Celac: Boric pide elecciones libres en Venezuela y Paraguay llama a no olvidar a los 7 millones de venezolanos migrantes

INTERNACIONALES · 24 ENERO, 2023 22:20

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Foto por Efe

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), aunque se celebra a puerta cerrada, permitió a los presidentes de Chile y Paraguay, Gabriel Boric y Mario Abdo Benítez, referirse a la crisis política venezolana.

El mandatario chileno pidió que en Venezuela se celebren «elecciones libres, justas y transparentes» en el año 2024. Además, ofreció a su gobierno como mediador para «colaborar en el diálogo entre los distintos sectores del país para encontrar una salida» a la crisis.

«La democracia se debe respetar especialmente en elecciones libres cuando gana aquel con quien no estoy de acuerdo, y los derechos humanos son avances civilizatorios que deben ser respetados», insistió Boric, que también recordó las lecciones que dejó la dictadura de Augusto Pinochet en su país.

Este presidente es uno de los pocos, que pese a ser de izquierda, no le ha ofrecido un respaldo al gobierno de Nicolás Maduro, como lo han hecho Alberto Fernández (Argentina), Luis Arce (Bolivia) y más recientemente Lula da Silva (Brasil).

«Fuera de la democracia no hay libertad ni dignidad posible (…) La dictadura (en Chile) nos enseñó de forma brusca a sangre y fuego los efectos de relativizar la democracia y los derechos humanos», recordó el chileno.

Te puede interesar: Maduro no irá a Cumbre de la Celac, enviará al canciller Yván Gil

7 millones de venezolanos migrantes

Abdo Benítez, de Paraguay, que ha sido uno de los más críticos con la gestión chavista, habló de la crisis migratoria por los flujos de venezolanos que han llegado a los demás países de Suramérica en los últimos años.

«No podemos mirar a un lado cuando más de siete millones de venezolanos han abandonado sus hogares pidiendo refugio», recordó al citar cifras de las agencias de migración de la ONU.

Aunque dijo que hay preocupación por la violencia en Perú y Brasil, la región no puede hacerse de la vista gorda ante la segunda crisis migratoria más grande del mundo, que es la venezolana y solo superada por la guerra e invasión rusa a Ucrania.

La presencia de Nicolás Maduro en la cumbre generó protestas y quejas, tanto de venezolanos en Argentina como de políticos que se oponen al gobierno de Alberto Fernández, lo que llevó a Miraflores a suspender el viaje y enviar al canciller Yván Gil a la cita.

Estaba prevista una reunión entre Maduro y Lula da Silva, que al asumir su tercer mandato en Brasil restableció relaciones diplomáticas con el gobierno de Venezuela, tras la ruptura que hubo con Jair Bolsonaro al mando del gigante suramericano.

Uruguay habla de respeto a la democracia

Aunque sin nombrarlos, el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou dijo que si se condenan los asaltos al Congreso y otras instituciones en Brasil, no podía olvidarse la falta de democracia en otras naciones de la Celac.

 Si la Celac defiende «el respeto a la democracia y a los derechos humanos, a las instituciones», en su seno no puede haber países «que no respetan ni la democracia ni las instituciones ni los derechos humanos», afirmó.

Con información de Efe

INTERNACIONALES · 26 ENERO, 2023

Celac: Boric pide elecciones libres en Venezuela y Paraguay llama a no olvidar a los 7 millones de venezolanos migrantes

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo
Foto por Efe

La VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), aunque se celebra a puerta cerrada, permitió a los presidentes de Chile y Paraguay, Gabriel Boric y Mario Abdo Benítez, referirse a la crisis política venezolana.

El mandatario chileno pidió que en Venezuela se celebren «elecciones libres, justas y transparentes» en el año 2024. Además, ofreció a su gobierno como mediador para «colaborar en el diálogo entre los distintos sectores del país para encontrar una salida» a la crisis.

«La democracia se debe respetar especialmente en elecciones libres cuando gana aquel con quien no estoy de acuerdo, y los derechos humanos son avances civilizatorios que deben ser respetados», insistió Boric, que también recordó las lecciones que dejó la dictadura de Augusto Pinochet en su país.

Este presidente es uno de los pocos, que pese a ser de izquierda, no le ha ofrecido un respaldo al gobierno de Nicolás Maduro, como lo han hecho Alberto Fernández (Argentina), Luis Arce (Bolivia) y más recientemente Lula da Silva (Brasil).

«Fuera de la democracia no hay libertad ni dignidad posible (…) La dictadura (en Chile) nos enseñó de forma brusca a sangre y fuego los efectos de relativizar la democracia y los derechos humanos», recordó el chileno.

Te puede interesar: Maduro no irá a Cumbre de la Celac, enviará al canciller Yván Gil

7 millones de venezolanos migrantes

Abdo Benítez, de Paraguay, que ha sido uno de los más críticos con la gestión chavista, habló de la crisis migratoria por los flujos de venezolanos que han llegado a los demás países de Suramérica en los últimos años.

«No podemos mirar a un lado cuando más de siete millones de venezolanos han abandonado sus hogares pidiendo refugio», recordó al citar cifras de las agencias de migración de la ONU.

Aunque dijo que hay preocupación por la violencia en Perú y Brasil, la región no puede hacerse de la vista gorda ante la segunda crisis migratoria más grande del mundo, que es la venezolana y solo superada por la guerra e invasión rusa a Ucrania.

La presencia de Nicolás Maduro en la cumbre generó protestas y quejas, tanto de venezolanos en Argentina como de políticos que se oponen al gobierno de Alberto Fernández, lo que llevó a Miraflores a suspender el viaje y enviar al canciller Yván Gil a la cita.

Estaba prevista una reunión entre Maduro y Lula da Silva, que al asumir su tercer mandato en Brasil restableció relaciones diplomáticas con el gobierno de Venezuela, tras la ruptura que hubo con Jair Bolsonaro al mando del gigante suramericano.

Uruguay habla de respeto a la democracia

Aunque sin nombrarlos, el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou dijo que si se condenan los asaltos al Congreso y otras instituciones en Brasil, no podía olvidarse la falta de democracia en otras naciones de la Celac.

 Si la Celac defiende «el respeto a la democracia y a los derechos humanos, a las instituciones», en su seno no puede haber países «que no respetan ni la democracia ni las instituciones ni los derechos humanos», afirmó.

Con información de Efe

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO