Más detalles del avión venezolano retenido en Argentina tras su “sospechosa” tripulación

INTERNACIONALES · 17 JUNIO, 2022 16:06

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
3
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

A pesar de que Argentina aseguró que “cumplió todos los pasos” con el avión de bandera venezolana piloteado por un iraní, que estuvo retenido por casi una semana en Buenos Aires, son muchas las preguntas que quedaron sin responder sobre este caso.

Durante la retención de la aeronave, el pasado 6 de junio, el Gobierno venezolano se mantuvo en silencio. Para ese momento el gobernante Nicolás Maduro se encontraba en una gira internacional, pero su gabinete evitó opinar sobre la situación.

Una semana después de la retención del avión en Argentina, la Cancillería venezolana se pronunció y rechazó que Uruguay no le haya permitido aterrizar a la aeronave en su territorio.

El rechazo de Venezuela

Venezuela «rechaza categóricamente el irresponsable manejo que ofreció la autoridad aeronáutica del Uruguay, al revocar el permiso de sobrevuelo otorgado a la empresa venezolana Emtrasur, mientras que la aeronave se encontraba en el aire (…) para hacer su escala técnica de abastecimiento», dice un comunicado de la Cancillería.

 

 

Carlos Farías, canciller del gobierno de Maduro, señaló a través de cuenta de la red social Twitter que la tripulación del avión estuvo en “grave riesgo” y se vio obligada a retornar al aeropuerto de Ezeiza, en Buenos Aires, a pesar de no contar con el combustible reglamentario.

Paraguay también se pronunció ante el comunicado venezolano, y el propio presidente de ese país, Luis Lacalle Pou, en una entrevista con el diario El País de España explicó que no había razones humanitarias para permitir el aterrizaje.

“Lo de Venezuela es político, no técnico. Y no había ninguna razón humanitaria para permitir el aterrizaje”, dijo.

Por qué Paraguay no permitió el aterrizaje

El Boeing 747 con matrícula venezolana venía de México, su destino era Argentina pero tenía planificado ir a Uruguay para abastecerse de combustible. El país guaraní le prohibió el aterrizaje y por eso tuvo que retornar a Buenos Aires.

En Uruguay las autoridades estaban alertas; el gobierno de Israel había notificado que dentro de la aeronave había cinco tripulantes con nacionalidad iraní y que la empresa que era dueña anteriormente de ese avión estaba sancionada por EE. UU. por presuntamente proveer de armas a grupos terroristas.

El avión venezolano pertenece a Emtrasur, una filial de la compañía aérea Conviasa, pero anteriormente era propiedad de Mahan Air, la aerolínea iraní acusada transportar armas para terroristas.

“El servicio de inteligencia del Paraguay fue el que alertó a los otros servicios de inteligencia de la región sobre la situación de esa aeronave y de la empresa que fue sancionada por el Departamento del Tesoro de EE.UU.”, declaró Federico González, ministro de Interior de Uruguay, a la emisora ABC Cardinal.

El personaje que levantó más sospechas

La tripulación del Boeing 747 estaba conformada por 19 tripulantes, pero cabe destacar que este es un avión de carga y las autoridades argentinas se extrañaron del número de personas que estaban en la aeronave, ya que generalmente se estiman que viajen en aviones de cargas entre 5 y 7 personas.

De los 19 tripulantes que venían en el vuelo, 14 son venezolanos y cinco iraníes, pero el piloto del avión fue quien levantó más sospechas.

Gholamreza Ghasemi es un piloto con nacionalidad iraní que despertó alerta puesto que su identidad coincide con una lista de integrantes de la organización Al Qud, Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y administrador de Air Qeshm, una aerolínea iraní que ha usado aviones 747 para traficar armas a grupos terroristas.

Paraguay afirma Ghasemi tiene vínculos con Fuerza Quds

Este viernes 17 de junio, las autoridades paraguayas informaron que Ghasemi efectivamente tiene vínculos con la Fuerza Quds, según dijo Esteban Aquino, titular de la cartera de Inteligencia de Paraguay.

Con estas declaraciones Aquino contradice al ministro de seguridad argentino, Aníbal Fernández, quien dijo que el nombre y apellido del piloto era un “homónimo”.

“Efectivamente es así. El capitán Gholamreza Ghasemi ha estado acá. Estuvo en nuestro territorio y eso es algo que sigue abierto y en investigación”, dijo el ministro paraguayo al medio de comunicación ABC Cardina. Señaló que “Acá lo importante es que debemos decidir de qué lado estar. Sabemos que existen países que financian y patrocinan el terrorismo. Entonces, nosotros no podemos ser tan ingenuos, mezclar las cosas y no hacer las alertas correspondientes cuando ingresan personas que han estado directamente vinculadas a ese régimen de terror. Debemos precautelar la vida de todos los ciudadanos de toda la región”.

Aquino indicó que la información fue confirmada gracias a “agencias aliadas” y reiteró que el piloto iraní es una persona que tiene vínculos con Quds “sin ninguna duda”. “No es parecido, homónimo ni nada. Es la persona y eso es preocupante”, alertó.

Dónde se encuentra la tripulación

La tripulación venezolana- iraní aún se encuentra “retenida” en un hotel cercano al aeropuerto, en Buenos Aires. La justicia argentina les habría decomisado sus pasaportes y teléfonos celulares mientras avanzaba la investigación.

Pero para las autoridades porteñas todos los pasos de la investigación fueron cumplidos y por eso el ministro de Seguridad de ese país, Aníbal Fernández indicó que “el personal (del vuelo) no tenía ningún tipo de impedimento para ingresar al país, ni clave roja de Interpol, ni cosa que se le parezca”.

Por su parte Venezuela envió un avión similar al retenido a Argentina para regresar a los miembros de la tripulación, en el caso que la justicia porteña les regrese los pasaportes. La aeronave hará escala en el aeropuerto boliviano y luego continuará su ruta hasta Caracas.