OFAC otorga licencia a Rosneft para liquidar sus activos de Venezuela

ECONOMÍA · 12 MAYO, 2020 22:14

OFAC otorga licencia a Rosneft para liquidar sus activos de Venezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), adscrita al Departamento del Tesoro de Estados Unidos, emitió este martes 12 de mayo una nueva licencia general hasta el 20 de mayo para que la petrolera rusa Rosneft pueda ejecutar las “actividades necesarias para la liquidación de transacciones” en Venezuela.

Semanas atrás, Rosneft sorprendió con el anuncio de la culminación de sus relaciones comerciales y operativas directas con Pdvsa, luego que la Ofac aplicara sanciones a una de sus filiales en Suiza.

Ya en febrero de este mismo año la OFAC sancionó a la petrolera rusa por sus negociaciones con la gestión de Nicolás Maduro al frente de Petróleos de Venezuela.

En respuesta, Rosneft dijo el mes pasado que había acordado vender todos sus activos en el país sudamericano y que todas las operaciones comerciales “que tienen alguna relación con Venezuela han cesado en su totalidad”.

La compañía dijo el pasado  jueves al Financial Times que estaba revisando el futuro de las operaciones del brazo comercial.

El papel de Rosneft como proveedor de gasolina para Venezuela y como comerciante de sus exportaciones de crudo lo convirtió en un salvavidas para el gobierno de Maduro después de que otras compañías comerciales se retiraran bajo la presión de Estados Unidos.

En marzo la mayor compañía petrolera de Rusia emitió un conciso comunicado de prensa con grandes noticias: saldría de Venezuela después de 10 años y miles de millones de dólares en inversiones.

En la sorprendente declaración del 28 de marzo, Rosneft dijo que concluyó la venta de activos en la tensa y problemática nación sudamericana a una firma sin nombre que es propiedad total del gobierno ruso.

Rosneft dijo que recibirá a cambio el 9.6 por ciento de sus propias acciones, reduciendo la participación del gobierno en la compañía petrolera, que está encabezada por Igor Sechin, un aliado cercano y de larga data del presidente Vladimir Putin.