Una quincena no alcanza para comprar un kilo de cebolla y un litro de aceite este #25Ene - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 25 ENERO, 2019 20:05

Una quincena no alcanza para comprar un kilo de cebolla y un litro de aceite este #25Ene

Texto por Alejandro Benzecry

Ver más de

Alejandro Benzecry

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Una quincena no alcanza para comprar un kilo de cebolla blanca y un litro de aceite. Este 25 de enero cuestan Bs. S 5.320 y Bs. S 7.295 respectivamente. El primero aumentó 40,74% y el segundo 46,05%, en tan solo siete días.

Durante el monitoreo semanal por abastos y supermercados, Efecto Cocuyo confirmó escasez de varios productos, aumentos de precios en algunos y estabilidad de otros desde el pasado 18 de enero.

No había carne, huevos ni mantequilla. Los embutidos como el jamón de pavo y el jamón de pierna mantuvieron sus precios de la semana pasada. “No ha llegado” el café, dijo una de las empleadas del abasto.

El precio del kilo de plátano aumentó 41,20% en siete días. Para el momento costaba Bs. S 1.250, y este viernes, 25 de enero, llegó a Bs. S 1.765.

El kilo de jabón en polvo se mantuvo en 6.990 bolívares soberanos y el jabón en panela no aparece desde el 26 de noviembre de 2018. En ese entonces costaba 99,43 bolívares soberanos.

El litro y medio de leche cuesta 3.600 bolívares soberanos y el kilo de pimentón sufrió un leve aumento. Pasó de Bs. S 3.795 a Bs. S 4.100. Esto equivale a un aumento de 8,04% en una semana.

Pasta, solo había de la importada. El kilo de la más económica cuesta 13,630 bolívares soberanos, mientras que el de la más costosa alcanza los 23.660 bolívares soberanos. La más económica supera el valor de una quincena y la más cara sobrepasa el sueldo mínimo.

Una de las cajeras dijo que no sabía a qué hora cerraba el supermercado. “Se supone que a las 9:00 pm, pero depende de lo que pase en la calle. Ayer cerramos a las 4:00 pm”, dijo. Aclaró que los empleados se enteran de la hora de cierre el mismo día en el trabajo.

La supuesta normalidad del país se ha visto interrumpida por manifestaciones y por la tensa situación política. Hay un cambio en la rutina de muchas personas, pero no en la economía. Por lo tanto, los precios de los alimentos siguen su curso ascendente.

 

Lea también:

Presidente del BID manifiesta “voluntad” de trabajar con Juan Guaidó