Qué implica la orden a la banca nacional de crear un nuevo sistema de pago

ECONOMÍA · 22 MAYO, 2019 19:35

Qué implica la orden a la banca nacional de crear un nuevo sistema de pago

Texto por Alessandro Di Stasio | @Adistasiob

Ver más de

Alessandro Di Stasio | @Adistasiob

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La banca nacional tiene desde ahora un lapso límite para desarrollar un nuevo sistema de pago. Mediante una circular conjunta entre el Banco Central de Venezuela (BCV) y la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), se solicitó a todas las entidades financieras desarrollar nuevos mecanismos de pagos independientes de los servicios de Mastercard, Maestro y Visa.

Para ello se fijaron distintos plazos para avanzar en la nueva estructura. Entre ellos está la habilitación de pagos a través de la autenticación biométrica y ampliar el servicio de Pago Móvil Interbancario entre persona y comercio.

Posteriormente se estima que se implementen otros mecanismos que permitan las operaciones con tarjetas de débito y crédito a nivel nacional.

Sin embargo, las dudas se hicieron sentir inmediatamente. ¿Esta decisión implica el rompimiento definitivo con Mastercard, Visa y Maestro?

A través de un comunicado publicado en su página web, el BCV precisó que la circular “no pretende declarar el cese de operaciones con las franquicias internacionales de tarjetas de débito y crédito”. Por lo contrario, aseguran que buscan garantizar “el derecho que tiene el país a asegurar, desarrollar y extender las alternativas con que cuentan los ciudadanos para la ejecución de sus pagos”.

Esto, alegan, como consecuencia directa de las sanciones del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos contra el ente emisor. Pero también existe una orden ejecutiva que prohíbe las operaciones con el Banco de Venezuela, Banco Bicentenario y Bandes; incluyendo una licencia que permite la prestación de servicio a esas instituciones hasta el 22 de marzo de 2020.

Ante ello, Antonio Morales, presidente de Sudeban, dijo que “tenemos una amenaza al sistema financiero“. La razón principal es que la banca pública se quedó con pocos bancos corresponsales, encargados de facilitar las transacciones internacionales. Y, además, indicó que por ese mismo camino va la banca privada.

“Vamos a proteger nuestro sistema de pago. Vamos a tener un sistema de pago independiente, nacional, que el enrutamiento sea local, que sea aquí, que no tenga que estar pasando por una nube en el exterior, como es el caso de Visa y Mastercard“, afirmó el pasado 21 de mayo.

¿Se puede instalar un nuevo sistema de pago?

Esa es la meta que Sudeban pide a la banca desde 2010, a través de la resolución 641.10 de fecha 23 de diciembre, y que ahora intensificó. Para promocionar y concientizar su uso en el país, la circular SIB-DSB-04714 establece que cada institución deberá realizar campañas al respecto.

No obstante, en medio de los problemas con la señal inalámbrica, parece una tarea ardua de cumplir. A ello se suma la caída en el poder adquisitivo de los venezolanos, que dificulta la adquisición de smartphones.

Otra de las alternativas es el servicio biométrico. Pero ello implica importantes inversiones en una banca cuya liquidez está mermada.

Sin liquidez en la banca

Los créditos bancarios se volvieron casi inexistentes, lo que le resta a la banca su principal fuente de financiamiento. El encaje legal que mantiene el BCV restringe la liquidez disponible en las instituciones financieras. Incluso, llegando al nivel de que los bancos recurran al mercado interbancario para recibir préstamos de sus pares y cumplir con el requerimiento gubernamental.

De no poder completarlo, la banca es sancionada con multas, según la firma Síntesis Financiera. Y esto genera presión en el mercado interbancario, cuya tasa de interés se ubica por encima de 120% de cada préstamo.

Es decir, cada banco que solicita financiamiento debe pagar un poco más del doble del monto original adeudado en un límite de tiempo.

Foto principal: Iván Reyes