Venezuela entra en desventaja a nueva etapa comercial con Colombia, advierten expertos  

ECONOMÍA · 28 SEPTIEMBRE, 2022 22:15

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Previo a la reactivación «legal» de la frontera entre Venezuela y Colombia, producto del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de ambos países, Nicolás Maduro aseguró que la estimación del intercambio comercial binacional previsto para 2022, es de 2 mil millones de dólares.

Con optimismo, el embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, destacó recientemente que la meta es llegar a 10.000 millones de dólares en el comercio bilateral.

Para 2006, el intercambio comercial entre ambas naciones arrojó una cifra cercana a esos 2 mil millones de dólares, para aumentar a 5.000 millones de dólares en 2008, considerado desde el país vecino como el «mejor año del comercio bilateral en este siglo». En la actualidad, como consecuencia del cierre fronterizo ordenado por el gobierno de Maduro, el intercambio no supera 300 millones de dólares, alimentado mayormente por el contrabando.

Tanto el directivo de Conindustria Tito López como los economistas José Guerra y Rodrigo Cabezas advierten que Venezuela entra en «desventaja» en esta nueva etapa comercial con el país vecino, a partir de la reactivación comercial formal, pues advierten que el cierre fronterizo no frenó el contrabando de productos.

Anticipan competencia desigual

Guerra señaló que si bien es cierto, la reactivación del paso fronterizo entre Colombia y Venezuela tendrá un efecto positivo en la promoción del comercio, se impone una realidad: la economía del país vecino está mejor que la venezolana, lo cual influirá en el intercambio comercial.

«Colombia encontrará un mercado venezolano deprimido, un poder adquisitivo mermado, mientras que Venezuela puede encontrar un mercado colombiano mayor. Antes era lo contrario, Venezuela era un país más rico que Colombia ahora es Colombia más rico, es decir, con más ingresos», declaró a Efecto Cocuyo.

Subrayó que la inflación anual en Colombia es de 11 % y la de Venezuela 150 %, lo cual se traduce en que los productos venezolanos son más caros para los colombianos y los colombianos más baratos para los venezolanos.

«Después de que pase la euforia de la apertura de la frontera lo que vamos a ver es mucho producto colombiano entrando a Venezuela y los pocos industriales venezolanos, quejándose de que no pueden competir con el producto colombiano, eso va a suceder con toda seguridad», alertó.

Bogotá y Caracas no tenían embajadores desde 2017. El cruce para camiones de carga en la frontera estuvo restringido desde 2015 y bloqueados desde 2019, por orden del gobierno venezolano que rompió relaciones diplomáticas con el gobierno de Iván Duque. El cierre fronterizo, es decir, de los pasos autorizados fue total, solo alterado por el permiso de paso peatonal por razones humanitarias y el ilegal por las trochas.

«Hay mucha expectativa pero la realidad es que el aparato económico productivo venezolano de bienes para la exportación está bastante mermado y eso va a resentir la balanza comercial que indudablemente será favorable para Colombia», acotó Guerra.

Gustavo Petro encabeza reapertura de la frontera

Este 26 de septiembre, autoridades venezolanas y colombianas formalizaron reactivación de la frontera

Relación 4 a 1

«El 2008 fue el mejor año del comercio bilateral en este siglo. Colombia exportaba más de US$6.000 millones a Venezuela e importaba US$1.200 millones. Nuestra relación comercial con nuestro vecino es sumamente importante», expresó María del Mar Pizarro, miembro de la cámara de representantes de Colombia por el Pacto Histórico.

El economista y exministro de Finanzas Rodrigo Cabezas admitió que hace 10 años, con un PIB superior a 320 mil millones de dólares, solo detrás de Brasil, México y Argentina, y una producción petrolera cercana a los 3 millones de barriles diarios, la balanza comercial con Colombia ya era deficitaria.

Coincidió en la importancia de la reanudación de relaciones, entre ellas las comerciales que implican el libre tráfico de bienes y personas entre naciones, como «exigencia histórica». Pero también recalca que será favorable a Colombia.

«No tengo duda que en el corto y mediano plazo el impacto en términos económicos favorecerá ampliamente al aparato productivo de Colombia. Su mayor dinamismo y crecimiento económico reafirmará un superávit en la balanza de pagos con Venezuela. Es decir, sus exportaciones diversas serán 4 a 1 con relación a la economía venezolana. Bienes y servicios serán ofertados en mejor situación competitiva, calidad, precios, costos de transporte, al comercio y a la industria venezolana», sostuvo.

Alerta que las pequeñas y medianas empresas serán las más afectadas al no estar en condiciones de competir con el nivel de productividad de las colombianas, por lo que el mercado interno será cada vez más atendido por las importaciones neogranadinas, desplazando a la poca producción nacional de bienes.

«Decir lo contrario es charlatanería no economía (…) diez años después, esos números serán peores en términos de déficit de balanza comercial, ahora tenemos una economía destruida, un PIB que no llega a 50 mil millones de dólares, la sexta economía del continente, y una industria petrolera nacional en desinversión, con producción de 650 mil barriles diarios. Estamos en el peor momento para sacar beneficios de esta reanudación de relaciones comerciales. Esa es la realidad», agregó.

Gremios piden equilibrio

Desde Conindustria se señala que de 200 productos que exporta Colombia, Venezuela exporta apenas 20. El directivo de Conindustria Tito López recordó que el país vecino no ha enfrentado las dificultades que ha tenido Venezuela, es decir, hiperinflación, deterioro de servicios públicos y sanciones internacionales.

«La cartera de créditos de Colombia es de 145 mil millones de dólares y la de Venezuela 500 millones de dólares, es decir, lo que cubre una sucursal bancaria en Colombia nosotros lo cubrimos nacional. Se requiere que el tratamiento a las importaciones sea igual, las facilidades para los permisos, pero desde ya entramos en desventaja en esta nueva etapa», coincidió.

El también presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica resaltó que desde la victoria de Gustavo Petro y con ella la inminente reanudación de relaciones bilaterales, los gremios venezolanos, entre ellos Fedecámaras y Conindustria comenzaron a hacer estudios de los productos que se pueden comercializar hacia territorio colombiano y viceversa (alimentos, medicinas, autopartes), a objeto de hacer recomendaciones al Ejecutivo nacional.

De hecho, señaló, ya se han hecho reuniones que han involucrado a la Cámara de Integración Económica Venezolana Colombiana (Cavecol), el viceministro para el Comercio Exterior y Promoción de Inversiones, Johann Álvarez, Fedecámaras, Conindustria, entre otros.

«No se puede estimar un tiempo para la normalización si las cosas se hacen bien, todavía hace falta revisión de muchos aspectos como códigos arancelarios, exoneración de impuestos, para procurar un equilibrio. De hecho ambos gobiernos designarán una comisión negociadora que tratará todos esos temas», acotó.

 

 

ECONOMÍA · 7 DICIEMBRE, 2022

Venezuela entra en desventaja a nueva etapa comercial con Colombia, advierten expertos  

Texto por Deisy Martínez

Previo a la reactivación «legal» de la frontera entre Venezuela y Colombia, producto del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de ambos países, Nicolás Maduro aseguró que la estimación del intercambio comercial binacional previsto para 2022, es de 2 mil millones de dólares.

Con optimismo, el embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti, destacó recientemente que la meta es llegar a 10.000 millones de dólares en el comercio bilateral.

Para 2006, el intercambio comercial entre ambas naciones arrojó una cifra cercana a esos 2 mil millones de dólares, para aumentar a 5.000 millones de dólares en 2008, considerado desde el país vecino como el «mejor año del comercio bilateral en este siglo». En la actualidad, como consecuencia del cierre fronterizo ordenado por el gobierno de Maduro, el intercambio no supera 300 millones de dólares, alimentado mayormente por el contrabando.

Tanto el directivo de Conindustria Tito López como los economistas José Guerra y Rodrigo Cabezas advierten que Venezuela entra en «desventaja» en esta nueva etapa comercial con el país vecino, a partir de la reactivación comercial formal, pues advierten que el cierre fronterizo no frenó el contrabando de productos.

Anticipan competencia desigual

Guerra señaló que si bien es cierto, la reactivación del paso fronterizo entre Colombia y Venezuela tendrá un efecto positivo en la promoción del comercio, se impone una realidad: la economía del país vecino está mejor que la venezolana, lo cual influirá en el intercambio comercial.

«Colombia encontrará un mercado venezolano deprimido, un poder adquisitivo mermado, mientras que Venezuela puede encontrar un mercado colombiano mayor. Antes era lo contrario, Venezuela era un país más rico que Colombia ahora es Colombia más rico, es decir, con más ingresos», declaró a Efecto Cocuyo.

Subrayó que la inflación anual en Colombia es de 11 % y la de Venezuela 150 %, lo cual se traduce en que los productos venezolanos son más caros para los colombianos y los colombianos más baratos para los venezolanos.

«Después de que pase la euforia de la apertura de la frontera lo que vamos a ver es mucho producto colombiano entrando a Venezuela y los pocos industriales venezolanos, quejándose de que no pueden competir con el producto colombiano, eso va a suceder con toda seguridad», alertó.

Bogotá y Caracas no tenían embajadores desde 2017. El cruce para camiones de carga en la frontera estuvo restringido desde 2015 y bloqueados desde 2019, por orden del gobierno venezolano que rompió relaciones diplomáticas con el gobierno de Iván Duque. El cierre fronterizo, es decir, de los pasos autorizados fue total, solo alterado por el permiso de paso peatonal por razones humanitarias y el ilegal por las trochas.

«Hay mucha expectativa pero la realidad es que el aparato económico productivo venezolano de bienes para la exportación está bastante mermado y eso va a resentir la balanza comercial que indudablemente será favorable para Colombia», acotó Guerra.

Gustavo Petro encabeza reapertura de la frontera

Este 26 de septiembre, autoridades venezolanas y colombianas formalizaron reactivación de la frontera

Relación 4 a 1

«El 2008 fue el mejor año del comercio bilateral en este siglo. Colombia exportaba más de US$6.000 millones a Venezuela e importaba US$1.200 millones. Nuestra relación comercial con nuestro vecino es sumamente importante», expresó María del Mar Pizarro, miembro de la cámara de representantes de Colombia por el Pacto Histórico.

El economista y exministro de Finanzas Rodrigo Cabezas admitió que hace 10 años, con un PIB superior a 320 mil millones de dólares, solo detrás de Brasil, México y Argentina, y una producción petrolera cercana a los 3 millones de barriles diarios, la balanza comercial con Colombia ya era deficitaria.

Coincidió en la importancia de la reanudación de relaciones, entre ellas las comerciales que implican el libre tráfico de bienes y personas entre naciones, como «exigencia histórica». Pero también recalca que será favorable a Colombia.

«No tengo duda que en el corto y mediano plazo el impacto en términos económicos favorecerá ampliamente al aparato productivo de Colombia. Su mayor dinamismo y crecimiento económico reafirmará un superávit en la balanza de pagos con Venezuela. Es decir, sus exportaciones diversas serán 4 a 1 con relación a la economía venezolana. Bienes y servicios serán ofertados en mejor situación competitiva, calidad, precios, costos de transporte, al comercio y a la industria venezolana», sostuvo.

Alerta que las pequeñas y medianas empresas serán las más afectadas al no estar en condiciones de competir con el nivel de productividad de las colombianas, por lo que el mercado interno será cada vez más atendido por las importaciones neogranadinas, desplazando a la poca producción nacional de bienes.

«Decir lo contrario es charlatanería no economía (…) diez años después, esos números serán peores en términos de déficit de balanza comercial, ahora tenemos una economía destruida, un PIB que no llega a 50 mil millones de dólares, la sexta economía del continente, y una industria petrolera nacional en desinversión, con producción de 650 mil barriles diarios. Estamos en el peor momento para sacar beneficios de esta reanudación de relaciones comerciales. Esa es la realidad», agregó.

Gremios piden equilibrio

Desde Conindustria se señala que de 200 productos que exporta Colombia, Venezuela exporta apenas 20. El directivo de Conindustria Tito López recordó que el país vecino no ha enfrentado las dificultades que ha tenido Venezuela, es decir, hiperinflación, deterioro de servicios públicos y sanciones internacionales.

«La cartera de créditos de Colombia es de 145 mil millones de dólares y la de Venezuela 500 millones de dólares, es decir, lo que cubre una sucursal bancaria en Colombia nosotros lo cubrimos nacional. Se requiere que el tratamiento a las importaciones sea igual, las facilidades para los permisos, pero desde ya entramos en desventaja en esta nueva etapa», coincidió.

El también presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica resaltó que desde la victoria de Gustavo Petro y con ella la inminente reanudación de relaciones bilaterales, los gremios venezolanos, entre ellos Fedecámaras y Conindustria comenzaron a hacer estudios de los productos que se pueden comercializar hacia territorio colombiano y viceversa (alimentos, medicinas, autopartes), a objeto de hacer recomendaciones al Ejecutivo nacional.

De hecho, señaló, ya se han hecho reuniones que han involucrado a la Cámara de Integración Económica Venezolana Colombiana (Cavecol), el viceministro para el Comercio Exterior y Promoción de Inversiones, Johann Álvarez, Fedecámaras, Conindustria, entre otros.

«No se puede estimar un tiempo para la normalización si las cosas se hacen bien, todavía hace falta revisión de muchos aspectos como códigos arancelarios, exoneración de impuestos, para procurar un equilibrio. De hecho ambos gobiernos designarán una comisión negociadora que tratará todos esos temas», acotó.

 

 

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

2

QUÉ CHIMBO