Los Estados deben priorizar igualdad sobre ganancias y acaparamiento de vacunas, dice ONU

CORONAVIRUS · 30 NOVIEMBRE, 2021 07:49

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Varios expertos de la ONU instaron a los Estados a actuar de manera decisiva para garantizar que todas las personas tengan acceso igualitario y universal a las vacunas contra el COVID-19, en especial aquellas en países de ingresos bajos que han sido dejados de lado en la respuesta global.

“El aplazamiento de la 12ª Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) no debe ser una razón para retardar el progreso alcanzado: al contrario, confirma la necesidad urgente de una acción colectiva para enfrentar la desigualdad en las vacunas”, dijeron los expertos a través de un comunicado de prensa.

La Conferencia Ministerial, que debía comenzar el 30 de noviembre, ha sido postergada indefinidamente luego de que brote de una variante especialmente transmisible de COVID-19, ómicron, llevara a algunos Gobiernos a imponer restricciones de viaje.

“Los Estados tienen la responsabilidad colectiva de usar todos los medios disponibles para facilitar un acceso más rápido e igualitario a las vacunas”, dijeron.

Esto incluye la introducción de una exención temporal de los derechos de propiedad intelectual relevantes en relación con el Acuerdo de la OMC sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (Acuerdos sobre los ADPIC) para garantizar que la protección de las patentes de vacunas no sea un obstáculo para el disfrute efectivo del derecho a la salud.

“Los Estados también tienen la responsabilidad individual de garantizar la distribución equitativa de vacunas dentro de sus países y entre países, evitando el acaparamiento y mejorando la distribución. Además, las empresas tienen la responsabilidad independiente de asegurar que sus acciones no tengan un impacto adverso en los derechos humanos”, dijo Surya Deva, presidente del Grupo de trabajo sobre empresas y derechos humanos.

Abordar la crisis de salud de manera equitativa debe tener prioridad sobre la maximización de ganancias por parte de las corporaciones y el acaparamiento de vacunas por parte de los países de altos ingresos, dijeron los expertos.

“Todas las personas deben tener acceso a una vacuna contra el COVID-19 que sea segura, efectiva y oportuna”, dijeron los expertos independientes nombrados por el Consejo de Derechos Humanos, de cara a la 12a Conferencia Ministerial de la OMC, que comienza el 30 de noviembre de 2021. “La prioridad debe ser la garantía de que todas las personas en todas partes puedan disfrutar de los beneficios del progreso científico y el más alto nivel de salud.”

De casi 8 mil millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 administradas globalmente hasta la fecha, solamente 5.5 % han sido destinadas a países de ingresos bajos, de acuerdo a “Our World in Data”, una publicación que da seguimiento a datos sobre la pandemia.

El 14 de octubre, los expertos enviaron 44 cartas a la OMC, a los Estados del G7 y G20, a la Unión Europea y a compañías farmacéuticas instando a un acceso igualitario y universal a las vacunas. Hasta la fecha, solo se han recibido seis respuestas.

“Nos preocupa profundamente que aquellos que han sufrido gravemente esta pandemia -por ejemplo, las personas que viven en pobreza y otros individuos marginalizados, sin acceso a protección social, agua, servicios sanitarios esenciales o información sobre la pandemia- sean también los y las que se está dejando atrás en la campaña mundial de vacunación”, dijo Olivier De Schutter, relator especial sobre pobreza extrema y derechos humanos.

“Cualquier otro enfoque que ignore los derechos humanos será contraproducente en nuestro mundo interconectado, e incrementará los efectos negativos y los riesgos, incluyendo el surgimiento de nuevas variantes, como ómicron, que podrían hacer que las vacunas existentes sean menos efectivas. Nadie está a salvo hasta que todas y todos estemos a salvo”, concluyeron los expertos.