Comprar la canasta de la familia Quiroz cuesta más del doble al cierre de junio de 2022 #MercadoGuaicaipuro

ECONOMÍA · 3 JULIO, 2022 10:45

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Por primera vez en años de tránsito de la hiperinflación en Venezuela, solo un alimento de la lista de compras de la familia Quiroz casi triplicó su precio durante este primer semestre del 2022. El kilo de céleri arrancó el año costando 5 bolívares y, al cierre de junio, subió a 14 bolívares, lo que implica un aumento del 180%.

Durante los años de coyuntura política y ausencia de datos económicos, Efecto Cocuyo le ha hecho seguimiento al progreso de la inflación a través del monitoreo de precios del mercado Guaicaipuro (centro de Caracas). Desde hace siete años, se calcula a partir de los alimentos que aparecen en la lista de compras de la familia Quiroz.

Gracias a la información recolectada, se pudo observar la caída del valor del bolívar, especialmente desde que Venezuela entró en el período hiperinflacionario en noviembre de 2017. El poder adquisitivo del bolívar bajó tanto que, si se calculan los aumentos de los precios entre 2018 y 2021 (cuando estuvo en vigencia el bolívar soberano), se observan subidas de entre 8 y 11 millones por ciento.

Desaceleración

Pero este 2022, la situación es diferente. El Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), institución creada por la Asamblea Nacional de mayoría opositora, tiene meses registrando un porcentaje de inflación mensual de uno o dos dígitos, no muy diferentes a los números del Banco Central de Venezuela (BCV).

Los últimos datos que publicaron indican que la inflación mensual en el mes de mayo fue del 10,1%, la inflación interanual fue del 151% y la inflación acumulada en lo que va de año fue del 34,3%.

En esa misma línea de inflación desacelerada, han aumentado de precio (menos que otros años) los alimentos del mercado Guaicaipuro. El kilo de tomate subió 67%. Hasta el pasado jueves, 30 de junio, valía 20 bolívares. El precio del kilo de zanahoria, pimentón y cebolla subió poco más de 30%.

En el caso de las proteínas, por ejemplo, el precio del kilo de carne molida subió 36% en seis meses: pasó de costar 21,9 bolívares a 29,8 bolívares. El valor de un cartón de huevos subió 43%, pasó de costar 23 bolívares a 33 bolívares, y el precio del kilo de merluza aumentó 12%, de 33,3 bolívares a 37,4 bolívares.

Incluso hay secciones que experimentaron subidas y descuentos. El precio del kilo de bologna pimentón casi se duplicó. Cuesta 28,8 bolívares, lo que implica un aumento del 89%. Al otro extremo de la balanza está el precio del kilo de queso blanco duro, que bajó 11% y se ubicó en 17,6 bolívares.

Todos los alimentos de la sección de frutas y granos experimentaron subidas de precio. Por ejemplo, el kilo de guayaba se incrementó 67% y el precio del kilo de caracotas negras aumentó 16%.

Cuesta más del doble

De igual manera, tampoco hay que cantar victoria: adquirir todos los alimentos de la lista de compras de la familia Quiroz cuesta más del doble que a principios del año. Pasó de 335,5 bolívares a 747,5 bolívares.

El precio de la canasta alimentaria básica se ubicó en mayo en 477,52 dólares, por lo que el salario mínimo mensual -28,07 dólares- solo cubre 5 % de los productos de primera necesidad, informó el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

En mayo se requirió el equivalente a 18,99 salarios mínimos mensuales para adquirir una canasta alimentaria de 60 productos para un promedio de cinco personas.

ECONOMÍA · 7 AGOSTO, 2022

Comprar la canasta de la familia Quiroz cuesta más del doble al cierre de junio de 2022 #MercadoGuaicaipuro

Texto por Shari Avendaño | @shariavendano

Por primera vez en años de tránsito de la hiperinflación en Venezuela, solo un alimento de la lista de compras de la familia Quiroz casi triplicó su precio durante este primer semestre del 2022. El kilo de céleri arrancó el año costando 5 bolívares y, al cierre de junio, subió a 14 bolívares, lo que implica un aumento del 180%.

Durante los años de coyuntura política y ausencia de datos económicos, Efecto Cocuyo le ha hecho seguimiento al progreso de la inflación a través del monitoreo de precios del mercado Guaicaipuro (centro de Caracas). Desde hace siete años, se calcula a partir de los alimentos que aparecen en la lista de compras de la familia Quiroz.

Gracias a la información recolectada, se pudo observar la caída del valor del bolívar, especialmente desde que Venezuela entró en el período hiperinflacionario en noviembre de 2017. El poder adquisitivo del bolívar bajó tanto que, si se calculan los aumentos de los precios entre 2018 y 2021 (cuando estuvo en vigencia el bolívar soberano), se observan subidas de entre 8 y 11 millones por ciento.

Desaceleración

Pero este 2022, la situación es diferente. El Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), institución creada por la Asamblea Nacional de mayoría opositora, tiene meses registrando un porcentaje de inflación mensual de uno o dos dígitos, no muy diferentes a los números del Banco Central de Venezuela (BCV).

Los últimos datos que publicaron indican que la inflación mensual en el mes de mayo fue del 10,1%, la inflación interanual fue del 151% y la inflación acumulada en lo que va de año fue del 34,3%.

En esa misma línea de inflación desacelerada, han aumentado de precio (menos que otros años) los alimentos del mercado Guaicaipuro. El kilo de tomate subió 67%. Hasta el pasado jueves, 30 de junio, valía 20 bolívares. El precio del kilo de zanahoria, pimentón y cebolla subió poco más de 30%.

En el caso de las proteínas, por ejemplo, el precio del kilo de carne molida subió 36% en seis meses: pasó de costar 21,9 bolívares a 29,8 bolívares. El valor de un cartón de huevos subió 43%, pasó de costar 23 bolívares a 33 bolívares, y el precio del kilo de merluza aumentó 12%, de 33,3 bolívares a 37,4 bolívares.

Incluso hay secciones que experimentaron subidas y descuentos. El precio del kilo de bologna pimentón casi se duplicó. Cuesta 28,8 bolívares, lo que implica un aumento del 89%. Al otro extremo de la balanza está el precio del kilo de queso blanco duro, que bajó 11% y se ubicó en 17,6 bolívares.

Todos los alimentos de la sección de frutas y granos experimentaron subidas de precio. Por ejemplo, el kilo de guayaba se incrementó 67% y el precio del kilo de caracotas negras aumentó 16%.

Cuesta más del doble

De igual manera, tampoco hay que cantar victoria: adquirir todos los alimentos de la lista de compras de la familia Quiroz cuesta más del doble que a principios del año. Pasó de 335,5 bolívares a 747,5 bolívares.

El precio de la canasta alimentaria básica se ubicó en mayo en 477,52 dólares, por lo que el salario mínimo mensual -28,07 dólares- solo cubre 5 % de los productos de primera necesidad, informó el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

En mayo se requirió el equivalente a 18,99 salarios mínimos mensuales para adquirir una canasta alimentaria de 60 productos para un promedio de cinco personas.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO