Pandemia sin servicios: Así afectó el COVID-19 a las familias según la AN

CORONAVIRUS · 2 DICIEMBRE, 2020 16:15

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano

Foto por Iván E. Reyes

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Sin servicios, con menos dinero y más gastos si el COVID-19 llega a casa: así afectó la pandemia a decenas de hogares venezolanos según el Estudio del impacto del COVID-19 en la familia venezolana, presentado por la Subcomisión de la Mujer e Igualdad de Género de la Asamblea Nacional (AN) este miércoles 2 de diciembre.

En el estudio se entrevistaron 959 hogares (3.502 personas) en nueve ciudades del país del 17 al 26 de octubre de este año. Tiene un margen de error del 2,2 %.

Para la fecha en la que se realizó la encuesta, Venezuela tenía siete meses bajo las medidas para prevenir la propagación del nuevo coronavirus y cuatro meses con esquemas de flexibilización de la cuarentena. Desde entonces se han pausado y reactivado las labores en algunos sectores económicos, aumentó el salario de los trabajadores públicos y, lamentablemente, miles de personas se han visto afectadas por la enfermedad. A continuación, las claves del estudio de la AN:

Las familias venezolanas

Según la encuesta, un 60 % de las familias están conformadas por entre tres y cinco personas. Solo en el 12 % de los hogares viven entre seis y 12 personas. Más del 50 % de los grupos familiares están formados por adultos jóvenes (entre 35 y 49 años) y mayores de 50 años. Además, 60 % de los hogares son monoparentales.

Para medir el nivel social de las familias se utilizó la clasificación de Graffar, en la cual los estratos más altos son los I y II y los más bajos IV y V. Este esquema toma en cuenta las condiciones de la vivienda de los encuestados, la actividad del jefe de familia, sus fuentes de ingreso y su nivel de instrucción. Según el estudio de la AN, la mayoría de las familias se encuentran en los estratos III y IV.

Acceso a los servicios

En parte importante de los hogares venezolanos los servicios no funcionan de manera continua. Cuatro de cada diez viviendas tienen cortes eléctricos todos los días; 28 % pasa alguna interrupción en la semana y 22 % algunas veces al mes. Sobre el suministro de agua, 76 % sufre cortes del servicio en la semana y solo 8 % de los hogares encuestados tiene agua sin problema.

La pandemia en casa

El COVID-19 entró el 12 % de las viviendas entrevistadas e impactó en los bolsillos de las familias: 51 % gastó entre 0 y 10 dólares en los tratamientos para combatir la enfermedad, 33 % invirtió entre 11 y 20 dólares. Una de cada diez familias tuvo que pagar al menos 80 dólares en los medicamentos para tratar el coronavirus.

La mayoría de las personas, 67 %, presentó síntomas durante la enfermedad y la padeció antes de la realización de la encuesta, mientras que el 11% aún tenía coronavirus.

La opinión de las personas entrevistadas sobre a dónde dirigirse en caso de tener la enfermedad se dividió: la mitad se quedó en su casa y la otra mitad se distribuye de la siguiente manera: 21% acudió a un ambulatorio, 8 % fue a puesto especial del gobierno, 14 % visitó los hospitales y 7 % se quedó en las clínicas.

Actividades en coyuntura

Los datos reflejan una disminución en la concurrencia a empleos públicos y privados durante la pandemia. Entre el 11 % y 14 % formaban parte de estos sectores antes del inicio del estado de emergencia nacional, número que luego bajó a entre 9 % y 10 %. La mayoría de los encuestados (23 %) está trabajando por su cuenta. Según el estudio, para la fecha de la encuesta había más personas con trabajos secundarios que antes del inicio de la coyuntura.

Parte importante de los encuestados percibía ingresos en bolívares. Sin embargo, 5 % de las personas que participaron en el estudio debieron buscar ingresos en dólares. Se registró una disminución importante en la entrada de dinero de las familias. Más del 70 % recibe máximo 10 dólares, aunque la encuesta no especificó si este monto representa el sueldo mensual o quincenal.