Hasta cuatro horas esperan para surtir gasolina en Carabobo por fallas de suministro - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 1 NOVIEMBRE, 2018 17:13

Hasta cuatro horas esperan para surtir gasolina en Carabobo por fallas de suministro

Texto por Cristofer García | @cristofueg

Ver más de

Cristofer García | @cristofueg

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

«No han llegado las gandolas». La escasez de gasolina no se ha solucionado. En Valencia, capital del estado Carabobo, las gasolineras que funcionan registran largas colas. Conductores han reportado esperar hasta cuatro horas para llenar el tanque.

Ana Rosas tuvo que esperar el miércoles 31 de octubre dos horas en la gasolinera de El Chaparral, en el municipio Libertador de Carabobo, para abastecer su carro. La cola era kilométrica y el suministro lento, contó.

«Las colas son bastante largas. Los gasolineros decían que no han llegado gandolas», expresó.

No solo era el poco combustible lo que limitaba la operatividad, sino que además se fue la luz cuando cargaban la gasolina. Una interrupción de 15 minutos que, sin embargo, retrasó el servicio porque se debió reiniciar el sistema.

«A pesar del corte de luz, de ahí nadie se movió, pero la gente estaba muy molesta», manifestó. Aseguró que en otras gasolineras los usuarios han esperado hasta cuatro horas.

Rosas aseguró que en recorrido por la capital carabobeña notó que varias estaciones estaban cerradas. «La estación en La Guacamaya (Zona Industrial al sur de la ciudad) no estaba trabajando, al igual que la de Tocuyito  (municipio Libertador)».

La demanda es alta y la oferta poca. Según fuentes de las gasolineras en este estado están llegando menos de la mitad de los camiones cisternas que deberían surtir las estaciones de servicio. «De 94 estaciones en total que tiene Carabobo, 50% están cerradas. La otra mitad colapsada», expresó una fuente del sector.

Según informó las gandolas están paralizadas por falta de repuestos. Además, parte de las cisternas las desvían para el estado Táchira, agregó.

Los mismo sucede en la bomba de El Prado. La línea de carros se extendía el miércoles a lo largo de la Autopista de Valencia-Campo Carabobo hasta el distribuidor Puente El Boquete. Se contabilizaron alrededor más de 200 vehículos, en la cola de aproximadamente 2 kilómetros de longitud.

Además de Carabobo, usuarios también han reportado dificultades del suministro de combustible en los estados Aragua, Cojedes, Yaracuy y Lara. Según Iván Freites, secretario de la Federación unitaria de trabajadores petroleros de Venezuela (Futpv), existe 80% de escasez de combustible en el país, debido a la baja producción de gasolina en la refinería de Amuay, en Falcón, y porque además están exportando en gran cantidad el petróleo a China, aseguró.

La escasez llega a la capital

La situación en Caracas no es tan grave pero sí inusual. En la gasolinera de la primera transversal de Los Palos Grandes, en el municipio Chacao, la tarde de este jueves 1 de noviembre, la cola rondaba por alrededor de 15 vehículos en espera, situación que no sucedía hace una semana.

«Está ocurriendo más hacia el este de Caracas, es donde he notado más colas. Al oeste he llenado el tanque con menos dificultad. Pero en los últimos días se ha vuelto más caótica la situación hacia acá», expresó Aníbal Gutiérrez, mientras avanzaba su carro.

Para el conductor solo fueron 25 minutos de espera en este caso; sin embargo teme que el panorama empeore. «Lo que hemos escuchado es que no hay gasolina. No sabemos cuánto pueda empeorar», dijo.

Eduardo Ramírez también pasó aproximadamente la misma cantidad de minutos en esta cola. Se siente afortunado, porque aseguró haber visto colas más largas en la capital y además estaciones cerradas, pero ha logrado sortear la situación.

«Solo en Chacao he visto tres gasolineras cerradas hoy (1 de noviembre). No me han tocado colas fuertes, pero sí hay más dificultad para llenar los tanques esta última semana», manifestó Ramírez.

Según una fuente en esta gasolinera,  la llegada de camiones cisternas con combustible ha sido menor, por lo tanto, menor suministro y más demanda. «Una o dos gandolas al día, cuando mandan. Es evidente la escasez, llegan menos que antes», dijo.

En esta estación la cola de carros se extendía hasta la esquina que da a la avenida Andrés Bello de Los Palos Grandes. Las horas de trabajo también disminuyen, por esta razón. «Estamos cerrando hora y media antes».

Lea más:

“¿Para qué el biométrico si no tenemos gasolina?”, dijo bombero en Caracas este #30Oct

Foto: Ivan Reyes