Termómetros infrarrojos no matan neuronas ni dañan la retina

COCUYO CHEQUEA · 27 JUNIO, 2020 09:00

Termómetros infrarrojos no matan neuronas ni dañan la retina

Texto por Jeanfreddy Gutierrez | @Jeanfreddy

Ver más de

Jeanfreddy Gutierrez | @Jeanfreddy

¿Cómo valoras esta información?

23
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
4
QUÉ CHIMBO

Una rayito inofensivo. Una nueva teoría de conspiración ha circulado en redes sociales y grupos de mensajería instantánea que asegura que la luz roja de los termómetros infrarrojos mata unas mil neuronas cada vez que es usado contra la frente de las personas.

De acuerdo al narrador del vídeo “esta verdad no le conviene a las autoridades sanitarias” porque hay un “poder oculto que se beneficia vendiendo más medicinas”. Y aunque no aparece en las imágenes, se identifica como el doctor Mena.

Esta información fue recibida a través del correo de la Unidad de Datos y Fact-Checking de Efecto Cocuyo y por el cual usted también puede enviar sus dudas sobre desinformación e información dudosa al [email protected]

¿Cómo funcionan?

Existe una diversidad de termómetros infrarrojos para medir temperaturas en humanos y que derivan de los usados de forma industrial que sí usaban un rayo láser pero que en el caso de los de uso médico sólo es un sensor que mide las vibraciones infrarrojas de de energía en forma de calor que emiten las personas, como explicó una oftalmóloga al diario puertorriqueño Primera Hora.

Los hay en una variedad de precios que van desde los 10 a los 500 euros, según sea su precisión y capacidad de corregir errores derivados de la temperatura ambiente o la distancia necesaria para tomar una medida adecuada, detalló el doctor Lorenzo Armenteros, portavoz de Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia a El Diario.es.

Su principal ventaja es que puede tomarse a distancia y sin contacto, por tanto no necesita desinfectarse por cada uso y han sido usados antes en las epidemias de ébola o gripes como la AH1N1. Ambos médicos coinciden en decir que no hay ningún tipo de daño sobre el cuerpo humano. La luz roja que se ve es un láser de bajísima intensividad sin ningún posible daño sobre el ser humano.

Una explicación detallada de su funcionamiento fue publicada en la sección Omicrono del diario El Español, que detalla que: “El termómetro infrarrojo mide la cantidad y la emisividad de esa radiación en el espectro infrarrojo, las convierte en una corriente eléctrica y ésta a su vez en un número que mostrar en una pantalla; que será la temperatura”.

Tampoco la retina

En otros países como Colombia, Perú y Argentina la desinformación que circuló acusaba a estos termómetros de dañar los ojos. Esto fue desmentido por La Silla Vacía, Ojo Público y Chequeado, quienes consultaron a facultativos en sus respectivos países, que repitieron la información: sólo mide infrarrojos, emite láser de baja intensividad y ni puede lesionar la retina ni ninguna otra parte del cuerpo.

Veredicto

Los termómetros infrarrojos no emiten ningún láser sino que tienen una luz de bajísima intensidad para apuntar. Estos equipos funcionan midiendo emisiones infrarrojas de calor emitidas por el cuerpo. Las emisiones infrarrojas la transforma en energía eléctrica y luego en un dato de temperatura. Su precisión dependerá del modelo y de la distancia en la que se toma, mientras más cerca mejor, pero no es necesario el contacto.

Por tanto, es totalmente falso que pueda dañar la retina, el cerebro o cualquier otra parte del cuerpo.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: