El bolívar acelera su caída en 2020 y queda casi sin valor - Efecto Cocuyo

ECONOMÍA · 4 ENERO, 2020 18:02

El bolívar acelera su caída en 2020 y queda casi sin valor

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

11
QUÉ CHÉVERE
5
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

En las dos primeras jornadas hábiles del 2020, los venezolanos han visto cómo  el bolívar se depreció frente al dólar en más del 23 % en el mercado paralelo, una tendencia que ha marcado en los últimos años a un país sumido en una profunda crisis económica.

El último día laboral de 2019, el bolívar cotizaba a 56.122,06 bolívares por cada dólar, mientras que este viernes escaló hasta los 73.321,90 bolívares por cada dólar, según el portal Monitor Dólar Venezuela, que toma los promedios de numerosas casas de cambio y que es usado como referencia en el país.

Como consecuencia, los venezolanos se han olvidado casi de su moneda nacional cuyo valor es poco menos que simbólico y en la cual ahorrar es casi una quimera para echarse en los brazos del dólar.

Estas son algunas claves sobre la depreciación del bolívar:

Exceso de liquidez

Si bien a lo largo de 2019 el bolívar se depreció de manera constante en comparación con la divisa estadounidense, en el último trimestre se aceleró el proceso debido a un incremento de la liquidez en la economía venezolana gracias al aumento del gasto público en ese período.

El economista y profesor universitario Hermes Pérez dijo a Efe que la emisión inorgánica, es decir sin respaldo de ningún tipo, de dinero del Banco Central (BCV) es la razón detrás del comportamiento del mercado cambiario, la pérdida del poder adquisitivo del bolívar y la hiperinflación.

La liquidez en el país saltó de 17.400 millones de bolívares el 18 de octubre pasado 39.700 millones para el 20 de diciembre, más del doble en apenas dos meses.

Por su parte, el economista y diputado opositor José Guerra indicó en su cuenta de Twitter que la depreciación “tan agresiva” del bolívar “no se genera de un día para otro”, sino que es consecuencia de “desequilibrios fiscales y monetarios que se acumulan y luego estallan en forma de depreciación de la moneda”.

Moneda sin valor

La moneda venezolana ha perdido valor en los últimos 20 años, a la par de que el país ha sufrido la contracción de su economía y un proceso inflacionario que en 2018 se convirtió en hiperinflación.

El bolívar ha pasado por dos procesos de reconversión monetaria, es así que en 2008 perdió tres ceros y pasó a llamarse bolívar fuerte, mientras que a mediados de 2018 le restaron otros cinco ceros con lo que fue rebautizado como bolívar soberano.

A pesar de ello, la capacidad de compra de la moneda venezolana sigue mermando.

Dolarización de facto

Desde 2018 el Gobierno de Nicolás Maduro inició el desmontaje del control cambiario que fijó en 2003 el fallecido presidente Hugo Chávez.

En 2019 se produjo un proceso de dolarización transaccional de facto bajo la vista gorda de las autoridades venezolanas.

Es así que en el país el dólar prácticamente es la única moneda que se ve en las calles y aunque algunos comercios todavía muestran sus precios en bolívares los ajustan a diario según se devalúa la moneda nacional.

Bendición al mercado paralelo

Además de la tasa oficial que ofrece el Banco Central, desde que se impuso el control cambiario surgió un mercado paralelo en el que diversos actores fijan el precio a diario, un valor que suele estar por encima del fijado por el emisor.

Hasta la flexibilización del control cambiario, el mercado paralelo era considerado como “dólar criminal” por las autoridades venezolanas.

Sin embargo, en una muestra de pragmatismo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó a finales del año pasado que la dolarización “es una válvula de escape” que “gracias a Dios existe“, con lo que dio vía libre a su uso de manera informal.

Los venezolanos de a pie y los comerciantes suelen usar el marcador del paralelo para fijar los precios en sus transacciones e incluso como medida de valor.

Ingresos en caída

Tras la última devaluación del bolívar, el salario mínimo en Venezuela representa apenas 2,75 dólares, a la tasa oficial de este viernes, que se reducen a 2,04 dólares si se considera el promedio del paralelo.

El bolívar ha perdido tanto valor que el billete de más alta denominación en el país, 50.000 unidades, no alcanza para pagar un café o siquiera un dólar.

¿Situación temporal?

El economista de la firma Ecoanalítica Asdrúbal Oliveros advirtió en su cuenta de Twitter que el precio en el mercado paralelo “ha sobrerreacionado” debido a “la presión de demanda” -originada por la mayor liquidez en la economía- y “una oferta de dólares muy baja por el asueto de navidad”.

En este sentido, consideró que la semana que viene será importante hacer seguimiento al comportamiento del tipo de cambio en la segunda semana de enero cuando “los oferentes habituales empiecen a aparecer”.

Con información de EFE