Yulimar Rojas se pierde inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio

DEPORTES · 23 JULIO, 2021 08:27

Ver más de

Mabel Sarmiento | @mabelsarmiento


¿Cómo valoras esta información?

14
QUÉ CHÉVERE
4
QUÉ INDIGNANTE
5
QUÉ CHIMBO

“Estamos esperando el vuelo rumbo a Tokio. Nos vemos mañana”, escribió la triplista venezolana Yulimar Rojas, este viernes 23 de julio, justo cuando estaba en pleno desarrollo la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

Rojas y el karateka Antonio Díaz eran los abanderados de Venezuela en la ceremonia, tras ser escogidos en una votación popular, según informó el Comité Olímpico Venezolano (COV).

Para elegir a Díaz y Rojas, hubo “una votación masiva” en 19 de los 23 estados, y en la que también participaron la junta directiva del Comité Olímpico Venezolano, el Ministerio del Deporte, el Instituto Nacional del Deporte, medios de comunicación deportivos y periodistas, detalló el COV en un comunicado.

Ambos iban a llevar el tricolor nacional en la cita deportiva de Tokio 2020, un evento que será recordado en la historia como único por todo lo que ha acontecido a raíz de la pandemia. 

No obstante, Yulimar Rojas no pudo llegar al evento festivo. Para ese momento -de la inauguración- estaba esperando el vuelo a Japón y su lugar fue asignado a la judoca Karen León.

Hasta el momento, 43 deportistas venezolanos se han clasificado para los Juegos Olímpicos, entre los que destacan, además de Rojas y Díaz, la selección masculina de voleibol, Robeilys Peinado en salto de pértiga y Daniel Dhers en BMX. 

La ceremonia inaugural que marca el inicio de los Juegos de Tokio se realizó este viernes 23 de julio en el Estadio Olímpico de la capital nipona, sin público en las gradas y con una presencia reducida de invitados oficiales debido a la pandemia.

La celebración empezó a las 20.00 hora local (11.00 GMT), con un espectáculo de luces y sonido al que dio paso un logotipo gigante de Tokio 2020 proyectado sobre el terreno, cuyos alrededores fueron blindados por motivos de seguridad.

En las gradas, con capacidad para 68.000 espectadores, solo se encontraban 950 invitados por la organización, entre ellos dignatarios de aproximadamente 15 países y organismos internacionales, así como representantes políticos nipones, patrocinadores y organismos deportivos.