo presentarse a estos comicios amparado en un fallo del Tribunal Constitucional de Bolivia que avaló el derecho a una reelección indefinida.

Órgano electoral

El órgano electoral de Bolivia hizo también un llamado a que el recuento de votos se desarrolle en paz, tras los ataques que sufrieron sedes de esta entidad en protestas por un supuesto fraude electoral.

El Órgano Electoral Plurinacional condenó en un comunicado “los actos de violencia perpetrados contra los edificios de los tribunales electorales departamentales”, esta pasada noche en ciudades como Potosí y la capital del país, Sucre.

La entidad que desarrolla el cómputo de votos de las elecciones generales del pasado domingo pidió a la población boliviana “mantener el clima de paz”, mientras llegan los resultados oficiales “en el plazo establecido en la ley”.

El calendario publicado por este órgano prevé un plazo máximo de proclamación de los resultados hasta el próximo 3 de noviembre.

OEA en sesión 

Por su parte, el Gobierno de Costa Rica manifestó este martes que apoya que se efectúe una reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) el miércoles, con el fin de analizar la polémica que atraviesa el proceso electoral en Bolivia.

“El Gobierno de Costa Rica ha decidido apoyar, junto a otros países de la región, la convocatoria”, con el objetivo de “conocer de primera mano y con el mayor detalle posible, los hechos que han despertado gran preocupación por el proceso electoral boliviano del pasado domingo 20 de octubre”, indicó la Cancillería costarricense en un comunicado.

La misión de observación de la OEA, encabezada por el excanciller de Costa Rica, Manuel González, instó el lunes al órgano electoral de Bolivia a “defender la voluntad ciudadana” de manera “ágil” y “transparente”, y señaló que mantiene la esperanza de que el resultado definitivo “se apegue a la voluntad de los electores”.

González dijo en Bolivia que es “difícil de justificar el cambio dramático de tendencia” en los resultados preliminares que el domingo con más del 80 % de las actas computadas “indicaban claramente una segunda vuelta”.

Reunión diplomática

El presidente de Bolivia, Evo Morales, se reunió este martes con miembros de delegaciones diplomáticas y organismos internacionales, tras las advertencias desde la comunidad internacional sobre la fiabilidad del proceso electoral en el país a raíz de las denuncias de un supuesto fraude.

La reunión fue convocada en la Casa del Pueblo, sede de Gobierno en La Paz, y participaron el mandatario boliviano, el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, y el ministro de Relaciones Exteriores, Diego Pary, entre otros miembros de su Gobierno.

Entre la decena de diplomáticos que participaron en la reunión estaba presente el representante en Bolivia de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Thierry Rostan, el jefe adjunto de la delegación de la Unión Europea (UE), Jorg Schreiber, y un representante de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Hagan auditoría, no tengo nada que ocultar, no necesitamos la ayuda de nadie”, expresó el presidente Morales en la junta con los diplomáticos.

La reunión se extendió hasta mediodía hora local y al finalizar el jefe de la delegación de la UE leyó un comunicado.

 

Con información de EFE

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: