Ministerio de Ecosocialismo asignó Bs. 1 millardo para proyecto de viveros que no arrancó

COCUYO CHEQUEA · 22 JULIO, 2018 08:00

Ver más de

Jeanfreddy Gutierrez | @Jeanfreddy


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Hace 40 años, cuando el señor Juan Hilario se mudó a Palmarote, no había electricidad ni asfalto, pero sobraba el agua. Todas las fincas, conucos y viveros se surtían de la quebrada Pira Pira, que bajaba desde las montañas que circundan este caserío en la frontera entre  los estados Carabobo y Cojedes.

Había potencial para la siembra de cacao, el ecoturismo y la producción de frutas, pero eso se acabó con el hallazgo de la minería. El bosque está desapareciendo y la lluvia cae sobre la tierra desnuda. Las botas que antes servían para mantener los pies secos, caminan sobre un lecho seco, buscando a los mineros que han dejado a los vecinos sin agua para cuidar a sus animales, cocinar y bañarse.

Sin árboles no hay agua. Los embalses no sólo se llenan con la lluvia que cae sobre ellos, sino también por los acuíferos subterráneos, cuando es absorbida por las raíces de las plantas. En su ausencia, el agua se arrastra por las laderas con piedras y lodo, convirtiéndose en escorrentías. Entonces los ríos se secan y se llenan de sedimentos, lo que reduce el almacenamiento de los embalses. La quebrada Pira Pira, ahora casi desaparecida, desemboca en el embalse Pao Cachinche.

La Unidad de Verificación de Efecto Cocuyo revisó la Memoria y Cuenta 2017 del entonces Ministerio de Ecosocialismo y Agua, donde se explica que el plan consistía en establecer o rehabilitar viveros para producir más de un millón de plantas, con las cuales se reforestarán áreas de producción de agua.

Viveros invisibles

Cada proyecto del Ministerio tiene una ficha en la Memoria. En esta se señalan datos como el ente encargado, fechas de inicio y culminación, así como avances físicos y financieros.

En la de reforestación mediante viveros se puede observar que el ámbito geográfico era de 16 estados, una cuenca cada uno. Para esto se habría invertido la cantidad de 363 millones 908 mil 500 bolívares, lo que equivale a 14,3% del presupuesto. Sin embargo, otro cálculo fue realizado, pues el documento señala un 18% del dinero usado.

Más sorpresas se encuentran en la ficha. Un programa de “viveros existentes rehabilitados y comunitarios construidos”, con más de un millardo de bolívares asignados, ni siquiera fue iniciado en 2017. Aunque no se explican las razones.

Viveros ficha Memoria Ecosocialismo 2017

Ficha del proyecto de viveros en la Memoria y Cuenta 2017 del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas

Un segundo programa, esta vez para viveros institucionales rehabilitados, así como el fortalecimiento de comunitarios y escolares señala que se lograron 46 de los 69 planificados, usando 14% del dinero, más de 111 millones de bolívares.

Un poco de luz se puede encontrar en la sección de logros de la Memoria. Allí se enumeran la rehabilitación de tres viveros institucionales -como dice la ficha- y la construcción de 43 comunitarios y escolares, aunque teóricamente el proyecto sólo se planeaba fortalecer a los ya existentes.

Por otro lado, admite que las actividades, que incluyen recolección de semillas y reforestaciones, se concentraron en Amazonas, Anzoátegui, Apure, Carabobo, Cojedes, Delta Amacuro, Falcón, Lara, Mérida, Táchira, Trujillo, Yaracuy y Zulia, es decir, sólo 13 estados, excluyendo entonces a Aragua, Barinas y Bolívar.

Para abonar a la incomprensión de esta rendición de cuentas, la misma señala que lograron establecer 73 convenios con consejos escolares, instituciones y consejos comunitarios (sic) para producir 2.283.000 plantas forestales y frutales en 4.550 hectáreas. A pesar que la ficha establece 1.071.000 árboles en tan sólo 350 hectáreas.

Al contrario, la Memoria no dice nada de la reunión que se realizó en febrero de 2017, que anunció que se pretendía proteger 41,5 hectáreas en el municipio Antolín del Campo, en el estado Nueva Esparta. Se destinarían 103 mil 750 árboles en este Plan de Reforestación de Cuencas. Según nota de prensa del mismo Minea, se iban a establecer diez viveros para proteger las cuencas de tres ríos. La entidad no aparece en el proyecto original, y no está entre los logros publicados.

Lo que sí se hizo

Más allá de promesas y metas, viejas y nuevas, están los hechos. Según la ficha, realmente se lograron germinar para reforestación 254 mil plantas (24% de la meta) y proteger apenas 86 hectáreas (apenas una por cada cuatro planificadas). Lo que se reduce a 11% de plantas y 1,9% de áreas recuperadas si se consideran las metas de los convenios establecidos.

La inversión alcanzó los 222.637.500 bolívares, casi la mitad del dinero (49%) aprobado, por lo que cada plántula costó más del doble de lo presupuestado: 876,52 bolívares en lugar de 421,83 bolívares.

Pero hay aún más confusión en esta rendición de cuentas: la Memoria señala que estas plantas se habrían producido en tan sólo seis estados: Aragua, Carabobo, Delta Amacuro, Mérida, Táchira y Trujillo, y no en los 13 donde se establecieron los viveros.

Más aún, se revelan inconsistencias. ¿Cómo es posible que se produjeran plantas en Aragua y Carabobo donde el entonces Minea dice que no rehabilitó ni construyó viveros pero tampoco mostró logros sobre otros ya existentes?

Mucho menos para el futuro

Para el 2018 -aunque la Memoria erróneamente dice 2017 en la sección de planes para próximo año- el ministerio planear “rehabilitar y establecer 35 viveros institucionales, comunitarios y escolares” con una inversión de Bs 384.174.554 y reforestar 1.600 hectáreas para conservar cuencas con un presupuesto de Bs. 1.115.825.446.

Proyecto de viveros comunitarios del Min Ecosocialismo

Esto representa en números menos de la mitad del dinero para los viveros, mientras que para conservar áreas prioritarias pasa de casi 856 mil bolívares por hectárea a un poco más de 697 mil bolívares, lo que implica 18% menos. Sin embargo, considerando la inflación de 2.700% de la Asamblea Nacional, el valor real del dinero se reduce más del 96%, lo que lo hace insuficiente y deficitario.

Una nota de prensa del 22 de abril de 2018, por el Ministerio de Comunicación e Información, revela que 20 mil árboles han sido plantados de una meta de 1,5 millones. Lo que implicaría un promedio de 4.110 por cada día. Sin embargo, el anuncio apenas alcanza al 1,3% de la meta anual y está lejos de los 460 mil árboles que ya deberían haberse plantado.