Mesas de cambio sin transferencias electrónicas y regidas por el euro

ECONOMÍA · 23 AGOSTO, 2019 23:00

Mesas de cambio siguen sin transferencias electrónicas y regidas por el euro

Texto por Alessandro Di Stasio | @Adistasiob

Ver más de

Alessandro Di Stasio | @Adistasiob

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Con solo dinero en efectivo y, en su mayoría, en euros. Así transcurren las jornadas en el sistema de mesas de cambio, regido por la banca nacional y casas de cambio, donde la oferta continúa siendo desconocida tras más de tres meses del inicio de las operaciones.

Disponibilidad de divisas mermada, según confirmaron trabajadores bancarios, problemas para acceder al mercado financiero internacional y precios competitivos con el mercado paralelo han sido las principales características del esquema cambiario, cuya tasa resultante es publicada diariamente por el Banco Central de Venezuela (BCV) a través de su página web.

«Solo aceptamos euros y bolívares», informó un funcionario de la sede principal del Banco de Venezuela en Caracas. Allí, precisó que por «problemas con las plataformas bancarias» solo se permiten operaciones con divisas en efectivo, avaladas por la institución y en «buen estado».

En medio de las sanciones financieras dictadas por el Gobierno de Donald Trump, en Venezuela se han presentado numerosas restricciones para acceder a los socios comerciales internacionales.

Una de ellas ha sido la limitación para contar con bancos corresponsales, que son los encargados de facilitar las operaciones entre la banca nacional con las del extranjero. Antonio Morales, presidente de la Superintendencia de Bancos (Sudeban) lo confirmó a finales de mayo que tanto la banca pública como la privada se quedaron con pocos corresponsales.

Ahora, las mesas de cambio han limitado sus operaciones a solo transacciones con el euro y en efectivo. En un recorrido realizado por Efecto Cocuyo este viernes, 23 de agosto, la afluencia de clientes era escasa y algunas instituciones ni siquiera tenían divisas disponibles.

«La oferta es baja», dijo un empleado del banco Mercantil. Y explicó que la compra mínima en el sistema por parte de personas naturales es de 50 euros, con transferencias en bolívares.

Si bien cada banco posee su tipo de cambio basado en las operaciones diarias de sus clientes, el BCV informa un valor promedio ponderado de todo el sistema: para el 22 de agosto se ubicó en Bs. 15.883 por dólar, apenas unos puntos por debajo de la tasa del mercado paralelo.

Oferta en las mesas de cambio dependerá de las ventas en divisas de los clientes

Uso del euro para evadir las sanciones

Con las complicaciones operativas generada por los decretos del presidente Trump, el gobierno chavista ha tomado previsiones. Migró al uso del euro en efectivo y ordenó a la banca nacional crear un nuevo sistema de pago independiente de los consorcios internacionales.

Mientras en agosto de 2017 el presidente estadounidense prohibió a los ciudadanos y organizaciones de ese país participar en la compra o venta de bonos emitidos por el Estado venezolano, en enero de 2019 prohibió las importaciones de petróleo o sus productos derivados.

Y, recientemente, el pasado 5 de agosto también amenazó con sanciones a cualquier persona, Gobierno u organización internacional que brinde apoyo financiero, material o tecnológico a la administración de Nicolás Maduro.

Ello no solo dificulta el acceso del Ggobierno chavista a los mercados globales, sino que también aumentó los niveles de control y supervisión para tener operaciones con cualquier organización dentro de Venezuela. Es el fenómeno denominado «sobrecumplimiento» de contratos, que ocurre cuando las organizaciones del extranjero prefieren suspender sus operaciones para evitar quedar expuestas a sanciones.

Para facilitar estas advertencias, el Estado venezolano recurre al pago con euros a contratistas y aliados comerciales, reportó la agencia de noticias Reuters.

¿De dónde provienen los euros?

Aunque no hay una respuesta clara, la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN) estima que pudieran provenir de las ventas hacia Turquía o Medio Oriente. Y la razón de su aumento, dijo el diputado Ángel Alvarado en conversación telefónica, radica en el canje de petróleo u oro por los euros.

«Usan efectivo para burlar las sanciones«, afirmó el parlamentario y precisó que es mucho más difícil rastrear el origen de las transacciones si se realizan al margen de los sistemas financieros o la banca electrónica.