Informe Iies-Ucab: Producto Interno caerá 30 % este 2020

ECONOMÍA · 15 SEPTIEMBRE, 2020 17:55

Informe de coyuntura del Iies-Ucab: Producto Interno caerá 30 % este 2020

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Informe de Coyuntura del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (Iies-Ucab) pronosticó una caída del 30 % del Producto Interno Bruto (PIB) venezolano durante el 2020.

El estudio que se publica este mes de septiembre analiza el impacto de la pandemia del COVID-19 en el mundo y las consecuencias en la economía nacional, que dependía casi exclusivamente del petróleo hasta el año 2019.

“En el caso específico de la economía venezolana, que ya acumulaba una contracción de 61 % en su nivel de actividad entre 2014 y 2019, se podría terminar en 2020 registrando una caída adicional en el PIB de 30% en un solo año, y sin esperanzas de recuperación para 2021 de no cambiar radicalmente la situación política y el régimen de políticas económicas”, advirtieron.

El Iies-Ucab señala que la contracción económica que se vive desde 2014 se mantendrá este año e incluso el próximo, debido a la falta de políticas económicas que permitan un plan serio para detener el deslave financiero nacional.

“Estos resultados se sustentan en la persistencia de problemas estructurales, las restricciones impuestas por las sanciones a la actividad petrolera, la ausencia de cambios fundamentales en la dirección de la política económica y el posible impacto de corto, mediano y largo plazo de las medidas domésticas y externas de control de la pandemia del COVID-19”, dijeron.

COVID-19 agravó lo ya maltrecho

La llegada del COVID-19 al país el pasado mes de marzo ha traído más problemas a una economía en declive.

Y esto según el Instituto se refleja “no solo por la paralización de actividades productivas y comerciales en sectores declarados no prioritarios, sino también por la probable ineficacia de la flexibilización y de las medidas de estímulo fiscal implementadas desde marzo de 2020”.

Recordaron que la inamovilidad laboral, una de las medidas que se prolongaron hasta finales de este año cuando se anunciaron acciones económicas para enfrentar el nuevo coronavirus, impactan en el sector comercial e industrial.

Informe de Coyuntura del Iies-Ucab by Efecto Cocuyo on Scribd

Desplome petrolero y sanciones

“El impacto de las medidas adoptadas en el resto del mundo para controlar el contagio del COVID-19 se ha traducido, inevitablemente, en una contracción global de la oferta y demanda de bienes. Para Venezuela, ello ha significado una reducción adicional del volumen y valor de sus exportaciones petroleras, las cuales ya venían siendo afectadas por la insuficiencia de inversión y las sanciones de EEUU; estas últimas en vigencia desde mediados de 2017″.

Como lo dijo hace unas semanas el presidente de la Constituyente, Diosdado Cabello, el Informe de Coyuntura del Iies-Ucab señala que Pdvsa en los actuales momentos “prácticamente no aporta ningún recurso fiscal al Estado Venezolano”. Esta merma en los ingresos se ha producido no sólo por el deterioro en los precios internacionales del petróleo, sino sobre todo por la drástica reducción en la capacidad de producción y exportación de hidrocarburos y sus derivados”.

Las sanciones, la caída de la producción y la imposibilidad de colocar el petróleo en mercados internacionales produjo “una acumulación de inventarios de crudo”.

Además, advirtieron que si continúan las sanciones contra la industria el venidero año “es muy difícil que mejoren las perspectivas petroleras para Venezuela para el último trimestre de este año; país cuya economía seguirá siendo la de peor desempeño entre todos los países productores y exportadores de hidrocarburos”.

Ante esto se han incrementado las exportaciones de oro y otros minerales para obtener ingresos, pero sigue siendo insuficiente para el país.

Esto se refleja en la caída de las reservas internacionales que en 2008 llegaron a un máximo de 42 mil 3000 millones de dólares y en junio de 2020 se redujeron a 6.432 millones de dólares, es decir, una caída de 85 % en los últimos 12 años.

PIB caerá 22 % y la inflación cerrará en 9.416 % este año, según el IIES de la Ucab

Remesas se reducen a la mitad

Aunque el envío de remesas comenzó a cobrar relevancia en Venezuela tras la emigración de más de 5 millones de personas, el mismo efecto de la pandemia del COVID-19 provocó una fuerte disminución.

En 2019 se calculó que por este concepto ingresaron al país 3.700 millones de dólares, que este 2020 podrían “reducirse a la mitad”.

Aunque el panorama es un poco alentador en este ítems para el 2021. “De producirse en 2021 una reactivación económica en esos mismos países, se estima que esta corriente de ingresos pudiera incrementarse, en el mejor de los casos, en 20%, si es que la conducta de los migrantes venezolanos se correspondiese con la de la experiencia acopiada por los organismos internacionales que siguen la materia”.

Salario pulverizado

En el tema salarial y de remuneraciones, el informe refleja la caída del ingreso real de la población venezolana. Mientras que en 2013 representaba 64,7 %, en 2019 apenas era de 6,5 % y actualmente no supera los 8 dólares.

“El salario mínimo ha dejado de ser un referente con algún significado económico y social, ya que desde 2013 ha quedado muy rezagado con respecto a la inflación y la devaluación del tipo de cambio… De hecho, en comparación con su nivel real de 2013, el salario mínimo de 2020 sólo llega a representar un 5% de éste”.

Esto ha llevado que tanto trabajadores como empleadores lleguen a acuerdos salariales que incluyen pagos en dólares o en especies para mantener la fuerza productiva, aunque están lejos de estar indexados a la inflación.

“Con la eliminación del rígido control cambiario, las empresas pueden facturar en divisas a partir de 2019. Esto ha permitido, a su vez, remunerar también en divisas, al menos parcialmente, a los empleados y trabajadores. Según una encuesta de la firma PGA Group Venezuela, en 2013 sólo un 13% de las empresas consultadas pagaban remuneraciones total o parcialmente en dólares, hoy el 95% lo hace”, según el Informe del Iies-Ucab.

Menos fuerza laboral

En el caso de la fuerza de trabajo señalaron que sólo opera, según Consecomercio y Fedecámaras, el 20 % de las empresas y comercios que se flexibilizan en el esquema 7+7, y que ha sido el sector bancario uno de los que más ha reducido trabajadores.

“El sector público ha reducido su nómina de cerca de 3 millones de empleados (20%) en los últimos tres años, lo que refleja el impacto de la emigración y el incremento de la informalidad en el mercado de trabajo. En concordancia con estos datos, la Encovi 2019 reporta que los empleados y obreros del sector público han reducido su participación en el empleo total de 36% en 2014 a 24% en 2019″, destacó el informe del Iies-Ucab.