Canasta alimentaria del #MercadoGuaicaipuro aumentó más de seis veces en los primeros 10 meses de 2021

ECONOMÍA · 6 NOVIEMBRE, 2021 12:38

Ver más de

César Heredia | @cahered


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

La cesta del #MercadoGuaicaipuro, compuesta por proteínas, frutas y granos, charcutería, verduras y hortalizas, tuvo una inflación acumulada de 579,2 % entre enero y octubre de 2021.

Esta cifra se corresponde con el Índice Nacional de Precios al Consumidor que llevan el Banco Central de Venezuela (BCV), ente oficial, y el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), de origen independiente.

Estos reportaron hasta septiembre un índice acumulado de 531,7 % y 526,2 %, respectivamente. Aunque difieren mes a mes en cuanto al porcentaje, ambas reflejan la misma cara: una elevada inflación que, a pesar de que ha disminuido en relación con el periodo 2018-2020, sigue siendo la más alta de la región y una de las mayores del mundo.

Significa que, tanto la canasta del #MercadoGuaicaipuro, como los productos en general que consume el venezolano, aumentaron más de seis veces en lo que va de 2021.

De acuerdo con la última visita a este mercado municipal ubicado entre las avenidas Libertador y Andrés Bello de Caracas, se requiere de 480 bolívares -48 salarios integrales compuestos por un sueldo base de 7 bolívares más el “Cesta Ticket” de 3 bolívares- para cubrir la lista de compras de la familia Quiroz que Efecto Cocuyo ha monitoreado desde hace seis años. Al cambio son 109,49 dólares, según cotización del BCV al 28 de octubre.

Durante el año, se necesitaron entre 21,7 y 72 salarios integrales para adquirir los alimentos que oferta el #MercadoGuaicaipuro.

No todos los alimentos aumentan al mismo ritmo

El equipo de Cocuyo Datos tomó tres alimentos del #MercadoGuaicaipuro al azar, a saber, un racimo de cambur de dos kilos, un pollo entero de seis kilos y dos kilos de papa.

De los tres, el que tuvo un crecimiento más lineal en cuanto a su precio en bolívares fue el cambur. Comenzó el año con un valor de 1.180.000 bolívares soberanos (0,5 salarios integrales) y en la última medición cerró en 6 bolívares actuales (0,6 sueldos integrales). Tuvo una inflación acumulada de 391,8 % en 10 meses, casi cinco veces aumentó de precio.

El pollo entero siguió la misma linealidad -aunque con unas pocas bajas temporales de precios- hasta el 8 de octubre. En la visita del 28 de octubre su precio fue de 65,4 bolívares digitales, 306,72 % más que a inicios de año (6,54 salarios integrales). En otras palabras, su costo se ha multiplicado por cuatro.

Por su parte, la papa registró altas y bajas en su precio durante el año. Su cotización más alta fue de 16 bolívares el 21 de octubre, sin embargo, una semana después disminuyó en 37,5 %, hasta llegar a 10 bolívares, justamente un salario mínimo integral. De los tres productos seleccionados, la papa tuvo una inflación acumulada de 566,67 %, parecida a los índices del BCV y el OVF.