Bachelet no se presentará a un segundo mandato como alta comisionada de DDHH de la ONU

INTERNACIONALES · 13 JUNIO, 2022 09:14

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La alta comisionada de derechos humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, anunció que no se presentará a un segundo mandato para este cargo que entregará a finales de agosto.

En su cuenta de Twitter informó que este lunes, 13 de junio, será su última sesión al frente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

«No me presentaré a un segundo mandato por razones personales. Es hora de volver a Chile y a mi familia», escribió la expresidenta chilena.

Después de ocupar el cargo en ONU Mujeres, Bachelet fue elegida como alta comisionada de DDHH en septiembre de 2018. En el primer puesto fue designada por el entonces secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon en el año 2010.

En su cargo tuvo un especial seguimiento sobre la violación de derechos humanos en Venezuela, donde realizó una visita en el año 2019 y logró instalar una oficina en el país, tras firmar un acuerdo con la Cancillería del gobierno de Nicolás Maduro.

Entre sus exigencias al ejecutivo chavista estuvo la solicitud de eliminar las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), algo que desestimó el propio gobernante que defendió este cuerpo élite acusado de ejecuciones extrajudiciales.

Su más reciente viaje como alta comisionada lo hizo en China, donde visitó la región de Xinjiang que es conocida por las violaciones de DDHH de las minorías étnicas y religiosas como los uigures.

Por qué se va

Bachelet eligió la presentación del informe sobre las actividades de su oficina en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para confirmar lo que muchos -en medios diplomáticos y de oenegés- sospechaban que haría, aunque más tarde aseguró a los periodistas que la decisión la tomó hace dos meses.

Indicó que en ese momento informó al secretario general de la ONU, António Guterres, a quien explicó que su decisión se debe a «motivos personales» y a que «ya no soy una mujer joven y después de una larga y enriquecedora carrera, deseo retornar a mi país y a mi familia».

Aseguró que esto no tiene relación con las críticas que ha recibido sobre su viaje a China, ya que después de tantos años siendo una figura pública está acostumbrada a recibirlas y a tomarlas en cuenta.

El cargo de alto comisionado para los derechos humanos, que Bachelet entregará el próximo 31 de agosto, está cargado de una autoridad moral muy fuerte y recae en una personalidad respetada, en muchas ocasiones vinculada al mundo de la judicatura.

Sus comentarios, valoraciones y críticas a la conducta y políticas de derechos humanos de los gobiernos suelen tener un impacto en éstos, aunque no tienen obligación legal de seguir las recomendaciones que reciben para remediar los problemas detectados.

Trayectoria política

Bachelet fue dos veces presidenta de Chile, primero entre 2006 y 2010 y luego entre 2014 y 2018. Entre ambos mandatos dirigió un nuevo organismo dedicado al empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género, denominado ONU Mujeres.

Una vez terminado su segundo mandato presidencial, Guterres la propuso como alta comisionada para los derechos humanos, para lo que recibió el respaldo de la Asamblea General de la ONU.

El anuncio de que no buscara un segundo mandato de cuatro años se produce en medio de las críticas que aún se escuchan por el resultado del viaje que realizó la última semana de mayo a China, después de años pidiendo que el gobierno aceptara invitarla para observar de forma directa la situación de derechos humanos.

Su objetivo principal era verificar las denuncias sobre represión y abusos contra la minoría musulmana uigur, asentada en la provincia noroccidental de Xinjiang, pero sus conclusiones sonaron demasiado suaves.

“El viaje no pudo ir mejor para el Gobierno chino en su esfuerzo por ocultar las detenciones masivas y los abusos en Xinjiang», criticó el director de la prestigiosa oenegé Human Right Watch, Keneth Roth, quien calificó la visita de “completo desastre”.

Con información de Efe