Más de siete salarios se necesitan para comprar un kilo de queso paisa #MercadoGuaicaipuro

ECONOMÍA · 18 MARZO, 2021 14:05

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Si bien parte importante de los alimentos bajaron de precio, algunos continúan aumentando su valor al ritmo de la inflación. Un kilo de queso tipo paisa cuesta 8.690.990 bolívares en el Mercado Guaicaipuro este jueves, 18 de marzo, 10% más que el precio que marcaba hace cinco semanas: 7.890.990 bolívares.

Es el alimento más costoso de la lista de compras de la familia Quiroz, referencia para Efecto Cocuyo desde hace cinco años. Le sigue el kilo de jamón de espalda a 8.640.990 bolívares, 2% por encima del precio observado en el último recorrido: 8.490.990 bolívares.

El valor del kilo de queso blanco duro pasó de 9.379.900 a 5.390.000 bolívares, lo que equivale a una bajada del 43%. Un kilo de bologna pimentón está en 4.890.000 bolívares, producto que no se observaba en el mercado desde el 17 de septiembre de 2020.

En la sección de proteínas, los aumentos no pasan del 5%. Un kilo de carne molida pasó de costar 5.980.000 bolívares a 6.270.000 bolívares; el precio del kilo de pollo bajó a 3.690.000 bolívares, 5% por debajo del valor que registró hace cinco semanas: 3.890.000 bolívares. El cartón de huevos se mantiene en 4.877.000 bolívares.

Cuatro alimentos de la sección de vegetales y hortalizas registraron incrementos esta semana. El kilo de repollo pasó de 1.000.000 bolívares a 2.000.000 bolívares, monto que implica una subida del 100%; los kilos de ají y zanahoria cuestan 1.500.000 bolívares, lo que se traduce en un aumento del 25% y 7%, respectivamente.

Entre subidas y descuentos

El kilo de papa está en 2.200.000 bolívares, 22% más que lo visto en el recorrido anterior; el kilo de cebolla marca un precio de 2.400.000 bolívares, un aumento del 14%.

Seis verduras bajaron de precio: Los kilos de pepino, calabacín y berenjena están en 1.500.000 bolívares cada uno. Sin embargo, marcan descuentos distintos: el precio de los dos primeros bajó 25%, mientras que el valor del tercero disminuyó 17%.

El precio del kilo de céleri pasó de 3.500.000 bolívares a 3.000.000 bolívares, el precio del tomate bajó de 4.000.000 bolívares a 3.200.000 bolívares y el valor de la vainita criolla disminuyó de 4.000.000 bolívares a 3.500.000 bolívares. Un kilo de remolacha continúa en 1.800.000 bolívares, mientras que el kilo de pimentón sigue en 3.500.000 bolívares.

En la sección de frutas y granos, el aumento más importante lo registró la piña: subió 17% y se ubicó en 3.500.000 bolívares. El kilo de cambur subió 8% y llegó a 1.300.000 bolívares, mientras que el precio del kilo de guayaba bajó 6% para situarse en 1.700.000 bolívares.

El precio de los kilos de caraotas negras y arvejas partidas subieron 6%: el primero cuesta 6.040.000 bolívares y el segundo, 5.600.000 bolívares. En total, se necesitan 172 millones 858 mil 980 bolívares o poco más de 144 salarios mínimos mensuales para adquirir todos los alimentos de la lista de compras de la familia Quiroz.

Para el mes de febrero, según el Observatorio Venezolano de Finanzas, la inflación alcanzó 50,9%, mientras que la inflación interanual llegó a 4.311%. Los precios del rubro de alimentos y bebidas alcohólicas subió 25,2%. Sin embargo, no es el grupo de bienes y servicios que más aumentó de precio. El rubro de servicios registró una escalada del 356,8%.