Gobierno francés evalúa este martes posibles nuevas restricciones

CORONAVIRUS · 28 DICIEMBRE, 2020 12:36

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Gobierno francés analizará este martes la posible imposición de nuevas restricciones para frenar el avance de la pandemia, en un momento en que el ministro de Sanidad, Olivier Véran, no excluye un tercer confinamiento en caso de que se agrave la situación.

El Ejecutivo celebrará un Consejo de Defensa por videoconferencia centrado en la situación sanitaria y presidido por el jefe del Estado, Emmanuel Macron.

“Nunca excluimos medidas que podrían ser necesarias para proteger a la población. Eso no quiere decir que la decisión ya esté tomada, sino que observamos la situación hora a hora”, dijo este domingo Véran en el semanario Le Journal du Dimanche (JDD).

El Elíseo confirmó este lunes que mañana no se anunciará ninguna medida. Según los medios locales, las autoridades quieren esperar a principios de enero para medir el impacto de las vacaciones de fin de año sobre la circulación del virus en el país.

Francia registró ayer 8.822 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas, en las que con motivo de las fiestas navideñas se efectuaron muchos menos pruebas porque la mayor parte de los laboratorios estaban cerrados.

A esa cifra, que sitúa el total de positivos por encima de los 2,55 millones desde el inicio de la pandemia, se añade la de 175 muertos en un día, para totalizar 62.746.

“No podemos permitirnos dejar que la epidemia se dispare de nuevo. Tomaremos las medidas necesarias si la situación se agrava”, añadió Véran en el JDD.

Las regiones del Gran Este, la de Borgoña, en el centro del país, y la de los Alpes Marítimos, en el sur, centran la preocupación de las autoridades y sus respectivos responsables locales se han mostrado partidarios de la instauración de confinamientos localizados.

Mientras, la campaña de vacunación en Francia contra el COVID-19 comenzó este domingo. La primera etapa durará unos dos meses y se centrará en personas residentes en centros de mayores, casi 1 millón.

Posteriormente se vacunará al resto de los mayores de 65 años y a los pacientes de riesgo, unos 14 millones de personas en total, y después está previsto que esa vacuna se extienda al resto de la población.

Con información y foto de EFE