Un Black Friday venezolano hizo sonar las cajas registradoras - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 29 NOVIEMBRE, 2019 16:00

Un Black Friday venezolano hizo sonar las cajas registradoras

Texto por Gustavo Bencomo

Ver más de

Gustavo Bencomo

¿Cómo valoras esta información?

12
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

“Corre que ya abrieron”, le gritaba una mujer a otra a las afueras del centro comercial Sambil Chacao, donde desde antes de las 7:30 am, de este viernes 29 de noviembre, numerosos grupos de personas esperaban que abrieran las puertas para aprovechar las ofertas del primer Black Friday venezolano que llenó los comercios como desde hace unos tres años no se veía.

Todos andaban en modo alerta, pescando cualquier tienda que se viera atractiva. Las vitrinas brillaban y los carteles con el “Black Friday” adornaban los pasillos. “Vámonos para aquella tienda, que por la cola se ve que hay buenas ofertas”, le dijo una señora a su acompañante la mañana de este viernes.

 

Los caraqueños que acudieron al centro comercial, daban pasos rápidos y hasta corrían, buscaban con ojos entrenados los carteles que en grande decían 50% de descuento o, en su defecto, algún otro número que les indicara que en esa tienda había rebajas.

En la lista de quienes se movilizaron para comprar durante el Black Friday o viernes negro, estaban los llamados “estrenos de diciembre” y en otros casos el electrodoméstico que tanto querían.

En una de las colas, afuera de una tienda de ropa, María Manzano tenía 20 minutos a la espera para entrar y comprar  los estrenos para sus hijos.  Es docente y su sueldo no le alcanza para darse estos gustos, por eso tiene que hacer otros trabajos paralelos. Este viernes confiaba  encontrar ofertas acordes con su presupuesto.

“Mi presupuesto está muy medido, porque no sólo pienso en la ropa, espero comprar alimentos para compartir en diciembre. Con mi sueldo no podría venir a comprar aquí, ni siquiera me han pagado los aguinaldos”.

Al otro lado del centro comercial, Verónica Da Silva, hacía una cola larga para comprar calzado. Para ella, era el momento para gastar los ahorros de este año.

“Vine porque dicen que hay zapatos desde 10 dólares. Tenía dinero ahorrado y aprovecho las ofertas; es el momento para gastarlo. Espero comprar unos zapatos aquí y luego iré a otras tiendas”.

La algarabía de este Black Friday ha causado revuelo porque se da en medio de una emergencia humanitaria compleja, en la que cada vez aumenta la brecha entre el que tiene ingresos o recibe remesas y el que no tiene empleo ni recibe dinero de familiares que vivan fuera del país.

Los productos se ofrecen en dólares, pero pueden pagarse en bolívares a la tasa del día, que este 29 de noviembre se promediaba en unos 38 mil bolívares. Según la firma Ecoanalítica, sólo 15% de los venezolanos genera o tiene divisas, mientras que 35% de la población, que genera bolívares, logra obtener sumas pequeñas de divisas.

El otro 50% de los venezolanos quedó fuera de la posibilidad de adquirir productos este día.

Para la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, este Black Friday es un paso positivo en medio de la situación que atraviesa el país. Esta es una estrategia interesante para captar gente que visite los centros comerciales, dice Claudia Itriago, presidenta de la cámara.

“Este es un impulso muy importante para que los comerciantes puedan ofrecer sus productos y las personas puedan hacer sus compras. Según el último reporte que tuve, los centros comerciales en su mayoría, por lo menos en Caracas, presentan largas colas desde temprano; hay colas para pagar lo que se convierte en un inicio exitoso para la temporada navideña”.

Esta estrategia abrazó a varios comercios que se sumaron, también hubo actividad en Maracay, San Cristóbal, Barquisimeto, Valencia, Maracaibo, pese a que no fue en todos los centros comerciales.

El movimiento de compradores se mantuvo hasta pasadas las 9 de la noche en el Sambil, donde un joven cajero de una de las tiendas de ropa contó que evaluaban extender hasta el domingo sus ofertas que van entre 20% y 50% de descuento en ropa seleccionada.

David Chuo, gerente de una tienda de ropa y calzado urbano, se sumó al Black Friday con el fin de mover su mercancía de cara al inicio de las compras navideñas.

“Hay buen movimiento desde temprano, la estrategia ha funcionado, tenemos toda nuestra mercancía en 50% de descuento”, sentenció David. En su tienda podían encontrarse franelas para caballero y calzado deportivo hasta por 6 dólares.

Pero también hubo quienes no estaban satisfechos con las ofertas. “He visto los precios, pero no es lo que yo me esperaba”, dijo  Yeismar Paredes tras hacer una cola frente a una tienda de ropa. “Tengo aquí  15 minutos y veo que la mayoría de las personas salen sin bolsas”.

“Vinimos hoy a ver qué comprábamos, pero en las tiendas que hemos entrado los precios están muy altos. Me parece que tanta promoción no responde a las expectativas, buscamos ropa y calzado para nuestros estrenos. Yo pensaba ir a comprar a Cúcuta, pero surgió este Black Friday”, relató Luisa Valdovino, quien estaba acompañada por su hijo.

Black Friday o viernes negro

Esta estrategia proviene de Estados Unidos, donde las tiendas para darle la bienvenida a las ventas navideñas promueven el Black Friday, o en español viernes negro. Ofrecen irresistibles ofertas todos los años en el último viernes del mes de noviembre para salir de la mercancía del año y darle paso a la de temporada navideña.

Este año, Venezuela cierra el mes de noviembre con un Black Friday al estilo criollo y en tiempos controversiales por la situación país. Mientra, en el Sambil se proponían trabajar hasta las 12 de la noche.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: